viernes. 14.08.2020 |
El tiempo
viernes. 14.08.2020
El tiempo

Una miniempresa 3D en O Saviñao

Ocho alumnos del colegio Dr. López Suárez crean e imprimen accesorios para sus compañeros gracias al proyecto Eduemprende

La impresión 3D tiene salida en O Saviñao. Los alumnos de cuarto de Eso del colegio Dr. López Suárez desarrollan desde el año pasado una miniempresa que se dedica a imprimir productos de uso diario para el resto de estudiantes del centro. El encargado de organizar esta iniciativa es Gabino González Vega, profesor de la asignatura Iniciación á Actividade Emprendedora e Empresaria (IAAE), que actualmente cursan ocho alumnos. El objetivo es aprender el funcionamiento diario de un negocio y afrontar los obstáculos habituales a la hora de poner en marcha un proyecto.

Se trata de una iniciativa del programa Lanzadeiras Eduemprende, que impulsa la Consellería de Educación con el apoyo de la fundación Alcoa y el Grupo El Progreso. Pretende sensibilizar y preparar a los estudiantes en el ámbito empresarial a través, de manera experimental, de la creación de pequeños negocios con impacto en su zona de acción más cercana. En este caso, el alumnado y profesorado del colegio Dr. López Suárez de O Saviñao. Dentro de la iniciativa también se incluyen visitas a empresas y reuniones con directivos para que los estudiantes se sumerjan de pleno en el día a día de una firma.

En el caso de este centro educativo, ocho alumnos de cuarto de Eso eligieron la materia que imparte Gabino González, el docente encargado de traer al colegio esta iniciativa. "Soy profesor de tecnología y conocí Eduemprende dando clases en un instituto de A Fonsagrada. Allí un compañero de Economía se embarcó en esta aventura y muchos le acompañamos. Cuando me destinaron el año pasado al colegio Dr. López Suárez, consideré una buena idea llevar a cabo este proyecto".

Y así fue. Durante el curso pasado fueron dos los estudiantes de la asignatura IAAE quienes pusieron en marcha el mismo proyecto que este año han continuado ocho compañeros. "Durante el curso pasado aprendimos todo lo necesario para usar una impresora 3D. Los diseños de los productos los conseguíamos en internet y en base a ello creamos el negocio". Los réditos obtenidos por la miniempresa del pasado curso, en la que arrasaron los spinners, se volcaron en una excursión de fin de curso para todos los alumnos de cuarto de Eso, ya que acabaron involucrados en bloque en la empresa de sus dos compañeros.

CURSO ACTUAL. "La primera pregunta de los alumnos de cuarto de este año fue si participaríamos de nuevo en esta iniciativa", reconoce Gabino González. La motivación del alumnado facilitó que el centro fuera admitido de nuevo para continuar con el negocio que se puso en marcha en 2017. En esta ocasión, la miniempresa ha dado un salto y en lugar de depender de diseños externos, ha optado por la creación propia de los bocetos. "Diseñamos llaveros personalizados en dos colores y macetas que vendemos en el propio centro. Algún alumno ha intentado crear un lapicero o una lámpara, pero de momento no ha sido posible", apunta el profesor.

Los estudiantes están inmersos en la penúltima fase del plan, la de creación de productos.

Una miniempresa 3D en O Saviñao
comentarios