sábado. 04.04.2020 |
El tiempo
sábado. 04.04.2020
El tiempo

Gaming, de Corea a Ribas Pequenas

Lucas Leal en un fotograma del documental 'Not a game'. EP
Lucas Leal en un fotograma del documental 'Not a game'. EP
El documental 'Not a game' profundiza en el impacto que los videojuegos tienen en la sociedad y en las relaciones familiares ►Dirigido por José Gómez, con raíces en Bóveda, ofrece testimonios de varias partes del mundo, incluida una aldea bovendese

A menudo se habla del mundo del gaming. En el día a día la sociedad convive con este sector, tan utilizado como desconocido. ¿Son este tipo de juegos tan perjudiciales? ¿Son una adicción o una pasión? Para resolver todas las incógnitas nace el documental Not a game, dirigido por José Gómez –con raíces en Bóveda– y estrenado en Movistar +.

Una pieza audiovisual que profundiza en el impacto que el gaming tiene en la sociedad y en las relaciones familiares. "Cuando me propusieron el proyecto quise darle un enfoque distinto. Me interesaba ofrecer una visión más antropológica de los videojuegos, contarlo con historias en primera persona y con un carácter global", explica Gómez.

Primera persona
"Quise dar un enfoque distinto del gaming. Me interesaba ofrecer una visión más antropológica de este mundo"

Así nació este proyecto que aporta testimonios de diversas partes del mundo: desde Corea hasta la pequeña aldea bovedense de Ribas Pequenas. En esta historia la famila González –abuelo, hijo y nieto– con raíces en el núcleo "ofrece su particular visión de cómo han ido cambiado las relaciones sociales". "Es una aldea de la Galicia profunda, donde mucha gente emigró en su momento, pero la mayoría hizo un esfuerzo por regresar. Es quizás la historia más bonita, pues la familia González, que se fue a vivir a Madrid, pero veranea todos los años en esta localidad, cuenta como han cambiado los tiempos".

Con detalle las tres generaciones hacen un recorrido desde la época en que las cartas tardaban meses en llegar y la gente que emigraba se embarcaba en viajes eternos, hasta la época actual donde los niños se ven todos los días y están conectados permanentemente. Se aporta el testimonio además de Lucas Leal, un niño madrileño que también veranea en Ribas Pequenas y mantiene el contacto todo el año con su amigo Manuel –único niño de la aldea– gracias a los videojuegos.

Salto generacional
"La de Ribas Pequenas es quizás la historia más bonita. Un abuelo, hijo y nieto cuentan como han cambiado las relaciones"

A lo largo de 90 minutos este documental –producido por Villa Lunera Films y FCB&Fire– toca a fondo todos los palos con declaraciones de 120 expertos: académicos de Oxford o Nueva York; jugadores profesionales... "Busqué historias para abordar este universo desde todos los aspectos y descubrimos que la mayor parte de lo que hay alrededor de los videojuegos es positivo, al contrario de lo que se piensa", dice el director.

Tanto es así que una de las historias es la de un niño que no podía salir a la calle por causa de una enfermedad. El método de escape para él fueron los videojuegos: aprendió, creció y socializó con ellos. Se relata además la experiencia en el barrio de El Bronx (Nueva York), dónde tras las revueltas en las calles se organizaron torneos de videojuegos para apaciguar a sectores minoritarios.

Cara B
"Abordamos el universo de los videojuegos desde todos los aspectos y descubrimos que la mayoría es positivo"

"El documental va a tener un gran impacto a nivel mundial, pues creará debate. No tratamos de decir lo que es bueno o malo, ponemos los argumentos encima de la mesa para que la audiencia tenga su propia opinión sobre el gaming. La gente juzga lo que no conoce y es muy importante abrir la mente", dice Gómez. Así, Not a game pretende demostrar que los videojuegos, con sus luces y sus sombras, son mucho más que un juego.

"Una oportunidad para enseñar Ribas al mundo"
José Luis González nació en Ribas Pequenas y con 18 años tuvo que emigrar a Madrid. Jamás imaginó que su aldea saldría en un documental de alcalce mundial. "Ha sido una experiencia preciosa junto a mi hijo y nieto. Es una gran oportunidad para enseñar Ribas al mundo", comenta y recuerda con nostalgia su infancia. "Éramos muchos vecinos, ahora por desgracia casi no hay gente".

Inmediatez
Reconoce que los tiempos "han cambiado mucho". "Ahora los niños están conectados a todas horas, antes nos embarcábamos en viajes de meses y el tiempo para recibir una carta era eterno".


Experiencia. Tres generaciones

Not a game - documental

José Luis (padre), José Luis (hijo) y Marcos (nieto) González. Tres generaciones de una familia madrileña que veranea en la aldea familiar de Bóveda y relatan cómo han cambiando los tiempos.

Recuerdo. La vida en blanco y negro

Not a game - documental

En el documental se emiten imágenes antiguas la familia González en Ribas Pequenas. Algunas sobre su gran pasión, la pesca de río, que hoy siguen practicando las tres generaciones.

Encuentro. Veranos inolvidables

Not a game - documental

Dos niños, dos visiones. La de Lucas Leal, residente en Madrid, y Manuel, el único niño de Ribas Pequenas. Se ven en verano en la aldea, pero mantienen el contacto gracias a los videojuegos.

Gaming, de Corea a Ribas Pequenas
Comentarios