Miércoles. 19.12.2018 |
El tiempo
Miércoles. 19.12.2018
El tiempo

Artículos de Luis A. Rodríguez, centrados en la Ribeira Sacra.

Y si no, también

Con o sin ayuda de la Unesco, el geoparque Montañas do Courel será una realidad


ME SATISFACE, y mucho, la determinación con la que los alcaldes de los municipios de O Courel, Ribas de Sil y Quiroga intentan sacar adelante su proyecto de geoparque denominado Montañas do Courel. Tienen todo listo para que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) le dé este título a nivel mundial. Solamente falta una carta de apoyo que debe emitir la comisión nacional de cooperación con este organismo mundial. El tiempo se agota, pues el plazo para remitir toda la documentación para su valoración finaliza el día 30 y nada se sabe de ese papel de recomendación.

Los regidores de estos municipios tienen fe en conseguirlo, pero en caso contrario, y no poder enviar el dosier dentro del plazo marcado no han dudado en señalar que seguirán adelante con su iniciativa, que irán, por así decirlo, por libre. Eso, una vez más, es determinación.

Montañas do CourelY es que están totalmente convencidos de que disponen de tal cantidad de elementos geológicos, naturales y patrimoniales que incluso sin ese marchamo de calidad que concede la Unesco su territorio atesora los suficientes recursos como para convertirse en un referente y un lugar más que apetecible para visitar.

Ellos, independientemente de todo, siguen a lo suyo. Claro ejemplo es el plan para poner en funcionamiento un centro de interpretación de la minería romana en Ribas de Sil y otro en O Courel centrado en la gran cantidad de cuevas calizas repartidas por todo el municipio, a lo que se le suma los museos geológico y etnográfico que ya funcionan en la villa de Quiroga.

No solo los mandatarios de O Courel, Quiroga y Ribas de Sil están convencidos de la importancia de lo que tienen. Los expertos son de la misma opinión y hablan de importantes recursos, como hasta siete parajes de pliegues geológicos tumbados que por su excepcionalidad ya pertenecen al listado del Global Geosites español, pero también del patrimonio aurífero. Los arqueólogos han inventariado en la zona un centenar de yacimientos explotados hace 2.000 años por los romanos. Cuarenta de ellos están en Ribas, siendo el más llamativo el de O Covallón, formado por una docena de minas.

Otro pilar importante son las cuevas que esconde la montaña. Los espeleólogos tienen catalogadas en la zona 150 grutas de todo tipo. Hay cavidades totalmente verticales, como la sima Aradelas, y otras, como la de A Teixeira, con más de cuatro kilómetros de longitud.

La peculiaridad de las cuevas courelás es que unas se comunican con otras por túneles y que en su interior pueden encontrarse desde restos fósiles a abundantes estalactitas y estalagmitas, pasando por ríos subterráneos.

Como pueden comprobar, no se puede pedir más. La Unesco ha respaldado otras candidaturas que, sin menospreciarlas por mi parte, hay que decir que no disponen de la cantidad de recursos que si posee la zona Montañas do Courel. Por ello, al menos un servidor, no entiende como esa comisión nacional de cooperación con el organismo de la Naciones Unidas no da su carta de recomendación de una vez por todas.

Pero volviendo al inicio, a cuando comentaba la decisión, la determinación de poner en marcha el geoparque con o sin la ayuda de la Unesco, esta se ve también en la reciente visita que el grupo realizó al geoparque Las Loras, que ocupa parte del norte de las provincias de Burgos y Palencia.

Fueron para conocer como gestionan los recursos y, sobre todo, cómo se ha implicado la población en esta iniciativa.

Como ven, los de Montañas do Courel no paran. Están muy activos, con toda su voluntad puesta en sacarle rendimiento a su patrimonio geológico y natural en vez de mantenerlo, como hasta ahora y por así decirlo, inerte, sin sacarle el provecho preciso y necesario.

Y si no, también
Comentarios