Blogue | 'Fashion corner'

¡Toca sacar los abrigos!

Este mes marca el momento de revisar las prendas exteriores gruesas. Si necesitas renovar alguna, toma nota de las mejores compras

LA GABARDINA es la primera prenda exterior que te has puesto para salir a la calle este otoño, pero ahora sí que sí: podemos dar por inaugurada la temporada oficial de abrigos. Octubre es esa época en la que se ve a unas personas con plumíferos y a otras en manga corta, pero en este penúltimo mes del año, a la pregunta de cómo vestir, las expertas suelen señalar estas prendas básicas pero imprescindibles: unas deportivas, un jersey de cuello cisne, una camisa blanca, una falda midi y un buen abrigo. Invertir en esta última prenda se presenta como una absoluta necesidad porque, además de por cuestiones estilísticas, es algo que nos va a acompañar durante muchas semanas y que rescataremos cada año a estas alturas.

Blog Abrigo

EL MODELO ESTRELLA. Al igual que el verano tiene su vestido favorito, cada invierno hay un abrigo que adoramos todavía más. Sin embargo, lo bueno de este protagonista del guardarropa de invierno es que resiste bien a las tendencias y no se renueva tanto como otras prendas. No cabe duda de que supone una inversión mayor que el resto de prendas, por lo que se selecciona con más cautela y se piense bien la compra. Y más que adaptarse nosotros a las pasarelas, es más bien al revés, por lo menos este 2022. Porque el mejor must have es el abrigo más clásico: el cámel con la bandera de Max Mara. Desde Valentino hasta Miu Miu, ninguna de las grandes casas de moda han querido dejar de proponer este patrón de líneas rectas, aunque apuestan por introducir pequeños cambios o, como hace Dior, le suma un corsé en la cintura. Si ya tienes uno, genial, y si no te aseguro que no te costará nada encontrarlo.

MÁS PROPUESTAS. La radiografía de las tendencias marca que la clásica cazadora de aviador se reinvente en invierno en un abrigo con borreguito. Una opción que nos convence mucho para la transición de los abrigos más fi nos a los más pesados de pelo o plumas, que intentaremos mantener en la percha hasta finales de año. Atención a los estampados como el de pata de gallo o más estilo royal en lana. Seguro que tienes en tu radar de fichajes un abrigo largo de paño en negro, gris, azul o granate, así que qué mejor forma de incorporarlo que así para salir de lo sobrio.

En cuanto a abrigos más divertidos, no descartes uno de cuadros grandes, como los que llevabas en tu época adolescente. Rejuvenecen, levantan cualquier estilismo sencillo y puedes sacarle mucho partido.

Hasta que el pelo y las pieles no se impongan para darnos más calor y reconfortarnos durante los días más fríos del año cobran importancia los abrigos con algo especial: un detalle bonito, unos botones vistosos, un cuello de pelo o una manga abullonada. Liso, de lana y de un patrón de lo más sencillo para triunfar.

Alba Vila

comentarios