domingo. 01.11.2020 |
El tiempo
domingo. 01.11.2020
El tiempo

Las claves de una semana decisiva

A siete días de las elecciones, las encuestas en Galicia dicen lo mismo que hace un mes, lo mismo que antes del 5-A y, en el fondo, lo mismo que en 2016 o 2012: la derecha gana y la izquierda se reordena. Todas coinciden en que Feijóo repetirá la mayoría absoluta y que PSdeG y BNG se repartirán el botín del naufragio de lo que en un día fue En Marea, aunque no se sabe muy bien en qué proporción.

Han pasado media campaña y un debate y la demoscopia no se mueve ni un milímetro. A estas alturas del año, en Galicia parece que solo avanzan el coronavirus y la maleza. Sin embargo, queda una semana por delante en la que puede pasar de todo. Existe una serie de elementos clave sobre los que pivotará finalmente el resultado electoral y cualquier alteración en ellos puede resultar determinante el 12-J.

→ Participación

El primero de ellos es sin duda la participación. Si el debate de la TVG no fue muy clarificador para los indecisos, tampoco fue muy esperanzador en cuanto a su papel de activación del electorado. No se puede obviar que las elecciones se convocan en medio de una pandemia que no acabamos de superar, en pleno verano con media Galicia de vacaciones y con una campaña nada convencional. Un cóctel que invita a pensar en una participación más bien baja.

En Francia, la segunda vuelta de las municipales se quedó días atrás en el 40%, un porcentaje récord a la baja en el país vecino. En Galicia, tradicionalmente las autonómicas se movieron en los últimos años en un 63%, mientras que en abril de 2019, cuando el PSdeG le ganó por primera vez al PPdeG —fue en las generales—, se disparó por encima del 66%. Ahora, para el 12-J, algunos informes hablan de que podría bajar del 60%. Hay bastante coincidencia a la hora de aventurar este escenario; pero no tanta a la hora de explicar a quién beneficiará, ya que no es lo mismo que la abstención sea gente mayor del caladero de votos del PP o juventud con preferencia por la izquierda.

→ Coronavirus

Si la pandemia ya se había convertido en un asunto central de la campaña, ahora con los primeros rebrotes en Galicia su protagonismo se multiplica. Es otro de los elementos clave de cara al 12-J, porque si algo aprendimos del virus es su capacidad para ponerlo todo patas arriba en siete días.

De la evolución de los rebrotes existentes o de la aparición de más dependerá en buena medida el comportamiento de los gallegos en las urnas, tanto en la participación como en su decisión.

→ Economía

Por último y directamente relacionado con lo anterior, la economía también tiene esa capacidad de ponerlo todo patas arriba en tiempo récord. En una semana puede pasar de todo, desde un anuncio estrella para salvar Alcoa al desembarco de una inversión millonaria o la mala noticia de una subida de impuestos. Al fin y al cabo, pocas cosas influyen tanto a la hora de votar como el bolsillo.

Las claves de una semana decisiva
comentarios