lunes. 26.10.2020 |
El tiempo
lunes. 26.10.2020
El tiempo

Un hijo afortunado

Antes que contar con buenos generales prefiero tener generales con suerte. Lo dijo Napoleón después de pasarse la vida en campos de batalla, donde se dio cuenta de que hay lugares, victorias, glorias adonde solo se puede llegar a lomos de la fortuna. Todos tenemos derecho a montar ese corcel de vez en cuando; nadie, por mucho que camine entre la niebla, puede decir que la suerte jamás le haya asistido, pero... ¿existen los generales que buscaba Napoleón? ¿Hay gente que nace con estrella? Respondió a esto John Fogerty, cantante de la Creedence Clearwater Revival, cuando en 1969 escribió ‘Fortunate Son’ (hijo afortunado). En 2.21 maravillosos minutos denunció la suerte que tenían los vástagos de los senadores, millonarios o militares a la hora de no ser reclutados para luchar en la guerra de Vietnam. Medio siglo después, Donald Trump ‘pincha’ esa canción en sus mítines mientras ondean cientos de banderas y a Fogerty se le comen los demonios porque sabe que Trump, después de agotar las prórrogas por estudios, alegó un espolón óseo en el talón, una dolencia menor, para librarse de Vietnam. Fogerty no puede soportar que su ‘Fortunate Son’ suene precisamente para mayor gloria de un hijo afortunado.

Un hijo afortunado
comentarios