1 de mayo, Día Mundial de la Salud Mental Materna

"La fase de postparto es un gran reto para la mujer, a nivel físico y psicológico"

El nacimiento de un hijo debería ser un momento de felicidad. Pero el embarazo, el parto y el postparto son también etapas de gran vulnerabilidad, que a veces socavan la salud mental femenina.
Generated by  IJG JPEG Library
photo_camera Ana Reigosa trabaja como matrona en el Hula. VICTORIA RODRÍGUEZ

El primer miércoles de mayo se celebra el Día Mundial de la Salud Mental Materna, un concepto que incluye el embarazo, parto y postparto. ¿Cuál de estas etapas resulta más complicada para las mujeres?

Hablando de salud mental, todas las etapas son susceptibles de tener momentos complicados que puedan suponer algún tipo de riesgo, aunque la fase de postparto es sin duda la más difícil. Por suerte, la mayoría de las mujeres tienen recursos para superar los obstáculos, pero también puede suceder que mujeres con algún problema previo al embarazo o en determinadas situaciones familiares, sociales, económicas, etc. resulten más vulnerables. 

¿Qué riesgos mentales conlleva el embarazo?

Dentro del embarazo, el primer y el tercer trimestre son los más complicados. En el primer trimestre, al no haber signos claros de gestación a nivel físico, puede provocar incertidumbre, miedo a que esta no siga adelante y también preocupación por la presencia de malformaciones. Hoy en día, que cada vez se recurre más a tratamientos de fertilidad, hay que tener en cuenta que hay familias que pueden llevar un proceso muy largo a sus espaldas y eso supone una gran sobrecarga emocional. En el tercer trimestre aparecen miedos sobre el momento del parto, relacionados con el dolor, con la sensación de que no van a ser capaces, con que surjan problemas y temor a lo desconocido. 

A pesar de eso, afirma que la etapa del postparto es más complicada.

La etapa de postparto supone un gran reto a nivel físico y psicológico. Puede aparecer ansiedad transitoria como adaptación al nuevo estado, labilidad emocional, ambivalencia, culpabilidad, sensación de inseguridad, temor al cambio de roles…

Las hormonas afectan al funcionamiento del cerebro y desempeñan un papel importante en la salud mental

El embarazo implica numerosos cambios hormonales, ¿de qué modo inciden en la salud mental?

Las hormonas desempeñan un papel importante en el organismo, ya que son fundamentales para regular todos nuestros procesos vitales. También sabemos que afectan al funcionamiento del cerebro y que desempeñan un papel importante en la salud mental. Los problemas de salud mental pueden producirse cuando las hormonas se desequilibran, es decir, cuando se produce una cantidad excesiva o insuficiente de una hormona. Durante el embarazo los niveles hormonales sufren variaciones importantes y esto puede producir cambios de humor, ansiedad, insomnio, depresión… lo que en algunos casos puede suponer la aparición de problemas de nuevos salud mental o el empeoramiento de los ya existentes.

La revolución hormonal se repite en el postparto. ¿Cómo repercute en la mujer?

En los días posteriores al parto, las hormonas que se habían producido durante el embarazo caen en  picado. Las madres suelen sentir emociones muy cambiantes en las primeras semanas tras el parto, experimentado síntomas como pérdida de interés por las actividades, irritabilidad y enfado.

¿Qué trastornos pueden presentarse durante el postparto?

Los trastornos psicológicos perinatales más frecuentes serían:
—Tristeza postparto o ‘baby blues’, que presentan el 80% de las mujeres. Se manifiesta por cambios de humor, llanto, irritabilidad, sentimientos de ambivalencia hacia el bebé...
—Depresión postparto (10-15% de las mujeres), cuando la duración es superior a dos semanas y la mujer siente insomnio, culpabilidad, cansancio extremo, dificultad para vincularse con el bebé, cambios de peso o apetito… Puede aparecer semanas e incluso meses después del parto.
—Ansiedad postparto (afecta hasta a un 10% de mujeres), cuyas características son: preocupación, pensamientos acelerados, alteración de sueño y apetito, sentimientos catastrofistas...
—Trastorno de estrés postraumático, que puede afectar a un 6% de las mujeres y se produce por un trauma real percibido durante el parto o el postparto. Esto puede estar relacionado con el uso de instrumental, con que el bebé tenga que ser ingresado o con una cesárea no planificada.

¿Cuáles diría que son las mayores amenazas para el bienestar mental materno?

Es fundamental tener un buen estado general de salud, que se refiere tanto a la parte física como a la emocional. Para favorecer el bienestar es importante contar con una buena red de apoyo y que estén cubiertas las necesidades básicas. Las principales amenazas en cuanto al embarazo en sí podrían relacionarse con el deseo gestacional, las dificultades para conseguir la concepción, dudas sobre el bienestar físico del bebé, sobre la buena evolución del embarazo, más adelante miedo al momento del parto, a la capacidad de ser madre... Además, la ansiedad y la depresión durante el embarazo se asocian con un mayor riesgo de depresión postparto.

Hay investigadores que relacionan el estrés durante el embarazo con riesgo de sobrepeso infantil, prematuridad o TDAH

¿Afecta al feto que su madre sufra ansiedad o estrés gestacional?

Son muchos los estudios que han indagado en la relación entre el estrés durante el embarazo y la salud del niño. Los investigadores han encontrado que los bebés de las madres con estrés en la gestación y en el primer año después del parto tenían un índice de masa corporal (IMC) más alto en los primeros años y, por lo tanto, mayor riesgo de sobrepeso. Otros estudios, sin embargo, encuentran asociación con un retraso en el crecimiento y con la prematuridad. Podría estar relacionado con consecuencias sobre el neurodesarrollo durante la infancia e incluso con el desarrollo de TDAH. También se ha hallado una relación con mayores dificultades en el momento del parto, pudiendo aumentar la posibilidad de parto instrumental y cesárea.

¿Qué recomendaciones se le pueden ofrecer a la mujer para proteger su salud mental durante el periodo perinatal?

Las recomendaciones serán una vida tranquila, hacer ejercicio, llevar una alimentación saludable y mantener un descanso apropiado. Si la mujer o su entorno más cercano notan alguna señal de alerta, pedir ayuda y consultarlo con su matrona o con un profesional sanitario especializado que pueda seguir de cerca el proceso y derivarla si fuera necesario.

Comentarios