jueves. 26.05.2022 |
El tiempo
jueves. 26.05.2022
El tiempo

Lo que el baloncesto unió no lo separa la distancia

Charles Nkaloulou y Sabela Fernández frente al Anexo, donde se conocieron. Sabela Freire
Charles Nkaloulou y Sabela Fernández frente al Anexo, donde se conocieron. Sabela Freire
El exbreoganista Charles Nkaloulou y la lucense Sabela Fernández se casan  ► Charles llegó a Lugo de la mano del Club Estudiantes en 2011 y ahora juega en Francia

Se conocieron en el mundo del baloncesto. Ella, Sabela Fernández, natural de Lugo, entrenaba a las categorías inferiores del Club Estudiantes en el pabellón anexo al Pazo dos Deportes. Él, Charles Nkaloulou, nacido en la República Democrática del Congo, entrenaba justo después que ella con el equipo júnior, el de último año, también del Estudiantes. El baloncesto les acercó y ellos hicieron el resto.

Tras nueve años juntos se casan en la Iglesia de los Franciscanos de Lugo el 16 de julio. Eligieron esta parroquia porque es donde se casaron los abuelos paternos de la novia y les gustó. El buen trato dado por el padre Buján, reconocido religioso de Lugo, les acabó por convencer. Pese a llevar casi una década juntos, actualmente llevan tres años viviendo en distintos países por motivos profesionales. Charles juega en el SLU Nancy de la segunda liga francesa, con el que ha renovado recientemente por una temporada. En un futuro cercano volverá previsiblemente a España ya que tienen pensado aumentar la familia.

Sabela Fernández: "Elegimos para la boda la iglesia de los Franciscanos porque es donde se casaron mis abuelos paternos"

Para las familias de la pareja esta siempre ha sido "una relación bien aceptada". Sabela viajó hace cuatro años hasta el país africano para conocer a sus futuros suegros teniendo "pánico a los aviones". "¡Lo que es el amor!", exclama.

Una boda por la que llevan esperando más de un año y medio. Charles le pidió matrimonio el 10 de julio de 2019, un día muy especial para Sabela: era su cumpleaños, se enteró de que había aprobado la oposición y decidió que se iba a casar con su novio.

INVITADOS. Charles, de 27 años, y Sabela, de 31, se convertirán en marido y mujer en una boda que tendrá como escenario de la fiesta la finca A Fortaleza del hotel Torre de Núñez, que será también emitida en streaming. La razón es que la familia de Charles no podrá viajar hasta Lugo para asistir a la unión por lo complicado de la vacunación en un país como la República Democrática del Congo, hecho acompañado del consecuente miedo a verse expuestos al coronavirus sin contar con la protección que aporta la vacuna. 

La boda se retransmitirá en streaming para que la familia del novio pueda ver el enlace

La boda no será una celebración tan concurrida como les habría gustado. Han tenido que reducir a la mitad la lista de invitados por las limitaciones que ha impuesto la pandemia. Pero estarán presentes personas destacadas del baloncesto como los breoganistas Érik y Sergi Quintela, de los que Charles "es como un hermano, la familia Quintela le acogió desde que llegó a Lugo", explica ella, y Seydou Aboubacar. También asistirán Romaric Belemene, jugador del Básquet Coruña, y el entrenador del TAU Toni Ten, entre demás amigos y familia. 

En definitiva, una boda del deporte con gente venida de distintas partes de Europa, ya que viajarán igualmente hasta Lugo los compañeros y amistades de Charles y Sabela en Francia. Ella viaja "siempre que puedo", sobre todo los puentes, y él vuelve a la ciudad amurallada cuando los parones de la competición se lo permiten, en "Navidad y febrero".

Sabela Fernández: "En un principio teníamos una lista de 200 invitados, pero las limitaciones de movilidad la han reducido a la mitad"

El padre de la novia es el conocido lucense Eduardo Fernández Abel, quién fuera delegado provincial de Deportes durante el bipartito así como maestro y exjugador del Club Deportivo Lugo. Charles lleva desde que llegó a España, allá por 2011, dedicado al baloncesto. El Estudiantes le fichó por medio del que fue su primer agente, Anicet Lavodrama, quién se fijó en él un año antes, cuando participaba en un campus de baloncesto en Kinshasa.

A partir de ahí, su periplo no tuvo descanso. Este ala-pivot pasó por el Breogán durante la temporada de 2013/2014 y formó parte de equipos como el Xuventude de Cambados, conjunto con el que se quedaron a un puesto de lograr el ascenso a LEB Oro, o el TAU de Castellón. Sabela jugó en las categorías inferiores del Cidade de Lugo y Estudiantes y de este último también fue entrenadora. Es licenciada en Pedagogía Terapeútica por la Universidad Santiago de Compostela (USC) y, tras haber obtenido una plaza de funcionaria por oposición, es profesora en el colegio Rosalía de Castro.

Lo que el baloncesto unió no lo separa la distancia
comentarios