sábado. 24.07.2021 |
El tiempo
sábado. 24.07.2021
El tiempo

Si no te mueves no sales en la foto

Según Statista, cada minuto se suben hasta 65.000 fotos a Instagram. Hace 190 años, cuando surgen las primeras fotografías, era impensable que se pudiera manejar tal rapidez en el mundo de las instantáneas. 

El científico francés Nicéphore Niepce obtuvo en 1824 el primer resultado fotográfico de la historia, un proceso que requería al menos de varios días. Desde entonces, la fotografía ha evolucionado enormemente y con ella, las demandas del público. Los avances tecnológicos fueron los que llevaron a empresas como Polaroid o Kodak a la cresta de la ola pero también los responsables de que descendieran rápidamente.

A finales del siglo XIX se fundó la que fue por mucho tiempo una de las marcas más valiosas de EE.UU, Kodak. Llegó a tener más de 140.000 empleados en todo el mundo y grandes ingresos. Sin embargo, acabaron perdieron su prestigio por sus propias decisiones. En 1975 sacaron la primera cámara digital, de poca calidad y alto precio tecnológico. Eran conocedores desde hacía tiempo de la importancia que iba a adquirir la fotografía digital y, de la rapidez que exigirían los usuarios en estas. Aún así, no supieron ver el nuevo contexto y se centraron demasiado en mejorar sus tecnologías para imprimir fotografías en lugar de dar soluciones rápidas y eficaces al usuario. Ni los 120 años de trayectoria, ni poseer alrededor de un 90% del mercado de cámaras, fueron suficientes. El año 2012, Kodak se declaró en bancarrota y actualmente, está lejos de ser puntero en el mundo de la fotografía. 

Polaroid, la instantánea que no fue tan rápida

En los años sesenta surge la antesala a las cámaras digitales. A medio camino entre el revelado analógico y la rapidez de lo digital, la cámara de Polaroid Land Model 95 obtuvo un éxito inesperado, al ser la primera cámara que revelaba fotos en el momento de ser tomadas. 

Tras años de éxitos, su prometedor negocio comienza a caer, ya que la competencia de la fotografía digital hace que las instantáneas ya no sean algo novedoso. Los 60 segundos que tarda en salir la foto son una eternidad si se compara con la inmediatez digital. La empresa se declaró en quiebra en 2008 .

-------------------------
Existen 3 lecciones que nos dejan estas historias:

1. Hay que pensar "fuera de la caja”. Más que una frase cliché, es la diferencia entre el que detecta la oportunidad y el que no. Cuestionar el orden actual de las cosas, comprender el estado actual y detectar hasta dónde se podría llegar. 

2. No descuidar nunca a la competencia ni el "clima social": ¿qué habría ocurrido si Kodak o Polaroid  hubiesen realizado una lectura más acertada de su competencia? 

3. La rapidez de adaptación: La capacidad de adaptarse no se suple por la experiencia, que por si sola nos puede jugar una mala pasada, si no se acompaña de una lectura acertada del entorno. 

En definitiva, Kodak y  Polaroid son ejemplos de empresas que lo fueron todo y no supieron adaptarse. El efecto campana que se produce en organizaciones de éxito y generalmente de gran tamaño viene dado por la falta de atención al entorno, la querencia por parte de asesores y mandos intermedios a decirle a los prebostes de la empresa lo que quieren oír y la fatuosidad con la que miran a sus competidores y el resto del ecosistema empresarial.

Tecnologizarse o morir, porque si no te mueves no sales en la foto. 

Si no te mueves no sales en la foto
comentarios