jueves. 28.10.2021 |
El tiempo
jueves. 28.10.2021
El tiempo

Puede consultar la última entrada en el blog haciendo click aquí.

Disculpen las molestias.

La incómoda cohabitación

Temas espinosos como el bus, las barracas o los fondos de la UE ponen a prueba el bipartito

EL DECRETO de organización del gobierno local es una especie de tratado de no agresión concebido para delimitar cada una de las competencias que asume cada socio del bipartito municipal. Y, a pesar de que a veces se alude a la transversalidad de algunas inversiones, lo cierto es que tanto el PSOE como el BNG suelen respetarse los marcos de las fincas.

Sin embargo, en este otoño que acabamos de inaugurar aparecen en la actualidad municipal temas espinosos que están poniendo a prueba ese pacto de cohabitación, que en ocasiones obliga a tragar sapos a quien se ve maniatado por el decreto.

El asunto polémico que más está llamando la atención en los últimos días tiene que ver con la organización de las fiestas patronales de San Froilán, un cometido del que siempre se encargó el área de cultura, aunque exista como tal una protocolaria comisión municipal de fiestas. La edil nacionalista Maite Ferreiro es la cabeza visible de los ramistas y esta semana ha tenido que lidiar con un protagonista de las fiestas que suele hacerse oír por mega - fonía, los empresarios de las barracas.

Tras año y medio en blanco por la pandemia, el pasado verano este sector comenzó a instalar sus atracciones en localidades que apostaron por recuperar la esencia de sus fiestas manteniend o La incómoda cohabitación protocolos de control y distancias. Sin embargo, cuando pensaban que la última gran fiesta del año en Galicia les iba a dar la oportunidad de recaudar unos euros, se encontraron con la negativa de la concejala de cultura a autorizar las barracas, porque considera imposible perimetrar el ferial, una medida que la Xunta cree que no es necesaria.

La polémica, que ya tiene tintes políticos al tratarse de un nuevo desencuentro entre Concello y Xunta, ha llevado a la alcaldesa Lara Méndez a intervenir, reuniéndose con los feriantes en busca de soluciones. La oposición del PP no ha tardado en considerar el movimiento como un "principio del fin del matrimonio de conveniencia", aunque el movimiento parece más bien enfocado a tratar de que se visualice que la regidora está interesada en que las fiestas vuelvan a tener tirón y atraigan visitantes a una ciudad necesitada de reactivación económica.

BUSES. Pero si el de las barracas es una vela candente que tendrá que aguantar el palo nacionalista, otro de los asuntos que transita por la sinuosa frontera que marca el pacto de gobierno es la reordenación del bus urbano, que está generando más quejas de las esperadas y que la federación vecinal ha convertido en asunto de Estado tras comprobar las heridas que puede causarle a un BNG que repudió su propuesta de ‘colaboración’. Los nacionalistas evitaron inicialmente la reunión solicitada por los dirigentes vecinales para tratar el asunto y la tensión no paró de crecer, con intercambio de reproches entre el líder vecinal Jesús Vázquez y el teniente de alcalde, Rubén Arroxo. Los socialistas, conscientes de que las quejas de los usuarios también les pueden afectar a ellos, instaron entonces al BNG a hablar con la federación y la reunión se celebró finalmente, aunque no hubo foto de Vázquez con Arroxo. Ahora queda por ver cómo se conseguirán atender las demandas vecinales sin alterar el nuevo sistema de líneas.

FONDOS EUROPEOS. Y el último asunto con el que la oposición quiere sacar punta a cuenta del reparto de competencias del bipartito tiene que ver con la gestión de los fondos europeos, un cometido que el famoso de decreto de organización dejó en manos de la Alcaldía. Sin embargo, hace unos días Arroxo firmó un decreto en el que proponía nueve proyectos de su área para optar a la lluvia de millones del plan Next Generation, que busca un nuevo modelo de movilidad en las ciudades.

Sobre el papel, el dinero que se logre captar tendría que ser gestionado en base al reparto que nacionalistas y socialistas tienen en los presupuestos, aunque la semana próxima, cuando la Alcaldía presente los proyectos que optarán a esos fondos y se vea quién los gestionará, es cuando se podrá saber si hay o no hay tema.

La incómoda cohabitación
comentarios