A los lucenses les gusta ir a La M.O.D.A

El grupo burgalés llenó Horta do Seminario, donde fue recibido por un público más que predispuesto a la música, el baile y la alegría
photo_camera Vídeo: VICTORIA RODRÍGUEZ

La M.O.D.A. tuvo uno de los llenos más notables del San Froilán. La Maravillosa Orquesta del Alcohol se presentó en Lugo con todo a su favor, pues ya había cosechado éxitos en sus dos conciertos anteriores en la ciudad y, por tanto, se encontró con un público más que predispuesto, que recibió a los burgaleses entonando sus canciones y entregándose a un bailoteo disfrutón.

Pero no por conocida y apreciada dejó La M.O.DA. de ser sorprendente e innovadora. Desembarcó en Lugo para presentar su último trabajo, basado en el repertorio popular de su tierra, con letras sacadas de los cancioneros populares de Federico Olmeda (1903) y Antonio José (1932). La suya es una de las muchas exitosas apuestas tan en boga por coger la tradición y darle la vuelta para hacerla actual. Es esa una propuesta que se repiten últimamente por toda la geografía y que está causando sensación entre un público que descubre que puede estar muy bien beber a la vez del pasado y del presente.

Esa experiencia del público la vivieron antes los propios músicos, que se lanzaron a componer los ocho temas que integran su Nuevo Cancionero Burgalés tras constatar que hay canciones que tienen más de cien años pero siguen hablando de asuntos que todavía hoy importan.

De esas músicas aprendidas en casa, de las canciones de siega y de trabajo rescatadas de otro tiempo, han llegado a decir los burgaleses que son "como nuestro blues", pues son letras y ritmos que ayudaban a la gente a trabajar o a olvidarse de las penas y las miserias del día a día.

Y este miércoles, si había penas que dejar atrás, a eso ayudó La M.O.D.A., que llenó de gente y de alegría Horta do Seminario.

Comentarios