El Concello de Sarria recibe una ayuda de 54.000 euros para un educador social

La localidad contará por primera vez con esta figura, en el marco del programa 'Educando sen fronteiras', que estará ubicada en el Frei Luis
Inicio del curso escolar en el colegio Frei Luis de Granada de Sarria. PORTO
photo_camera El educador tendrá un despacho en el colegio Frei Luis de Granada, pero atenderá varios centros. AEP

El Concello de Sarria acaba de recibir una subvención dentro del marco del programa Educando sen fronteiras de la Consellería de Política Social e Xuventude dotado de 53.955,76 euros (42.312 para 2024 y 11.643,76 para 2025, asumiendo el Concello una parte del total) para contratar a un educador social en la localidad durante un periodo máximo de dos años, concretamente hasta el 30 de abril de 2025. Será la primera vez que el Ayuntamiento cuente con un esta figura.

Tras iniciar el proceso de selección del puesto la semana pasada, el nombre de la persona escogida se publicará en la sede del Concello a comienzos del mes de abril. Tal y como explica la concejala de Igualdade, Servizos Sociais, Emprego e Emprendemento e Saúde de Sarria, Isabel Vergara, "esta figura realizará funciones de mediación social, cultural y educativa, porque la intención es facilitar las relaciones interpersonales y minimizar las situaciones en conflicto".

LABOR EN LOS COLES. El profesional se ubicará en un despacho del Ceip Frei Luis de Granada, aunque también realizará labores en los centros educativos del EEI Xela Arias, el IES Gregorio Fernandez, el IES Xograr Afonso Gómez y el colegio Antonio Fernandez López de Oural. "Se trata de una figura muy demandada desde hace años en los consejos escolares, ya que los cambios sociales, profesionales y personales de los últimos tiempos han hecho patente la necesidad de una educación orientada a mejorar las situaciones sociales de los alumnos, sus familias y sus comunidades", asegura la edil de Igualdade, que dice que los principales objetivos serán reforzar la integración y la convivencia entre alumnos y familiares.

Algunas de sus funciones serán la detección y prevención de factores de riesgo que puedan derivar en situaciones educativas desfavorables, detectar necesidades sociales y prevenir desajustes sociofamiliares que puedan afectar negativamente en el proceso educativo del alumnado y trabajar para garantizar que todas las personas, independientemente de sus circunstancias, tengan igualdad de oportunidades.

"Con la integración de un educador social dentro del municipio se da cobertura a una plaza solicitada durante años, básica en contextos sociales, familiares y educativos, la cual ya estaba presente en el 90% de los ayuntamientos de igual envergadura", afirma Isabel Vergara.

OTRAS FUNCIONES. El educador o educadora social se coordinará además con el servicio de conciliación municipal y hará un seguimiento de los expedientes derivados al servicio del menor de la Xunta de Galicia. También dará servicio a las personas perceptoras de la renta de inclusión social de Galicia (Risga) empadronadas en el Concello de Sarria y realizará intervenciones con las familias más desfavorecidas, además de contribuir a la búsqueda de empleo y diseño de acciones formativas para personas en situación de exclusión.

Comentarios