LA IMAGEN

Pintadas en Monforte: acciones propias de personas incívicas

Las pintadas llenan lugares públicos y fachadas de viviendas de la ciudad, como sucede en el paseo fluvial del Cabe tanto en la zona de A Pinguela como en el tramo urbano de la Rúa Hortas
Pintada en uno de los balcones del paseo de A Pinguela. A.RODIL
photo_camera Pintada en uno de los balcones del paseo de A Pinguela. A.RODIL

No hay otra forma de calificarlos más que de descerebrados. Me refiero a esos que van a comprar un espray de pintura y se dedican a plasmar en fachadas o donde les viene en gana dibujos soeces o lemas del mismo corte. En la imagen de hoy podemos ver lo hecho por algún incívico para mostrar su amor por alguien en el cristal de un mirador hacia el río Cabe en A Pinguela

No es, ni mucho menos, un caso aislado. Las hay por toda la ciudad, en lugares poco frecuentados. Por ejemplo, todo aquel utilice el paseo fluvial que hay por la parte trasera de la Rúa Hortas podrá ver decenas de pintadas de muy mal gusto, las propias de un descerebrado, de alguien que más allá de incívico podríamos calificar de antisocial y de escasa educación. La única pared que está limpia en este trayecto es la del hotel Cardenal, supongo que debido a la existencia de cámaras de vigilancia.

A los gamberros con aerosol de pintura en la mano los emplazo a que hagan lo mismo en las paredes exteriores e interiores de sus casas, a ver qué le parece a sus familiares. Seguramente que además de una fuerte reprimenda les obligarían a limpiar lo dibujado.

Es una verdadera pena no poder cazar a alguno de estos descerebrados en plena acción para sancionarlo con una multa o para que hiciese algún trabajo en favor de la comunidad y así intentar reconducirlo hacia el civismo, hacia un comportamiento respetuoso con las normas de convivencia pública.

Comentarios