viernes. 27.11.2020 |
El tiempo
viernes. 27.11.2020
El tiempo

Madera de artista en los genes

Manuel González, durante la confección de la pieza que le hizo ganar el concurso nacional. CONCELLO DE SOBER
Manuel González, durante la confección de la pieza que le hizo ganar el concurso nacional. CONCELLO DE SOBER
El ebanista Manuel González, natural de Sober, ganó un concurso nacional de diseño gracias a una mesa auxiliar que también sirve de asiento. Aprendió el oficio de su abuelo carpintero

El idilio de Manuel González Rodríguez —vecino de Sober con raíces en la parroquia de Liñarán— con la madera empezó cuando era niño. Su abuelo trabajaba como carpintero y gracias a él empezó una trayectoria como ebanista que le ha llevado a ganar un concurso nacional de diseño, el Rado Star Prize Spain.

Se trata de un certamen enmarcado en el Madrid Design Festival, promovido para que participen en él jóvenes diseñadores sin título oficial. Manuel, que estudia el ciclo de ebanistería artística en la escuela de arte y superior de diseño Antonio Faílde de Ourense, se llevó el primer premio otorgado por el público gracias a una pieza muy particular llamada Sestrelo.

"Un dos aspectos que fomenta a organización do concurso é que aos mobles hai que darlles unha historia", dice Manuel González para explicar el nombre de su creación. Es una mesita auxiliar que, a la vez, sirve como asiento. Sestrelo tiene su origen en la palabra "setestrelo", que denomina la constelación de la osa mayor con sus siete estrellas bien marcadas.

Manuel González tiene en mente abrir este año un taller de artesanía en Liñarán, la parroquia de Sober en la que tiene raíces

"No ciclo de ebanistería artística abárcase moito todo o que se pode facer coa madeira e foméntase a realización de maquetas e probas", comenta el joven artesano, de 34 años. Manuel González se llevó como premio a su trabajo un reloj de la marca suiza Rado y la posibilidad de exponer su creación en el citado festival.

El éxito parece haber inyectado en Manuel motivación extra, pues en su mente hay nuevos proyectos. El ebanista de Liñarán trabaja en la confección de una cama de perro con la técnica de doblado de madera. Además tiene previsto abrir un taller de artesanía en el mismo lugar donde un día su abuelo se ganó la vida gracias a la carpintería. Estará al lado de su domicilio, en la parroquia soberesa. Los trámites ya están en marcha y su idea es ponerlo en funcionamiento este año.

DESDE NIÑO. "Ao meu avó chegábanlle todo tipo de encargos. Se había que facer un banco, coller un martelo, sacar e poñer puntas, serrar ou cortar facíase. Era intrínseco", relata Manuel González sobre su infancia entre las piezas realizadas por su abuelo.

"Quero vivir aquí, no rural, e contribuír a asentar poboación", dice

El taller que quiere abrir en Liñarán servirá para que en su familia se escriban nuevos capítulos de esta historia tallada en madera. Trabajará en él como artesano.

"Quero vivir aquí, no rural, e contribuír a asentar poboación", explica Manuel González, quien espera que el denominado "boca a boca" le ayude a hacerse un nombre en la comarca. Por el momento, el Ayuntamiento ya le ha felicitado por su logro en el Rado Star Prize Spain.

El suyo fue para el público el mejor trabajo de los nueve preseleccionados para participar en la final. Seguramente los genes hayan ayudado mucho.

Madera de artista en los genes
comentarios