jueves. 05.08.2021 |
El tiempo
jueves. 05.08.2021
El tiempo

Blancas y radiantes

Y también sencillas, naturales y con un aire informal. Para seguir destacando en su gran día, pero más cómodas para disfrutarlo mucho.

LA PANDEMIA HA DADO UN vuelco a todos los eventos. La semana pasada veíamos como los Oscar volvían a recuperar un poco de glamur, aunque la tendencia minimalista sigue presente en muchos estilismos, y la mayoría de ellos nos sorprenden para bien. La transformación hacia looks más informales se impone. También para todas aquellas que van a dar el "sí, quiero". Las colecciones nupciales tradicionales dan un paso atrás y los diseñadores apuestan por líneas más puras y dan más importancia a los tejidos. Pero esto no significa que las contrayentes tengan que renunciar a su vestido soñado, todo lo contrario, porque sabemos cuáles son los diseños más especiales para esas novias informales.

BodaLÍNEAS PURAS. Los vestidos blancos son cada vez más sencillos y son muchas menos las que apuestan por grandes volúmenes o los clásicos cortes de princesa. Ahora, los cortes rectos y entubados son los que más suelen verse, al igual que las mangas francesas antes que los tirantes. Son diseños muy sencillos que deben incorporar algún detalle especial, como el de María, creado por Navascués, que incorporaba una cola de cuatro metros de largo, desmontable y con un tejido diferente. La practicidad en los looks para el gran día arrasa y las colas y los diseños de quita y pon podremos encontrarlos en cualquier parte. Así, conseguimos una silueta estilizada de líneas rectas, a la que también podríamos incorporar algún detalle en las mangas. En este tipo de vestidos es habitual encontrar espaldas de infarto. Y no nos extraña, porque durante la ceremonia es la zona que queda a la vista de los invitados, por lo que es una opción fantástica.

Otra opción es apostar por vestidos todavía más sencillos y poner encima alguna chaqueta o chal. La novia podría escoger un vestido como el de Lucía de Miguel que os mostramos y añadirle una prenda calada para buscar ese rollo más bohemio. En estos casos, triunfa el largo midi que deja el calzado a la vista.

El toque artesanal y romántico también se ha impuesto y muchas novias eligen diseños amplios y fluidos con tejidos muy especiales, con mucho encaje, bonitos flecos, volantes y gasas.

Además de los editoriales y las colecciones de primavera, Instagram también ha marcado el ritmo. Es habitual encontrarnos en la red a novias modernas que apuestan por el traje de chaqueta y pantalón, por un tres piezas o una blusa romántica con un simple pantalón de pinzas. Se trata de un look muy favorecedor, sofisticado y que ya no solo queda reservado para las bodas civiles.

Pensar en un vestido de novia informal que alguien haya llevado es acordarnos de los icónicos slip dress de los 90 y que han vuelto a nuestros días. De seda, con tirantes muy finos y el inconfundible sello del estilo Kate Moss.

Blancas y radiantes