Rocío Cortés Galdo
Rocío Cortés Galdo
Opinión

Revilla

Revilla me ha hecho llorar. Será que con los años me he vuelto una blandengue, porque ahora a la mínima que oigo o veo algo emocionante, se me arrasan los ojos de agua.  Eso fue, exactamente, lo que me pasó el lunes cuando escuché a Revilla hablar de su (segunda) mujer, Aurora, una media…