martes. 26.05.2020 |
El tiempo
martes. 26.05.2020
El tiempo

"Me preocupa el paciente que no viene al hospital por miedo"

Juan Corredoira. AEP
Juan Corredoira. AEP
A Juan Corredoira, jefe de sección de Enfermedades Infecciosas del Hula le inquieta tanto la evolución del Covid-19 como lo que pasará después

Esta pandemia ha hecho más público que nunca el trabajo de especialidades médicas discretas, menos conocidas, como la Epidemiología o la Infectología, que si son muy importantes en tiempos tranquilos resultan absolutamente clave durante las crisis. El doctor Corredoira, infectólogo, habla en esta entrevista del nuevo coronavirus y de sus efectos.

¿Le recuerda esta crisis a otras del pasado como la del sida?
Sí. En cierto sentido, me recuerda a la del sida. Aunque esa fue muy poco a poco. Recuerdo que cuando empezaron los primeros casos en Estados Unidos comentábamos que probablemente esa enfermedad nunca llegaría a España. Tardó en llegar y me sorprendió que lo hiciera. Esto, sin embargo, ha sido explosivo. Del sida hubo muchos casos a lo largo de años y con el Covid-19 han sido en menos de un mes.

Miraban entonces a Estados Unidos convencidos de que no llegarían aquí y ahora han mirado a China convencidos de que tampoco lo haría...
Sí, como ocurrió con el SARS o el MERS, que no llegaron aquí. Incluso cuando llegó a Italia no acabábamos de creernos que iba a llegar aquí.

¿No se esperaba algo así?
No, para nada.

Me refiero a una pandemia. Con la del H1N1, la gripe A, la OMS emitió sucesivas alertas, promovió la compra de Tamiflu... Vimos entonces situaciones que se han vuelto a repetir ahora, como el gel hidroalcohólico agotado... Después fue acusada de exagerar y de connivencia con la industria, pero entiendo que la OMS temía entonces esto que ha ocurrido ahora...
Sí, se hacen unos pronósticos y a veces se cumplen y otras veces no y siempre te pueden acusar de catastrofista. Ocurrió con el SARS también, hubo una gran alerta y finalmente los casos fueron muchos pero más circunscritos a China. Esto también pudo haberse limitado a China. ¿De China cómo pasa a Italia? Parece más razonable que pasara a Corea, a la India... Parece que hubo una excursión de chinos, provenientes de Wuhan, al norte de Italia y, a su vez, de italianos que fueron a Wuhan... Algo así depende de muchas circunstancias, también de la suerte. El MERS se quedó en la Península Arábiga. Se pueden hacer previsiones pero es difícil saber realmente qué va a pasar. Los expertos hacen alertas de buena fe pero se pueden equivocar.

"Seguramente en Madrid haya más inmunidad de grupo que aquí, pero a costa de lo que está pasando"

De la manera en la que se enferma por este virus, ¿qué es lo que más le sorprende?
Es muy contagioso, pero también lo es el de la gripe, lo que pasa es que es una enfermedad a la que estamos acostumbrados, tenemos vacunas y una cierta inmunidad. Esta es una enfermedad nueva para la que no tenemos ninguna. Este virus afecta mucho más al pulmón y causa muchas neumonías, produce cuadros muy graves. La gripe también pero en menor proporción.

Al margen de que los primeros casos se manifestaran más tarde, ¿por qué cree usted que en Galicia y en Lugo, donde la tasa de pruebas ejecutadas no es baja, hay poca infección y una mortalidad contenida?
La diferencia con Madrid, que evidentemente es una comunidad con buenísimos hospitales, es que les pilló mucho más de súbito que aquí. Aquí tuvimos dos semanas para prepararnos y allí se quedaron desbordados. Es muy importante tener camas en la Uci porque para los pacientes que van mal se necesita ventilación mecánica y la Uci muchas veces les salva la vida. En Lugo, la dirección ha organizado muy bien los equipos, han llegado los casos escalonados, tenemos un hospital grande y bien dotado. Hemos tenido suerte, por el momento. El gran problema es que tenemos mucho paciente geriátrico que vive en centros sociosanitarios. Preocupa mucho que se contagien. La ventaja que tenemos es que tenemos un servicio de Geriatría potente y que estamos teniendo suerte, hay pocos casos.

Las residencias son la gran preocupación...
Sí, lo son. También ocurre que estamos volcados con esta enfermedad y no aparecen enfermos con infartos, con ictus. Los pacientes tienen miedo de venir al hospital y su patología va a dar la cara pronto. Lo primero que me preocupaba es que se colapsara el hospital, que se nos acumularan las urgencias y no las pudiéramos atender. Ahora lo que me preocupa es el resto de patología que va a venir después agravada. Los sanitarios tenemos que hacer un enorme esfuerzo para recuperar a esos pacientes que, de alguna manera, hemos dejado ‘abandonados’.

¿A qué cree que puede deberse que haya gente más susceptible de tener formas graves de la enfermedad?
No lo sabemos, pero esto en eso es como la gripe. Puede ocurrir que una persona joven, sana, sin patologías previas, acabe muriendo por la gripe. El Covid-19 tiene una relación clarísima con la edad: a mayor edad, mayor mortalidad. Factores como la hipertensión, la diabetes, las cardiopatías... parece que son de los más importantes para el desarrollo de formas graves y que otras enfermedades como el cáncer y la inmunodepresión lo son menos, según los datos que tenemos que aún son preliminares. Esto es distinto a otras enfermedades infecciosas.

"Está claro que es muy importante hacer estudios serológicos poblacionales. Seguro que hubo muchas infecciones asintomáticas o muy poco sintomáticas"

¿El asma?
Parece que las enfermedades pulmonares previas pueden ser importantes, pero la hipertensión, la diabetes o las cardiopatías más. La hipertensión, especialmente.

¿Incluso aunque esté tratada?
Las formas descompensadas de hipertensión o diabetes parece que predisponen más que las bien tratadas.

Aunque en Lugo parece haberse cumplido el objetivo de que se espaciasen los contagios de forma que no se colapsase el sistema, ¿no le preocupa que haya poca inmunidad de grupo para cuando empecemos a salir a la calle?
En Madrid seguramente habrá más inmunidad de grupo pero a costa de lo que está pasando. Lo que es una ventaja en un sentido es un inconveniente en otro. Está claro, en los sitios en donde se ha difundido la enfermedad va a quedar una mejor inmunidad que en los sitios donde llega menos.

¿Tendrán ellos menos posibilidades que nosotros de tener una segunda onda, una tercera...?
En teoría, sí. A no ser que venga un virus distinto.

¿Que mute?
Bueno, el virus de la gripe cambia todos los años pero sí que hay una cierta protección. No sabemos si este virus va a hacer lo mismo.

¿Habrá que hacer test serológicos a toda la población para saber quién es inmune o será suficiente con esa muestra que quiere hacer el Ministerio y extrapolar los datos?
Está claro que es muy importante hacer estudios serológicos poblacionales. Seguro que hubo muchas infecciones asintomáticas o muy poco sintomáticas, y esto nos da una idea de la extensión de la enfermedad. Muchas veces diagnosticamos los casos con clínica importante pero seguro que ha habido muchos pacientes con un catarro de dos días, que casi ni se han enterado y que la han pasado. Esos estudios nos pueden dar una idea de la extensión de la enfermedad y de la gravedad.
 

"No sabemos si el coronavirus va a desaparecer para siempre o reaparecer cada año"
¿Cree que en Lugo, con pocos casos diagnosticados, puede haber muchos asintomáticos?
Sí, seguro. Conocemos familias donde un paciente estaba sintomático, se le hizo la prueba al resto de la familia, varios dieron positivos, algunos estaban asintomáticos y otros dieron pocos síntomas durante solo unos días. Pasa con muchas enfermedades infecciosas: tienes anticuerpos y no recuerdas haber pasado esa enfermedad.
¿Cómo cree que vamos a tener que comportarnos desde que se acabe el confinamiento y hasta que aparezca una vacuna?
Con mucha prudencia. Ahora lo más importante es que, si hay casos, se espacien en el tiempo y no haya un colapso del sistema sanitario. A lo mejor durante unos meses tenemos que cambiar el comportamiento. Es duro pero debemos ser prudentes.
¿Llevar mascarillas, mantener el teletrabajo, no ir a la playa...?
Más que las mascarillas, mantener las distancias. El lavado de manos es fundamental. Poco a poco podremos ir normalizando la situación. No sabemos si el verano va a llevar a la desaparición de casos del Covid-19. No sabemos si va a desaparecer para siempre o reaparecer cada año, como la gripe, o circunscrito a algunas zonas concretas como ocurrió con el SARS o el MERS.

"Me preocupa el paciente que no viene al hospital por miedo"
comentarios