Martes. 20.11.2018 |
El tiempo
Martes. 20.11.2018
El tiempo

Se buscan candidatos

PARTIDO CON implantación nacional busca candidatos para todas las circunscripciones. Se valorarán las siguientes condiciones: ser jóvenes, preferiblemente guapos, con medidas y tallas contenidas, y acostumbrados a las prendas de marca, aunque se acepta también a los compradores de ropa de temporada en Zara. 

No es imprescindible ideología previa, aunque se valora experiencia anterior en algún partido, o mejor en varios, ya que esto se considera señal de inquietud y evolución. No supone obstáculo alguno el desconocimiento de la política local, regional o nacional, o de los problemas esenciales de los ciudadanos. No se requiere tampoco inquietud crítica o intelectual ya que el partido suministra argumentarios, a los que es necesario ceñirse en todas las comparecencias públicas. 

Se debe tener también capacidad de defender lo blanco y lo negro en la misma frase, de actuar con un oportunismo que llega a ser desquiciante. Y por último, y para tranquilidad de los interesados, se comunica que si uno ha sido primer ministro de otro país, la exigencia  de someterse a unas elecciones primarias previas (algo que se exige enfermizamente a los partidos políticos rivales) no son de aplicación, si se encaja en el perfil que se busca.  

Las elecciones se acercan y los partidos tratan de captar nuevas caras con la vista puesta en 2019, y lo cierto es que los “nuevos partidos”, que ya no lo son tanto, curiosamente cada vez se parecen más a los “viejos” y ahora incluso buscan nutrirse de esas canteras de líderes. 

La maquinaria se ha puesto en marcha, y a pesar de que basta con un nombre, unos datos y una firma, los partidos tendrían que tener presente que la democracia supone un contrato con los ciudadanos para ofrecerles los candidatos que mejor sirvan al bien común.

Aunque en cada momento pedimos a los líderes virtudes diferentes, si tratamos de dibujar el perfil del candidato perfecto, la lista de atributos, llenaría folios y folios. ¿Qué valoran los ciudadanos? ¿Qué mirada, que actitud, qué mensaje convence a los votantes? ¿Qué cualidades debe tener un político para ser un buen candidato? 

A esos partidos nuevos en búsqueda de talento político para presentar al altar de la democracia, me atrevería a sugerirles que a la hora de cerrar sus tratos bien harían en buscar perfiles en los que destacasen virtudes como: Servicio a la comunidad (liderar significa servir); Responsabilidad; Saber Escuchar; Sensatez (para explicar la verdad de las cosas y no decir a todo que sí); Amabilidad y Proximidad (la política de despachos se ha acabado, la gente pide opinar y participar y un candidato debe estar próximo a su electorado). A esto debemos sumar también Competencia, Dinamismo (percepción del candidato como activo y positivo), Capacidad de Emocionar y Empatizar, y Talento para ilusionar y motivar.

En resumen, los candidatos deberían cultivar las tres haches: Humildad (la vanidad y la arrogancia acaban consumiendo a los políticos), Honradez (el electorado la valora ahora más que nunca por los repetidos casos de corrupción) y sentido del Humor. 

Si nuestros políticos tuviesen este perfil nuestra democracia daría un salto de calidad extraordinario y se acabarían muchos de los problemas que ha provocado la desafección política de nuestra sociedad.

Se buscan candidatos
Comentarios