Martes. 25.09.2018 |
El tiempo
Martes. 25.09.2018
El tiempo

José A. Feijóo: "Al licor casero hasta le echan anticongelante"

José Antonio Feijóo. AEP
José Antonio Feijóo. AEP

Preside el ente que vela por que Galicia beba chupitos etiquetados y no ilegales. Y el reto es tan difícil que cualquier avance es un logro

El Consello Regulador (C.R) de Augardentes e Licores se dedica a normalizar la producción y comercialización de este tipo de bebidas para que cumplan todos los requisitos legales. Entiendo que no será fácil en una comunidad con tanta tradición casera como Galicia.

Antes de nada hemos de diferenciar entre los licores caseros y los clandestinos. Los primeros se elaboran artesanalmente para consumo familiar, no los sirven en restaurantes. Lo que ocurre es que más del 90% del denominado casero no está elaborado en casas, sino en bajos comerciales con afán de lucro y productos químicos, incluso anticongelantes.

¿Anticongelante de coche?

Sí. Hace poco incautaron una partida en Vigo que lo llevaba. Estos licores hay que servirlos muy fríos, pero para que no se hielen en el congelador deben tener un volumen mínimo de alcohol, que se consigue con la destilación. Pero en este caso no había pasado el proceso y no tenía el alcohol suficiente. Entonces, para que no se helase, le echaron anticongelante.

No hace falta ser médico para saber que beber ese brebaje no será lo mejor para la salud...

Desde luego que no. Puede haber envenenamientos, como sucedió hace años con el aceite de colza. Muchos de los aguardientes ilegales son artificiales: están hechos con alcohol y productos químicos. No hay maceración de las hierbas en un licor de hierbas o del café en un licor café, sino productos químicos. Ten en cuenta que una destilería supone una inversión tremenda: hay unas instalaciones, unos equipos de destilación, trabajadores 24 horas... En cambio, los clandestinos no necesitan nada. En un bajo comercial con 100 metros cuadrados prácticamente sin inversión pueden sacar tráilers de aguardientes y licores. Eso sí, hechos de forma química.

Hace unos años la mayoría de licores en Galicia venían sin etiquetar. Parece que se ha avanzado mucho...

Cada vez hay menos ilegales, y me baso en mi percepción como consumidor. Voy a bares y restaurantes y veo más botellas etiquetadas, pero de todas formas son demasiadas. Aún queda camino por recorrer.

Precisamente imaginemos una comida en un restaurante. Tras el postre sirven los chupitos. ¿Qué probabilidades hay de que vengan sin etiquetar?

El 70% de que sean clandestinos. Pero debemos de tomarlo como una buena noticia, ya que hasta hace poco eran el 90% [ríe].

¿Por dónde pasan las soluciones? ¿Se debería incrementar la vigilancia policial?

Aduanas y la Guardia Civil ya hacen muchísimas intervenciones. Yo creo que debemos de hacer todos más, empezando por los consumidores gallegos. Debemos de estar orgullosos de nuestros productos y protegerlos y no dar negocio a unos individuos que infringen las leyes. Tendríamos que negarnos a tomar chupitos ilegales. Con mención aparte para los empresarios que siguen sirviendo estos destilados.

¿Qué les diría a esos hosteleros?

Que sean conscientes de que están dando negocio a delincuentes que no pagan impuestos ni Seguridad Social a sus empleados y que ponen en peligro la salud del consumidor. Otro aspecto es el descrédito para Galicia. El consumidor está cada vez más formado y nos visitan cinco millones de personas cada año. La imagen que damos poniendo encima de la mesa un licor sin etiquetar es lamentable. Y por último, creo que las cartas deberían de situar los licores y aguardientes gallegos después de los vinos en vez de las ginebras, porque además sería la progresión natural. El combinado, en tal caso, después.

¿Qué licores son los que más predominan en el mercado ilegal?

Sin duda el licor café.

¿Y de qué zonas proviene en su mayoría?

El clandestino es difícil de saber. Las materias primas, como los alcoholes, pensamos que de Portugal, pero el proceso se puede llevar a cabo en cualquier sitio porque no hace falta prácticamente infraestructura. En cuanto al aguardiente, licor café y de hierbas etiquetado, proviene sobre todo Ourense y sur de Pontevedra. De todas formas tendemos a identificarlos más con el intetior, con Ourense y Lugo, pero hay más en las Rías Baixas actualmente.

Hay gente que prefiere el licor sin etiquetar al que viene perfectamente envasado...

Sí, porque hay gente muy ceporra, con perdón. Es como si te dan a elegir entre un Vega Sicilia y un vino de casa y prefieres el segundo. Qué quieres que te diga... Vuelvo a remarcar que los licores denominados caseros no son de elaboración casera. Y si fuesen caseros, como su nombre indica, está prohibido comercializarlos.

¿Cree entonces que un cambio de mentalidad en el consumidor sería el principal arma contra los destilados clandestinos?

Exacto. Si no bebiésemos licores ilegales se dejarían de producir.

José A. Feijóo: "Al licor casero hasta le echan anticongelante"
Comentarios