Los pantalanes para bañarse en el Miño este verano están en construcción y el Concello tramita los socorristas

La administración trabaja a contrarreloj para poder abrir la nueva zona de baño el 15 de junio con todas las garantías ante la alta demanda de los ciudadanos, que en días de calor como los que se esperan para el fin de semana se lanzan al río donde pueden
Parque del Miño donde se habilitará la zona de baño en el río. XESÚS PONTE
photo_camera Parque del Miño donde se habilitará la zona de baño en el río. XESÚS PONTE

El Concello de Lugo trabaja a contrarreloj y en varios frentes —el material, las instalaciones accesorias y la seguridad— con el objetivo de poder tener a punto la zona de baño pública proyectada aguas abajo del antiguo restaurante O Muíño, cerca de A Tolda, para mediados de junio. Esta fue la fecha que la administración estableció como inicio de la temporada de baño, que se prolongará hasta el 15 de septiembre, aunque las elevadas temperaturas de días atrás hicieron que algunos personas se lanzaran ya al río por su cuenta y riesgo allí donde lo consideraron.

La escena se repetirá probablemente el próximo fin de semana, que se espera tórrido. Lugo lleva años esperando por una zona de baño segura, que finalmente será mediante un sistema de pantalanes flotantes, tanto para acceder al río, como para formar una especie de piscinas en él, que en este momento están siendo construidos por la firma pontevedresa Yacht Port Marinas.

La empresa dispone de doce semanas para construir la estructura. El plazo empezó a contar la última semana de abril y, en todo caso, deberá entregar el material al menos diez días laborables antes del 15 de junio, para que dé tiempo a montarlo. El montaje y desmontaje se hará de forma manual, sin empleo de maquinaria pesada para que haya la mínima afectación al entorno fluvial y no altere los márgenes. 

El gobierno local confía en que los trabajos estén finalizados para poder estrenar la zona de baño el 15 de junio. Con ese fin trabaja también en el resto de elementos necesarios para que los ciudadanos puedan usar con todas las garantías la instalación fluvial, como la seguridad, la contratación de socorristas y la instalación de mobiliario, como baños y vestuarios.

El Concello quiere tener la zona en las mejoras condiciones posibles para la temporada estival y desde hace días trabaja también en la mejora del área de juegos infantiles que hay en las inmediaciones. También colocó aparcabicis cubiertos.

De momento, los ciudadanos pueden hacer uso de la totalidad del parque, pero cuando comience el trabajo de colocación de la estructura flotante y del resto de elementos, el paso se derivará al camino que discurre al lado de la carretera N-6. 

En este vial y en esa zona también comenzarán obras en las próximas semanas, después de que el Gobierno adjudicara recientemente la construcción de la demandada glorieta en la intersección con la Avenida Afonso X O Sabio, que da acceso a la zona sur de la ciudad, lo que condicionará la actividad en el entorno.

Cubos flotantes ensamblados para formar piscinas para distintas edades

La zona de baño del Miño será una plataforma de  64 metros de longitud que estará construida mediante cubos flotantes ensamblados, con gran flotabilidad pero nulo riesgo para los usuarios, según asegura el gobierno de Lara Méndez. El diseño está inspirado en la ensenada de La Villete de París.

Los cubos flotantes formarán cuatro piscinas, dos con profundidades de 1,20 y 0,80 metros, respectivamente, y otras dos de 0,40 metros. Habrá rangos de edad delimitados para cada una. Todas tendrán fondo, también de cubos flotantes, que irán unidos a la estructura superior con un sistema de cuerdas y red de nailon marítimo en los laterales. De esta manera se asegura la recirculación constante del flujo de agua y se evitan entradas y salidas por esa zona. Además en ambos lados de la estructura, los adultos podrán acceder al baño en el río de manera segura.

El conjunto se amarrará mediante cadenas metálicas a muertos naúticos de hormigón para impedir movimientos. Según el Ayuntamiento, la estructura tiene cero capacidad de movimiento pero se podrá adaptar con facilidad a bajadas o subidas de caudal.
 

Otros proyectos que hay en el río y su entorno
Está prevista también la rehabilitación de caneiros en el Miño a su paso por la ciudad, como el de Acea de Olga (situado entre el puente romano y el antiguo restaurante O Muíño) y el conocido como Pesqueira do Lulo, situado más abajo. La primera obra comenzará en junio y la hará Tragsa, según anunció la Confederación Hidrográfica. La segunda espera permiso de Patrimonio. La Hidrográfica reconvertirá el antiguo restaurante en un centro de interpretación de los caneiros y las pesqueiras del Miño. El proyecto contempla demoler la terraza levantada sobre el cauce fluvial y otras construcciones anexas.

comentarios