sábado. 24.07.2021 |
El tiempo
sábado. 24.07.2021
El tiempo

"Sentíanse berros, pero non sabemos máis"

Los okupas intentaron entrar en el edificio número 53 de la Rúa San Lourenzo, en el barrio Feixóo. XESÚS PONTE
Los okupas intentaron entrar en el edificio número 53 de la Rúa San Lourenzo, en el barrio Feixóo. XESÚS PONTE
Los vecinos alertaron a la Policía Local, que desalojó a unos okupas de un edificio vacío en el barrio Feixóo

Una vez más, la reacción vecinal consiguió frenar otro intento de okupación de un edificio en Lugo. Ocurrió hace meses en As Gándaras y en Albeiros en otras dos viviendas y el pasado martes volvió a suceder en otra zona cercana, pero al otro lado de la vía, en el barrio Feixóo.

Los hechos ocurrieron a media tarde del pasado martes, sobre las seis y veinticinco, según la nota policial. A esa hora, se recibe una llamada en la sala del 092, de la Policía Local, para que acudan urgentemente a la calle San Lourenzo dado que varios vecinos habían visto la entrada de dos personas en la casa número 53 a través de las ventanas del primer piso.

Una vez allí, los agentes acceden al interior del inmueble, donde dos jóvenes, de 20 y 26 años, se encontraban inspeccionando la vivienda manifestando su intención de okuparla "al estar vacía".

Evidentemente, y ante semejante confesión, los jóvenes fueron conducidos a dependencias policiales donde se instruyen diligencias por un presunto delito de usurpación. Poco después, la Policía Local se pone en contacto con los empleados de una inmobiliaria, que se hacen cargo del inmueble, puesto a la venta.

VECINOS. En el barrio Feixóo, hay un gran número de viviendas vacías, por lo que es una zona en la que se dieron ya más casos de intentos de okupación. El vecindario, preocupado por esta cuestión, reaccionó rápidamente al ver cómo entraban los jóvenes en el piso a través de una ventana. Gracias a su rápida intervención y a una llamada policial, lograron evitar que se quedasen los okupas en la vivienda. "Vin que había Policía e tamén follón. Sentíanse berros, pero non sabemos máis", afirmaba uno de los vecinos.

Otros, en cambio, cercanos a la vivienda que iba a ser okupada, manifestaban este miércoles que no se habían enterado de nada de lo sucedido, pese a la intervención policial, bastante llamativa en una calle generalmente tranquila.

También había otros vecinos que negaban haber visto ningún intento de okupación pero que, en cambio, reconocían haberse llevado una sorpresa al ver el acceso a otro edificio en la misma calle, un poco más arriba, hacia la Avenida da Coruña, precintado por la Policía y con la puerta del edificio aparentemente forzada.

"Sentíanse berros, pero non sabemos máis"
comentarios