sábado. 26.09.2020 |
El tiempo
sábado. 26.09.2020
El tiempo

Mantenimiento del aire acondicionado del coche durante el verano

Aprovechar el aire acondicionado del coche otorga comodidad al momento de conducir, ya que regula las altas temperaturas producidas por el verano. Pero, cuando no se llevan a cabo los cuidados indicados y el nivel de mantenimiento necesario, puede haber problemas en su funcionalidad. Su uso es un recurso esencial y confortable donde el conductor tiene que aplicar los mejores consejos en preservación del aire acondicionado, así va a operar por mayor cantidad de tiempo y brindará seguridad durante la conducción.

Consejos para el mantenimiento del aire acondicionado

El mantenimiento del A/A de cualquier coche es simple y se ejecuta a través de tutoriales, asesorías y consejos claves que permiten su ejecución perdurable, sobre todo en los tiempos calurosos. También debe utilizarse en otras épocas del año porque evita la resequedad de los conductos. De esta manera, es prudente seguir los siguientes consejos que aseguran el mantenimiento eficaz del aire acondicionado: 

Revisión cada 24 meses

Revisar con regularidad el sistema del aire acondicionado es un proceso conveniente, puesto que se comprueba el buen estado de sus componentes. Un taller mecánico evalúa el estado general del aire acondicionado cada dos años junto al evaporador, el tanque de gas, el compresor y las válvulas. La garantía es que se logren minimizar las probabilidades de una fuga o daños en los principales elementos del aire acondicionado.

Usar la temperatura ideal

Una temperatura entre 22 y 24 grados centígrados es la más idónea, pues incentiva al ahorro y genera menos costos en el combustible. Se hace un uso más eficiente del aire acondicionado. Cuando la temperatura es inferior a las recomendadas es común que se produzcan resfriados de verano por el cambio de climatización al bajar del coche. Asimismo, los estudios indican que el conductor puede presentar sueño si se superan los 27 grados centígrados.

Orientar bien los aireadores

Refrescar o enfriar el interior del coche resulta eficiente y práctico con la posición de las rejillas centrales hacia arriba, así bajará con movimientos de aire mientras que las rejillas laterales se encuentran hacia las ventanillas. Lo último sostiene una barrera en contra del calor de los rayos del sol.

Cuidar el compresor

El compresor de aire acondicionado es aquel elemento base que necesita un mantenimiento específico que evite problemas con sus partes, en especial la correa floja o con deterioros. Un compresor sin los cuidados principales pierde potencia con rapidez, el mejor consejo es lubricarlo con aceite para movilizar las tuberías o filtros.

Usar de forma adecuada

Para promover el uso correcto del aire acondicionado se inicia el proceso de enfriamiento después de que el coche lleva varios minutos marchando, comúnmente con las ventanillas abiertas. Una vez que cierren las ventanillas, se coloca el climatizador en el modo de recirculación de aire.

Aplicar la recirculación del aire

Enfriar el coche y gastar menos energía es un paso crucial que incentiva el ahorro y preserva la durabilidad del aire acondicionado. Por lo cual, la recirculación del aire es un método que aprovecha el aire del interior del coche, beneficia al compresor y suele ser aplicado en viajes largos.

Preservar el sistema de On y Off

Previo al encendido del aire acondicionado es necesario que el coche haya permanecido en marcha al menos dos minutos. Y antes de apagarlo, primero debe detenerse el motor para evitar el forzamiento del compresor.

Limpiar o cambiar el sistema de filtraje

Cuando un filtro está sucio ocasiona la disminución total o parcial del aire acondicionado, así que con una aspiradora es posible despejar los rastros de suciedad, el polvo y las ligeras obstrucciones que deterioren su funcionalidad. Aunque a veces la limpieza de un filtro obstruido por agentes contaminantes no es suficiente y amerita cambiarlo sin grandes complicaciones.

Conservar el radiador

Un radiador cumple con la garantía de mantener la refrigeración del coche para que no lo ataquen los recalentamientos y proteja su rendimiento. En general, el aire del coche pasa por el radiador siendo importante que se conserve por medio de la limpieza cada cierto tiempo. Con agua tibia y jabón en polvo se eliminará el sucio y quedará como nuevo. Además, al abrirlo se comprueba si contiene suficiente líquido refrigerante, el cual hace que ejecute mejor su función.

Recargar el gas

En ocasiones, la falta de capacidad de enfriamiento no es por las obstrucciones en los filtros ni la suciedad en el radiador sino debido a la falta de gas en el aire acondicionado. En un taller el proceso de la recarga del gas es económico y accesible, a pesar de que el conductor también hacerlo por sí mismo. Incluso, no se realiza con regularidad al menos que existan fugas.

Datos importantes del aire acondicionado del coche

Las rejillas del aire acondicionado promueven la aspiración de virus y bacterias a través de las fosas nasales, lo ideal es que se efectúen los mantenimientos necesarios a los filtros, compresor y radiador. El compresor es indispensable controlarlo y limpiarlo debido a que brinda fuerza y energía al sistema A/A asegurando la pureza del aire.

Mantenimiento del aire acondicionado del coche durante el verano
comentarios