Vuelos de postal en el cielo del geoparque

Las pista de Ribas de Sil gana peso en el parapente por sus buenas condiciones
Despegue de la pista Coto Charly. CONCELLO DE RIBAS DE SIL
photo_camera Despegue de la pista Coto Charly. CONCELLO DE RIBAS DE SIL

Hace poco más de un año se inauguraba en Ribas de Sil la pista de despegue de parapente Coto-Charly, un espacio ubicado a una altura de 996 metros sobre el nivel del mar y que ocupa una superficie de en torno a 1.800 metros cuadrados. Con el tiempo se ha convertido en una gran referencia para los amantes de este deporte y para los que quieran disfrutar de grandes vistas del geoparque Montañas do Courel.

Las instalaciones cuentan con una pequeña estación metereológica que permite saber con antelación si las condiciones de vuelo van a ser favorables.

Además, a partir del despegue las corrientes de aire ascendentes permiten elevarse más en altura y, por lo tanto, permanecer mucho más tiempo en el aire.

El terreno en el que se encuentra pertenece a la comunidad de montes de Torbeo, que la cedió para este uso. En las inmediaciones de este lugar está el meandro que forma el río Sil en A Cubela, del que se obtiene una panorámica impresionante desde el aire. Solo es necesario desplazarse unos minutos para alcanzar este punto tras despegar desde Coto-Charly.

Y esta es solo una de las orientaciones hacia las que permite dirigirse esta pista de despegue. "É unha zona que ofrece moitas posibilidades por estar moi alta", apunta el quirogués Antonio Ferreiro, un experto con más de 5.000 vuelos a sus espaldas, que destaca que recientemente pudieron volar hasta Pena Trevinca, ya en la provincia de Ourense.

Sin embargo, Ferreiro no oculta su preocupación por una plantación de pinos, "que cando medren van impedir que se poida despegar dende alí", y por un proyecto eólico, del que este especialista en parapente asegura que ya hay instalada una torre de medición. Teme que esto impida que Coto-Charly se consolide al nivel de los despegues de Vilañán o A Conchada, situados en Quiroga.

Además, Ferreiro lamenta que, pudiendo "ser unha potencia", no se apueste con mayor decisión por el parapente. "Estiven hai pouco en Suiza e alí xa voan desde pequenos", señala este quirogués.

comentarios