Pega, muerde, escupe en la cara y le lanza un gato a su pareja

El hombre, que tiene antecedentes por maltrato, ha sido condenado a cuatro años de prisión
Campaña contra la violencia machista. ADRA PALLÓN (AEP)
photo_camera Campaña contra la violencia machista. ADRA PALLÓN (AEP)

El juzgado de lo Penal número 1 de Lugo impuso una condena de cuatro años de prisión a un maltratador reincidente que agredió a su pareja en multitud de ocasiones en tan solo cuatro meses de relación. El hombre la agarró varias veces del cuello, le mordió, le escupió e incluso le lanzó al gato para atacarla en medio de una discusión.

La sentencia considera probado que la pareja mantuvo una relación sentimental entre mayo y agosto de 2018, con "convivencia intermitente" en el domicilio que la mujer compartía con otras dos personas. En los meses que duró su relación, "con el ánimo de menoscabar la integridad física y moral de su pareja", el acusado la sometió de forma habitual a un trato "hostil y humillante", mostrando una actitud "celosa y agresiva". Esta actitud se materializó en ataques físicos, como sujetarla con fuerza, agarrarla del cuello, empujarla o morderla, y también en actos de violencia psíquica, como escupirle y dirigirle insultos y amenazas.

El hombre llegó incluso a destrozar mobiliario de la vivienda, al golpear las puertas en los ataques de ira que habitualmente acompañaban a las discusiones que mantenía con su pareja, "quien vivía en un clima de temor e intranquilidad difícil de sobrellevar", apunta el juez en su fallo. Así, en torno al mes de junio de 2018, cuando la pareja se encontraba en el domicilio de la madre de la mujer, el acusado se acercó a ella cuando estaba fregando y la agarró con fuerza por el cuello.

En otra ocasión, a finales de julio de 2018, en el transcurso de otra discusión en el domicilio de la joven, el hombre la agarró de nuevo por el cuello, rompió el cristal de la puerta del salón de la vivienda, cogió al gato y se lo arrojó. Acto seguido, le escupió en la cara. La sentencia recoge otro altercado registrado el 10 de agosto de 2018, cuando la pareja visitó el domicilio de los padres del acusado y el hombre le exigió a su compañera que le entregase su teléfono móvil. La mujer se negó a dárselo y el acusado la agarró por el cuello, la tiró al suelo y le mordió la mejilla.

SECUELAS. Como consecuencia de estas agresiones y de la situación creada por la conducta del acusado, la víctima sufrió "sintomatología ansioso-depresiva" que precisó de asistencia psicológica, "sin que al tiempo de formalizarse los escritos de acusación se apreciase ya daño psíquico que interfiriese en su vida cotidiana", recoge el fallo.

Por estos hechos, el hombre –que ya había sido condenado por un delito de maltrato en abril de 2017, cuando le impusieron 31 días de trabajos en beneficio de la comunidad– fue acusado de cuatro delitos en el marco de la violencia de género, por los que fue condenado a un total de cuatro años de prisión. Tras conocer el fallo, el letrado de la defensa presentó un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Lugo, pero la sala considera "plenamente creíbles" las declaraciones de la víctima y de los testigos, por lo que confirma la condena impuesta por el Penal 1.

Además de la pena de prisión, el juez del Penal número 1 de Lugo le impuso al acusado la prohibición de aproximarse o comunicarse con la víctima por cualquier medio durante un periodo total de ocho años y tres meses.

El acusado también tendrá que pagar 302 euros por los daños en la vivienda y 1.000 euros para su expareja.

comentarios