sábado. 24.07.2021 |
El tiempo
sábado. 24.07.2021
El tiempo

''En Galicia creemos que estas cosas no pasan, pero no es así''

undefined
Stephanie Gómez. CEDIDA
Stephanie Gómez trabajó en Atlanta como editora de 'Made in America' y el sábado podría alzarse con un premio Emmy a mejor corto 

Stephanie Gómez Vieites tiene 25 años, es de Carballo (A Coruña) y este sábado podría ganar un premio Emmy como parte del equipo de Made in America, un corto que aborda la inserción de una familia de origen latina que emigra a un país como Estados Unidos. Este trabajo competirá en una edición territorializada de los Emmy Awards tras su emisión el pasado mes de enero en la cadena pública del Estado de Georgia (GPB).

Made in America ya cuenta con varios premios y nominaciones en su palmarés, entre los que destacan tres Telly Awards a la mejor dirección, al mejor guión y como mejor trabajo de inclusión social. Original de Carballo pero nacida en Venezuela, Stephanie Gómez estudió el grado en Comunicación Audiovisual en Pontevedra y consiguió una beca para hacer el tercer año en Atlanta. De vuelta en Galicia, trabajó durante un verano para poder volver a Estados Unidos una vez terminase la carrera. Así, tras tres meses con visa turística, pudo quedarse más tiempo en esta ciudad gracias a que consiguió trabajo en una agencia de publicidad. Durante su estancia en Atlanta conoció a la actriz y directora salvadoreña Armida López, quien estaba reclutando un equipo conformado por solo mujeres para construir Made in America. Y este sábado, en una gala emitida a partir de las 19.00 horas, podría hacerse con un Emmy si vence a otros tres cortos en la categoría de Artes y Entretenimiento.

''El corto es merecedor de un Emmy porque refleja la versión real de los inmigrantes en Estados Unidos, que son vistos como ciudadanos de segunda", apunta Stephanie 

"En Galicia vemos cómo todo pasa en el exterior, cómo todo esta fuera y creemos que estas cosas no pasan, pero no es así", expresa Stephanie Gómez a un día de que se desvelen los premiados.  Lo que le ha pasado es la prueba que desmiente que Galicia "sea pequeña" haya "poco campo" para el audiovisual, ya que quien le dio su primera oportunidad de cruzar el charco fue la propia universidad a través de una beca: "Y a eso tuvimos acceso todos, porque yo ni si quiera era la mejor de mi clase".

Para Gómez, visibilizar su experiencia y el galardón con el que se podría hacer el sábado significa crear referentes para las nuevas generaciones del sector en Galicia: "Si yo hubiese visto esto cuando estaba creciendo, me hubiese inspirado mucho el saber que hay una gallega ahí".

Made in América a un paso del Emmy

En Made in America, Armida López refleja su propia historia y cómo su madre tuvo que dejar su país de origen y se asentó en Atlanta sin trabajo y sin dinero, hasta que un doctor le dio la oportunidad de trabajar en un hospital. Para Gómez, el corto es merecedor de un Emmy porque "refleja la versión real" de los inmigrantes en Estados Unidos, que son vistos como "ciudadanos de segunda". "Solemos tener en la cabeza al inmigrante como alguien que viene a tu país a quitarte el trabajo. Pero es todo lo contrario, es gente que viene con la esperanza de darle a sus hijos algo mejor y luego se encuentra con el rechazo social", explica la joven carballesa, encargada de la posproducción de este corto que contó con un "bajo presupuesto".

Además de esta temática, considera como "muy innovador" el hecho de que el equipo responsable de este trabajo esté compuesto por "mujeres negras y mujeres latinas", un factor de diversidad que le hace poner el foco en aquellos colectivos "a los que les cuesta más ser contratados". Esta particularidad es la que hizo que, después de trabajar en varios sets de mayoría masculina, Stephanie considerase que esta vez el ambiente fuese "distinto". "Todo fue rodado y la comunicación era mucho más fácil. Yo sentí la diferencia y me lo pasé genial". En definitiva, la joven carballesa recalca que Made in America merece el Emmy "por la visibilidad tanto de la inmigración como de las mujeres en el mundo audiovisual".

"LA PRUEBA DE QUE TODO HA VALIDO LA PENA". Stephanie trabajó durante un mes en la edición, principalmente los sábados y domingos, porque durante la semana trabajaba. "Los findes me reunía con la directora y lo editábamos juntas", explica. Alzarse con el Emmy junto al equipo de Made in America "significaría el inicio de una segunda parte: volver a llamar a todas las puertas y de ir a por lo que quiero". Este galardón de la televisión del sureste estadounidense le demostraría que todo lo que ha hecho para llegar hasta aquí "valió la pena", por lo que se animaría a "volver a pedir todas las visas para volver". "Sería la prueba de que todo ha valido la pena, de todo lo que me he esforzado y he hecho para llegar hasta ahí".

''En Galicia creemos que estas cosas no pasan, pero no es así''
comentarios