sábado. 26.09.2020 |
El tiempo
sábado. 26.09.2020
El tiempo

Los reyes del mambo

''Era una trepa'', me dice uno de sus compañeros de estudios. Pues trepa o no, ahí la tienes: se sabía vicepresidenta ''in pectore'' cuando, en un alarde de ignorancia que les define, Zapatero y ella acordaron retirar las tropas de Kosovo sin consultar ni comunicarlo a nadie, como si España fuese un país independiente y USA una comuna hippy.

Marginaron a Moratinos, que se sintió ''desairado'' (es confesión propia) y les pagó después retrasando la comunicación a los embajadores; nada dijeron a Bernardino León, hombre fuerte de Presidencia, al que Zapatero envió a Washington y allí se encontró con lo que no sabía.

''Lo correcto era informar primero a los soldados'', explicó ante las críticas una demagoga Chacón; como si a los soldados se les hubiese explicado algo a lo largo de la Historia: los soldados, también en Kosowo, están para defender causas que no entienden, para morir por ellas.

Chacón sabe bien que la independencia de ese territorio balcánico fue un empeño de la Administración Bush para contrarrestar a la prorrusa Serbia, pero no explicó eso a nuestros soldados; tampoco que España no reconoció al nuevo Estado por lo que tiene de ''mal ejemplo'' para Cataluña, País Vasco y así.

Chacón, en realidad, nada explicó a los soldados, aunque sí a las cámaras de TV que la acompañaban, que siempre la acompañan en sus viajes. Porque Chacón quiere ser Presidenta del Gobierno y su marido, Barroso, la prepara para ello sin perder detalle.

Esta vez se han equivocado, desde luego, y en la descalificación interna ha tenido bastante que ver la situación especial de dos empresas periodísticas, las de 'El País' y 'El Mundo', que viven malos momentos.

Moncloa ha negado subvenciones a la prensa escrita y en particular a Prisa, que las necesita con urgencia; esto ha facilitado la venganza a Cebrián, iracundo por ser Chacón la mujer de Barroso, tan ligado a 'La Sexta' y el diario 'Público', en definitiva a Roures, que les ha birlado el fútbol televisado y recibe del Gobierno cuantiosas ayudas por vía indirecta (TVE le compra varias horas diarias de programación: un montón de millones).

Luego está lo de Pedro Jota, también dolido por la falta de ayudas, pero sobre todo agradecido a María Teresa, la vicepresidenta actual, que recientemente desbloqueó a favor de Ágatha Ruiz de la Prada la concesión de un Marquesado; así que, con su mujer ya marquesa, Pedro Jota ha querido devolver el favor arremetiendo contra Chacón, inminente sucesora de María Teresa en la Vicepresidencia.

Menos mal que, visto el desaguisado, la ministra ha corrido a Bruselas para, en la sede de la OTAN, pedir perdón al Secretario General y jurarle que la retirada de Kosovo se hará cuando y cómo ellos decidan: veremos si cuela el arrepentimiento.

''Tal como lo cuentas parece que vivimos en el tiempo de Los Borgia, siempre con el puñal y el veneno preparados'', me dice Carla mientras envuelve en papel dorado una de sus braguitas; la cede para una subasta a favor de la Asociación Nacional de Tontos del Culo, que ha logrado cientos de tangas, slips y otras prendas íntimas de gente famosa.

''Es sorprendente el éxito que tienen estas convocatorias'', comenta Soraya, que ha regalado el tanga con que posó para 'Elle' y se reafirma en no asistir a la manifestación antiabortista; como también Rajoy y Cospedal han querido desmarcarse del asunto, la derechona está furiosa con la cúpula del PP, aunque muchos dirigentes de este partido, en particular los del Opus, sí desfilarán por las calles.

Ay, el Opus: me cuenta un enterado que esa organización ha salvado a Trillo tras la debacle del Yak-42 y que ahora intenta por todos los medios evitarle el banquillo de los acusados pese a las evidencias que lo inculpan; es probable que Rajoy, siempre huidizo ante los enemigos poderosos, transija con ese hombre deprestigiado, pero es divertido que le haya puesto al frente de Justicia.

''Así es la Justicia del PP'', ironiza Leire Pajín, que se muestra especialmente contenta. ''Es que pronto me harán senadora por Valencia y unos euros nunca vienen mal; sumados a los que cobro por la Secretaría de Organización en el partido, y al ochenta por ciento del salario de Secretaria de Estado que todavía me pagan, creo que ganaré casi veinte mil mensuales, viajes y otros gastos aparte''. Pronto empiezan alguna/os a darlo todo por la patria.

''Más, mucho más, ganan Michavila, Acebes, Pizarro y compañía'', protesta en el bar de la esquina el electricista de Moncloa. Tiene razón: en el Congreso hubo reunión para ver cómo arreglaban el espinoso asunto de los pluriempleados, que suponen el noventa por ciento de los escaños y van contra el Estatuto del Diputado.

La decisión se tomó a puerta cerrada para que nadie oyese gritar ''¡viva el pluriempleo!'' ni viese cómo la mayoría pedía explicaciones a Michavila y compañía, mas no por recriminarles, sino por saber de primera mano los métodos usados para enriquecerse en poco tiempo. ''La vida es breve y hay que aprovecharla'', sentenció un portavoz a la salida.

En el bar de copas muestra un contertulio el Boletín Oficial del Estado en que Moratinos solicita un mayordomo; la opinión se divide entre quienes critican la medida y quienes corren a solicitar el empleo.

Pero todo cansa, hasta los asuntos de más enjundia, y tras asistir al espectáculo de una cliente que amaga un striptease, alguien se arranca con Krugsman, Nobel de Economía a quien se pagaron sesenta mil euros más viajes y hotel para desayunar con Zapatero y hacerse unas fotos con él; el chasco vino cuando el citado Nobel calificó de trágica la situación española y enumeró sus recetas, bien distintas de las pregonadas por su anfitrión. ''Tengo una exclusiva'', afirma orgulloso un viejo cronista de sociedad: ''Elena, la Infanta, tiene novio''.

Menuda exclusiva: todo Madrid lo comenta, aunque en la Casa Real se desmienta rotundamente. Pero un buen rumor es la sal de la vida y contra él no hay desmentido que valga. Vivan los novios.

Los reyes del mambo
comentarios