Torbeo acogerá el primer centro de interpretación dedicado al río Sil

Ribas de Sil apuesta por la antigua escuela de este núcleo para instalar el museo, que abrirá en 2023
El edificio que albergará el CIRS, en la aldea de Torbeo, a 20 minutos en coche de San Clodio. EP
photo_camera El edificio que albergará el CIRS, en la aldea de Torbeo, a 20 minutos en coche de San Clodio. EP

El río Sil tendrá a mediados del próximo año su primer centro de interpretación gracias a una iniciativa del Concello de Ribas de Sil. El CIRS, que así se llamará, estará ubicado en la antigua escuela, hoy convertida en local social, del núcleo de Torbeo y contará con tecnología avanzada y un triple objetivo.

El primero será ofrecer una visión del Sil a lo largo de todo su recorrido, más de 230 kilómetros desde su nacimiento; pero también un enfoque particular del río a su paso por la Ribeira Sacra, haciendo hincapié en los cañones del Sil. Por último, se buscará presentarlo como "o gran río do Xeoparque Montañas do Courel",

El proyecto costará 54.000 euros y estará financiado con una ayuda de la Dirección Xeral de Turismo para rehabilitar el edificio y otra de la Red Natura para adquirir el material expositivo. La previsión del Concello es que las primeras obras terminen en otoño y que el museo esté listo para abrir sus puertas a mediados de 2023.

Será el segundo centro de interpretación de Ribas de Sil, que abrió en junio uno dedicado a la minería aurífera romana. Según el teniente de alcalde, Roberto Castro, es la muestra de que "cando hai axudas podemos facer cousas, porque temos moitas ideas, pero precisamos apoio", señala. Ese apoyo, subraya, lo precisa todo el rural, porque "imos ter dous museos, si, pero acabamos de quedar sen sucursal bancaria e iso di moito do trato que se lle está dando ao rural", lamenta.

EDIFICIO. El futuro CIRS estará en la antigua escuela de Torbeo, un inmueble que consta de tres módulos. El centro de interpretación estará en el central, ocupando sus dos plantas, mientras que los dos restantes, cada uno de 140 metros cuadrados, se destinarán para actividades y para uso de la asociación vecinal de Torbeo.

El edificio fue rehabilitado hace unos 15 años por un taller de empleo con la idea de convertirlo en un albergue vinculado al Camino de Invierno, pero la idea no prosperó y ahora el Concello apuesta por abrir allí el primer centro dedicado en exclusiva al río Sil.

comentarios