domingo. 25.08.2019 |
El tiempo
domingo. 25.08.2019
El tiempo

La Semana Santa de Lugo se viene arriba

El acto del Desenclavo estuvo muy concurrido. VICTORIA RODRÍGUEZ
El acto del Desenclavo estuvo muy concurrido. VICTORIA RODRÍGUEZ

La distinción de fiesta de interés turístico gallego, el auge de Lugo como destino, la ausencia de lluvia y la suma de cofrades dan a la ciudad las procesiones más lucidas de los últimos años

La Semana Santa de Lugo no solo goza de buena salud sino que todo parece indicar que va camino de empezar a jugar en la primera división de estas celebraciones religiosas, al menos a nivel gallego. La ausencia de lluvia casi total -solo el miércoles impidió salir a la Piedad-, el trabajo que llevan realizando las cofradías desde hace años, que se traduce en un aumento de cofrades, y la recién estrenada distinción de fiesta de interés turístico gallego contribuyen a que Lugo esté teniendo las procesiones más lucidas de los últimos años.

La participación fue especialmente alta en el Santo Entierro, que como cada Viernes Santo contó con la presencia de todas las cofradías. Se celebró a última hora de la tarde por un centro histórico que lucía lleno, por la devoción que despierta este desfile entre los creyentes y porque Lugo es de por sí un destino turístico cada vez más conocido. La ocupación hotelera en la ciudad es casi total esta Semana Santa.

Más recogido fue el acto del Desenclavo del Señor, que llevó a cabo la cofradía correspondiente en la iglesia de los Franciscanos, en la Praza Maior. Igualmente modesto, pero muy sentido, fue el desfile de As Caladiñas, con la Virgen de la Soledad al frente. Se celebró casi a media noche, con una mayoritaria presencia de mujeres que portaban velas y cirios encendidos.

En Lugo, las procesiones en jornadas festivas tienen en contra que muchos vecinos se marchan a pasar el día fuera, pero este año la ausencia de lluvia y la buena temperatura compensan ese circunstancia y hacen que quienes se quedan salgan a la calle, ya sea por devoción o por disfrutar. El presidente de la junta de cofradías, Ramón Basanta, recordaba este jueves que el año pasado desde Miércoles Santo no pudo salir ninguna procesión debido a la lluvia. En esta ocasión, la participación en los actos religiosos está siendo "como nunca", asegura.

El de este sábado fue casi un día de transición, con la procesión de la Piedad al amanecer y la vigilia pascual por la noche. Hoy, la Semana Santa concluye con el protagonismo de una de las cofradías más antiguas, la del Santo Entierro, que se remonta a la época medieval, y de la más joven, la de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén o cofradía de La Borriquita.

La Semana Santa de Lugo se viene arriba
Comentarios