Ratificado el acuerdo para los 17 acusados en la operación Pollo

La vista se celebró sin sorpresas en la Audiencia Provincial de Lugo tras el pacto por el que aceptaban penas menores
Trabajadores extranjeros explotados por la red de Chahidi, en el piso patera en el que vivían en Armando Durán. ARCHIVO
photo_camera Trabajadores extranjeros explotados por la red de Chahidi, en el piso patera en el que vivían en Armando Durán. ARCHIVO

La vista que tuvo lugar este miércoles en la Audiencia Provincial de Lugo para confirmar el acuerdo de conformidad en la operación Pollo no deparó sorpresas.

Los 17 acusados aceptaron penas menores tras el acuerdo entre la Fiscalía, las acusaciones particulares y las defensas consistentes en penas de prisión inferiores a los dos años e indemnizaciones a las víctimas con cuantías que oscilan entre los 1.000 y los 3.100 euros.

El cabecilla de la red, el marroquí Mohamed Chahidi, se encuentra en paradero desconocido porque huyó cuando disfrutaba de un permiso penitenciario. Este acuerdo no le afecta si es detenido, pues será juzgado individualmente.

Este caso de explotación laboral se destapaba hace ya 14 años. Una trama organizada se dedicaba a traer ciudadanos de Marruecos, a los que cobraba entre 8.000 y 12.000 euros a cada uno, para emplearlos en granjas de cría intensiva de aves en la provincia de Lugo en condiciones inhumanas, pues las víctimas llegaron a pasar varios días sin comer tras encadenar jornadas laborales maratonianas.

La Fiscalía destaca que este acuerdo a la baja permitirá que todos los acusados "serán condenados en términos razonables, teniendo en cuenta el tiempo transcurrido desde que ocurrieron los hechos, la gravedad de sus respectivos comportamientos y el hecho de que han consignado cantidades económicas relevantes para reparar el daño causado".