martes. 29.09.2020 |
El tiempo
martes. 29.09.2020
El tiempo

Enoturismo seguro en Sober

Mirador situado en la bodega Regina Viarum, con vistas a los viñedos sobre el Sil. REGINA VIARUM
Mirador situado en la bodega Regina Viarum, con vistas a los viñedos sobre el Sil. REGINA VIARUM
Regina Viarum es la primera bodega de la Ribeira Sacra en obtener el sello STC, del Instituto para la Calidad Turística Española, que certifica su sistema de prevención frente al Covid-19

Vendimiar de forma heroica por socalcos con inclinación de más de 50 grados sobre el Sil y viñedos que parecen sacados de una película debido a su gran belleza son distintivos que caracterizan a la bodega Regina Viarum, situada en la subzona de Amandi (Sober). Pero esta bodega, con 4.000 metros cuadrados de extensión, ha sumado el distintivo Safe Tourism Certified (STC) otorgado por el Instituto para la Calidad Turística Española.

Se trata de un certificado que se otorga a todos los establecimientos de servicios turísticos que cuenten con un sistema de prevención de riesgos para la salud frente al coronovirus. Y Regina Viarum lo cumple. Esto la convierte en la primera bodega de la denominación de origen Ribeira Sacra en recibir este distitivo, que se suma al reconocimiento Q, de Calidad Turística, que ya posee. "Para nosotros esto reconoce nuestro afán de tener todas las medidas sanitarias y nos proporciona la confianza de que estamos haciendo lo correcto de cara estar lo más protegidos posible", explica Iván Gómez, actual gerente de la bodega.

El distintivo evalúa tanto las medidas que se toman con las visitas como con los trabajadores de la bodega, que en la actualidad suman 15 personas, de las cuales cinco se dedican al enoturismo. Todos ellos recibieron una formación específica sanitaria a cargo de un gabinete especializado. Los guías que se encargan de recibir a los visitantes siguen las pautas de lavado de manos, cumplimiento de la separación en grupos y uso de mascarillas, así como la desinfección de las ropas entre cada visita, que entra y sale por puertas distintas.

"Se reconoce nuestro afán por cumplir con las medidas y nos muestra que hacemos lo correcto para estar protegidos"

La bodega registra todas las personas que acceden a las instalaciones y realiza la desinfección de cada estancia tras el pase entre cada visita. De ello se encarga una empresa externa. "Actualmente tenemos un aforo máximo de 25 personas, por lo que hacemos seis visitas diarias, más personalizadas e individualizadas".

Los recorridos duran en torno a una hora y cuarto e incluyen una explicación sobre los viñedos, la elaboración de los vinos y un vídeo experiencial en una sala con metro y medio de separación entre asistentes. Siguen con una cata comentada de los caldos godello, mencía, treixadura, rosae o ecológico, entre otros. La degustación puede ser de dos, tres, cuatro o cinco vinos. La visita finaliza en un espectacular mirador sobre los bancales.

Además de la ruta enoturística, se puede concertar una comida en la bodega, para un mínimo de 15 personas, donde se ofrecen productos de temporada y de la zona. Este año, además, Regina Viarum repartió 1.000 bonos de experiencias gratuitas de enoturismo para los profesionales que estuvieron en primera línea de lucha contra la pandemia de Covid-19. Bajo el título Enoturismo para héroes, la bodega soberesa quiso mostrar su agradecimiento a estos profesionales.

AFORO EN AGOSTO. A pesar de que la bodega tuvo que reducir el número de visitantes en un 50% siguiendo las normas de la Consellería de Sanidade, la demanda de ocupación alcanzó el 70% en julio respecto a la capacidad de recepción autorizada. "Pero en lo que llevamos de agosto ya tuvimos varios llenos al 100% en muchos grupos y las previsiones son muy buenas para este mes", asegura Iván Gómez. El 17º Ribeira Sacra Festival también ha contribuido a la proyección de esta bodega soberesa con el concierto de Xoel López en sus instalaciones.

Los visitantes que se acercaron a Regina Viarum el pasado mes procedían, en su mayoría, de Galicia, Asturias, País Vasco y Madrid, según detalló Iván Gómez.

COSECHA. Al margen de los buenos resultados de visitas, a pesar de las restricciones sanitarias, la cosecha vinícola de este año se espera que sea "muy buena en calidad y cantidad", vaticina Iván Gómez. El tiempo soleado que hace estas semanas en la Ribeira Sacra hará que, según el gerente de Regina Viarum "se tenga que adelantar un poquito", por lo que se espera que la vendimia se realice, probablemente, en septiembre.

Iván Gomez recoge el testigo de su familia, los Gómez Araújo, quien decidió recuperar hace 20 años esta bodega situada en una de las laderas más espectaculares de la ribera del Sil.

Los resultados de este trabajo de elaboración respetando la tradición de los vinos de Ribeira Sacra junto a la innovación tienen reconocimiento entre los paladares más exigentes. Y ahora también frente al protocolo más estricto, el sanitario.

Enoturismo seguro en Sober
comentarios