Laura Montesinos: "Lo único seguro en la vida es que vamos a morir"

Cuando el suelo se mueve bajo tus pies no es fácil caminar, pero si te adaptas al movimiento es más sencillo mantenerse en pie.

Laura Montesinos. VÍCTOR GUTIÉRREZ
photo_camera Laura Montesinos. VÍCTOR GUTIÉRREZ

Su vida cambió cuando su marido murió de forma repentina. Laura Montesinos tenía 32 años y una hija de dos. Se refugió en la religión para darle sentido a la pérdida y logró reinterpretar la muerte, asumirla. Lo cuenta en el libro Tu muerte es vida, dirigido a todo aquel que procure una salida.

En su libro trata un tema que la mayoría quiere evitar.
El libro va de la vida, pero habla de la muerte. Mi marido falleció de muerte súbita. Yo tenía una vida perfecta, muy normal, todo iba bien. Teníamos una hija de dos años y entonces la vida cambió, sin tiempo para prepararme. Mi concepto de la muerte cambió. Yo le tenía miedo porque pensaba que lo tenía todo en esta tierra, pero en ese momento cambié de forma de pensar. Mi marido había entrado en la vida eterna y yo entendí que estamos de paso en este mundo y que debemos aprovechar el tiempo para amar. Llegará ese día que todos vamos a vivir. Lo único seguro en esta vida es que vamos a morir.

Afrontar el momento de la pérdida de una persona es duro. ¿Por dónde empezamos?
Es un momento para el que nadie te prepara. Hay que pasar el duelo y a partir de ahí hay dos opciones, o seguir encerrada en el dolor o mirar hacia delante y buscar las razones para vivir. Las hay en todo proyecto de vida. Es el momento para aprovechar el sentido de amar. Algún día, ahí arriba, alguien te preguntará cuánto has amado, no cuántas casas tienes, cuánto has viajado o cuánto has trabajado, sino cuánto amor has puesto en el trabajo. Es importante labrar aquí la vida del futuro. Yo creo que la muerte no es el final, de ahí el título del libro, porque la muerte de mi marido me ha traído mucha vida. He descubierto el sentido de la vida.

Cuesta asimilar ese título.
El libro no es solo para personas que sufren una pérdida. Habla de vida y lo puede leer todo el mundo. Mi intención es que dé luz en algún aspecto de la vida. Lo que cuento es mi experiencia de vida en la fe y de cualquier experiencia se pueden sacar lecciones.

Nadie lo va a hacer por ti. Debes abrazar tu realidad porque así pesa menos. Si la aceptas serás feliz

Habla de superación. La solución universal: echarle valor a la vida.
Es un tema de actitud. Nadie lo va a hacer por ti. Debes abrazar tu realidad porque así pesa menos. Si la aceptas serás más feliz. Siempre hay motivos para dar las gracias.

Usted se refugió en la religión.
Para mí supuso un despertar en la fe. Siempre fui creyente y practicante, pero era católica por herencia, no encontraba sentido para lo que hacía.

¿Hay esperanza para los no creyentes?
Por supuesto. Desde la fe es más fácil porque entendemos que la muerte no es el final, pero aceptar la realidad, lo que ha pasado, es un trabajo personal que puede hacer cualquiera.

Tradicionalmente la muerte se trataba con naturalidad, incluso los niños participaban de los rituales mortuorios. Pero en algún momento decidimos esconderla, evitarla.
Porque da miedo hablar de la muerte. Debemos tratarla con naturalidad. Nacemos y morimos. Al final, de lo que se trata es de vivir lo que te toque y ya llegará.

Su libro habla del amor eterno. ¿Qué es para usted?
Es un amor que trasciende más allá de esta vida, que no acaba con la muerte, sino que crece. Mi marido y yo estamos unidos para la eternidad.

Usted es médica. Supongo que por su profesión habrá visto la muerte de cerca, pero cuando le toca a uno es otro cantar.
Nada que ver. En mi día a día trato con ella, está presente, pero cambia todo cuando se toca en primera persona. Pero esa experiencia personal me ha ayudado en mi trabajo, a crecer profesionalmente. Ahora soy capaz de empatizar más, entiendo mejor a mis pacientes y a sus familias, a las personas que están en el final de la vida y a quienes las rodean. 

La muerte no deja de impactar, impone siempre. Nunca te acostumbras a ella

La experiencia le ha proporcionado herramientas para enfrentarse mejor a la muerte.
Sí, me pongo en el lugar del paciente con más facilidad. Tengo herramientas para acompañar mejor a su familia. Pero la muerte no deja de impactar, impone siempre. Por mucho que convivas con ella no te acostumbras.

Pero hay que lidiar con ella.
Yo sufro mucho, eso no lo puedo negar. Pero he aprendido que ese dolor se puede transformar en amor dándome a los demás. Cuando te focalizas en los que tienes delante sales de tu dolor y te centras en los problemas de otros. Hay que perder el tiempo en amar.

¿Su proyecto de @viajarentrelineas en las redes sociales forma parte de esa entrega a los demás?
A través de las redes expongo mis reflexiones y aprendo mucho de las personas con las que interactúo.

SOBRE LA AUTORA
► Laura Montesinos es médica. Estudió Medicina en la Universidad de Valencia y es especialista en medicina familiar y comunitaria.
► Compagina el ejercicio de su profesión con la actividad en las redes sociales. Es conocida como @viajarentrelineas y en sus espacios invita a reflexionar a sus seguidores sobre el sentido de la vida y el modo de afrontarla.

Actitud positiva
► Se define como una persona positiva y amante de la vida. "Las cosas buenas se cuentan", sostiene, y en este sentido cuenta con una abundante comunidad de seguidores en las redes sociales.
► Laura Montesinos imparte también charlas motivacionales, en las que facilita herramientas para superar los obstáculos de la vida.

 

Comentarios