La USC investiga el uso de agua urbana regenerada para el riego de cultivos

El grupo Proxectos e Planificación de la Politécnica lidera un plantel de expertos de varios centros europeos en este proyecto, cuya sesión de apertura se celebró este martes en el Campus Terra
La sesión de apertura tuvo lugar este martes el Campus Terra. VICTORIA RODRÍGUEZ
photo_camera La sesión de apertura tuvo lugar este martes el Campus Terra. VICTORIA RODRÍGUEZ

Un consorcio europeo liderazgo por el grupo Proxectos e Planificación de la Escola Politécnica Superior de Enxeñería del Campus Terra de la USC evalúa el uso de agua regenerado en cultivos de riego leñosos y hortícolas para paliar la escasez de recursos hídricos. Lo hace en el marco del proyecto I-ReWater, una iniciativa de I+D financiada con 2,2 millones de euros de fondos Feder en la que participan directamente 16 universidades, centros de investigación, así como otras entidades públicas y privadas del llamado espacio Sudoe, tal y como se denominado la región que abarca el territorio de la Península Ibérica, Principado de Andorra y sur de Francia, y que suma cerca de otros 40 socios colaboradores.

El programa, liderado por el profesor e investigador de la USC Javier J. Cancela Barrio, analizará los efectos del agua regenerada en la producción y en la calidad de cultivos leñosos (olivo, viñedo, lúpulo y almendro) y hortícola (tomate y lechuga) a través de 15 acciones piloto que se desarrollarán hasta 2026 en España (Abegondo y León, entre otras localizaciones), Francia y Portugal, tal y como se puso de manifiesto este martes en la sesión de apertura de este proyecto Interreg Sudoe, una reunión científica que citó a cerca de medio centenar de investigadores y representantes institucionales en el Campus Terra.

El objetivo de este proyecto es mejorar la gestión de los recursos hídricos en la agricultura a través del empleo de agua urbana regenerada en cultivos agrícolas y del análisis de otros aspectos ambientales que garanticen su buen empleo en el actual contexto de cambio climático, en el que la agricultura consume más de la mitad del agua doce disponible.

Cancela estima que el aprovechamiento de agua regenerada en cultivos de riego podría ahorrar un 10% de los recursos hídricos consumidos en la actualidad, aumentaría el porcentaje de aprovechamiento de aguas residuales tratadas, que actualmente se sitúa en el 2,4% en Europa, al tiempo que reduciría la degradación ambiental en el camino a un continente climáticamente neutro.

Hacia una agricultura 4.0 con el uso de las nuevas tecnologías

Javier J. Cancela Barrio, el investigador de la USC que lidera el proyecto, explicó también que las TIC y la digitalización de los sistemas de fertilización y riego tendrán un papel protagonista en los diferentes proyectos o ensayos pilotos que se ejecutarán al amparo del proyecto I-ReWater, dado que se contempla incorporar sensores a todos los sistemas de riego.

Estos dispositivos, colocados a nivel de suelo y planta, permitirán conocer en tiempo real parámetros como condiciones climáticas, temperatura, cantidad de agua o nutrientes. En algunos casos, incluso se realizarán vuelos de dron con cámaras térmicas o multiespectrales.

Una vez validado, este sistema de ayuda a la decisión se podría replicar fácilmente a nivel de usuario, lo que permitiría al agricultor conocer cuándo y cuánto debe regar y, al mismo tiempo, favorecería la economía circular con una agricultura más eficiente y sostenible.

APERTURA. El acto de apertura en Lugo estuvo presidido por el vicerrector de Organización Académica, Francisco Fraga, que dio la bienvenida a todos los socios promotores y colaboradores del proyecto I-ReWater. También participaron como ponentes el catedrático de la USC Manuel Marey; el subdirector de Prácticas y Movilidad de la EPS, Emilio Carral Vilariño; el presidente de la CHMS, José Antonio Quiroga; la alcaldesa de Lugo, Paula Alvarellos, y Xosé Lago, de la Eurorregión Galicia-Norte de Portugal.

Paula Alvarellos, en defensa de las titulaciones

La alcaldesa de Lugo, Paula Alvarellos, participó en la apertura de la sesión de investigación en el Campus Terra, donde aprovechó para hacer una defensa de su valor para el territorio. "Proxectos como o que estamos a presentar amosan a importancia do noso campus a nivel Europeo. A aportación do Campus Terra a iniciativas pioneiras como esta é incalculable. O seu labor como centro investigador ten no presente e terá no futuro importantes repercusións en temas de valor estratéxico", como el aprovechamiento de los recursos hídricos o lo que ya se hizo para la modernización de la ganadería.

Por este motivo, advirtió, "ningunha administración debe olvidarse diso. Non nos opoñemos a que se creen novas titulacións noutros lugares, pero si que nos opoñemos a que o Campus Terra perda algunha".

Comentarios