jueves. 22.10.2020 |
El tiempo
jueves. 22.10.2020
El tiempo

Efectos del Brexit en la economía y el espíritu empresarial español

Los empresarios europeos invierten en el Reino Unido
Los empresarios europeos invierten en el Reino Unido
¿Cuáles son los efectos del Brexit en la economía y el espíritu empresarial europeo y español? De la libra esterlina a las agencias de intermediaciones.
El pasado 31 de Enero el Reino Unido ha deliberado la salida de la Unión Europea. Desde entonces han empezado unas negociaciones bilaterales que se han visto significativamente afectadas por la pandemia del Covid-19. A pesar del clima de incertidumbre parece asentado que el periodo de transición terminará el 31 de Diciembre 2020.

¿Cuáles son los efectos que podemos esperarnos del Brexit en el comercio en el espíritu empresarial?

Covid-19: efectos en el Brexit

Es evidente que el Brexit podría provocar un shock económico y social. Pese a eso, ningún economista parece querer opinar en detalle sobre la magnitud de este shock. Por eso es muy importante que el Reino Unido juegue bien sus cartas en el partido de las negociaciones.

¿Qué efectos tuvo la pandemia en dichas negociaciones?

Si el primer ministro inglés Boris Johnson ha descartado la hipótesis de pedir una prorroga a la UE desde sus eleciones en Julio del 2019, también es cierto que está presionando para que se llegue a un acuerdo de libre comercio. Mientras tanto, eventos imprevisibles como la pandemia del Covid-19 y el hecho que tanto el negociador europeo Michel Barnier como el primer ministro británico se hayan enfermado, han ralentizado las negociaciones del Brexit.

El miedo a tener que sumar el duro golpe recibido por las empresas inglesas por los efectos del Covid-19 a los efectos del Brexit, ha ralentizado el trabajo de las negociaciones. Tanto el primer ministro escocés Nicola Sturgeon como el primer ministro de Gales, Mark Drakenford, presionan para que Johnson cambie de opinión y en virtud de los efectos negativos del Coronavirus en el Reino Unido, decide pedir una prorroga a la Unión Europea.

Definir el “Future Relationship Agreement” a corto plazo y de común acuerdo con los jefes de gobiernos británicos y con todos los actuales miembros de la Unión Europea no es tarea fácil. Mientras tanto, las partes ya han podido definir algunos puntos importantes durante las negociaciones:
  • derechos de seguridad sociales par las generaciones a venir
  • control judicial de la Corte de justicia europea
  • régimen de residencia permanente sustituido por el Reino Unido
Se prevé, por tanto, que las negociaciones puedan extenderse más de lo esperado. Mucho más allá de finales del 2020.

Aduana: qué cambiará y programa 2020-2021

Entre los efectos del Brexit seguramente habrá el control de las importaciones y productos europeos hacia el Reino Unido.

Contrariamente a cuanto establecido en Febrero se introducirá la aduana al final del periodo de transición en diferentes fases, con el fin de dar a las empresas el tiempo para prepararse. En todo caso, a partir del 1 de Enero 2021 el Reino Unido tendrá total autonomía en la gestión del control aduanero.

Una muy buena noticia para los exportadores europeos que podrán ir ajustándose a las nuevas directivas.

Para la mercancía inglesa en transito hacia Europa se ha confirmado que los controles empezarán a partir del 1 de Enero 2021.

Fase 1: Enero 2021

Independientemente del producto importado, los comerciantes tendrán que rellenar un formulario acerca de la mercancía. Tendrán hasta 6 meses para completar las declaraciones aduaneras. Se efectuarán tomas de muestras en la aduana, especialmente para mercancías como productos tabacaleros, alcohólicos y animales.

Fase 2: Abril 2021

Todos los productos POAS (Productos de Origen Animal) tanto carne como productos lácteos, pero también plantas y vegetales, necesitarán una notificación previa además de una específica documentación sanitaria.

Fase 3: Julio 2021

Fase de efecto definitivo del Brexit en las importaciones. Toda la mercancía que pasará la aduana tendrá que ir acompañada por una declaración completa y será necesario pagar las tarifas establecidas (aún no se han hecho públicas). Las mercancías que necesitan de MSF (medidas de seguridad fitosanitarias) serán sometidas a un control constante con toma de muestras directamente en la aduana.

Otros efectos secundarios

La depreciación de la Libra

La Libra británica ha perdido mucho valor debido al efecto del referéndum, pero es difícil prever qué pasará de aquí a un año. Está claro que en caso de que siga depreciándose, el nivel de protección disminuirá y ya no habrá ninguna garantía ofrecida por la Unión Europea. El Reino Unido tendrá que buscar nuevas medidas de protección.

La cuestión fronteriza entre Irlanda e Irlanda del Norte

Es uno de los asuntos más antiguos y difícil de resolver. Ahora que ya no forma parte de la Unión Europea, Irlanda del Norte (que, queremos recordar, forma parte del Reino Unido) tendrá que monitorear una frontera de mas de 500 kilómetros y 275 accesos. Hace unas pocas semanas se constituyó una frontera en el mar a dividir las costas irlandesas de las inglesas. Un asunto delicado de seguramente no fácil resolución y que tendrá un papel importante en las negociaciones.

Tarifas de Roaming

Muy probablemente el Brexit no tendrá ningún efecto en las tarifas de roaming. Como otros países no europeos como Noruega, Islandia o Liechtenstein el Reino Unido podría mantener dicha regulación también después del Brexit.

¿Qué impactos tendrán los empresarios europeos y españoles?

El Reino Unido es, desde siempre, un interlocutor privilegiado en las relaciones comerciales con Europa y especialmente con España. Eso creemos que no cambiará, por lo menos a corto plazo.

Import y Export

Aunque es cierto que el Brexit conllevará una reducción de la importación desde la Unión Europea hacia el Reino Unido, ese mismo ya anunció que concentrará sus esfuerzos con el fin de introducir nuevos acuerdos comerciales tanto con Europa en general como con los países, incluida España. Eso permitirá a las empresas inglesas hacer negocios en Europa y viceversa.

En especial, en caso de no-deal a final de año, las empresas españolas se verán afectadas por el efecto de la introducción de las nuevas normas. Aun así, las ventajas de hacer negocio en el Reino Unido son más que las eventuales desventajas, aun incluyendo los impuestos de aduana.

Empresas y espíritu empresarial: posibles escenarios post-Brexit

Es diferente la situación acerca de las oportunidades del empresario que quiere invertir en Inglaterra.

Hasta la fecha de hoy el Reino Unido siempre se ha visto como una oportundad para los empresarios europeos gracias a su práctico sistema fiscal y burocracia reducida. En una fase futura post-Brexit las ventajas hasta podrían ser mayores. El Reino Unido podría efectivamente convertirse en una realidad económica a bajo régimen fiscal como Singapur, como teorizado por el ex ministro presidente de Flandes Geert Bourgeois.

Eso podría significar un incentivo en la incorporación de empresas en el reino Unido, tanto por nuevas ideas empresariales y start-ups que quieren aprovechar de una burocracia reducida (como hemos visto en los últimos años en Estonia), como para las empresas más estables.

Para poder seguir operando con eficacia en el Reino Unido, las empresas europeas y españolas podrán considerar la oportunidad de constituir una sucursal de su empresa o también una Ltd, PLC o LLP independiente. Por la misma razón, probablemente, para muchas empresas inglesas será conveniente abrir una empresa en Europa.

Para profundizar en el tema: sobre la diferencia entre los tipos de incorporaciones que ofrece el estado británico recomendamos: Formación dela impresa: Reino Unido, publicado por el portal OpenFinanzas.

Las agencias de intermediación

Si se considera que la realidad empresarial española está formada principalmente por empresas pequeñas y medianas por las que constituir una nueva empresa específicamente para el mercado británico puede resultar gravoso (especialmente a nivel de gestión), es muy probable que en los próximos meses veamos un crecimiento exponencial de agencias de intermediación.

Ya exitosas en las operaciones a través de empresas offshore en Europa (recordamos que los pagos a sociedades en paraísos fiscales no son sujetos a impuestos en el Reino Unido), en fase post-Brexit las agencias de intermediación podrían ser la clave para las empresas españolas y europeas para efectuar transacciones, compras y ventas. Se lee en la página de una de la mayores agencias de intermediación en el Reino Unido, la FidesCorp Limited como a través de ellos se pueden legitimar transacciones desde y hacia paraísos fiscales como Panamá, Belice, Islas Vírgenes de EEUU.

El Reino Unido se convertirá presumiblemente en un hub preferencial que conectará Europa a diferentes entidades económicas, incluidos los paraísos fiscales .

Eso seguramente conllevará preocupaciones: tener un país al estilo Singapur u Hong Kong a dos pasos de Francia y Países Bajos puede representar seguramente una ventaja para el emprendedor, aunque mucho menos para los distintos países de la Unión Europea.
 

Efectos del Brexit en la economía y el espíritu empresarial español
comentarios