"Nunca me tocara nada e iso que xogo bastante"

Javier Darriba, taxista de Outeiro de Rei, es uno de los agraciados con el tercer premio del Niño, que deja 2,5 millones en la provincia
Javier Darriba muestra exultante su décimo premiado. XESÚS PONTE
photo_camera Javier Darriba muestra exultante su décimo premiado. XESÚS PONTE

El lotero José Manuel Gómez, que lleva diez años al frente de la administración de Lotería número 9 de Lugo, en la Ronda da Muralla, dijo que los 15 décimos del 18.918 –tercer premio del sorteo del Niño que vendió en este despacho fueron a "abonados" que juegan ese número todo el año. Los 85 restantes se fueron al bar Avenida de Rábade.

"El premio para mí es haberlo dado y ver a los clientes contentos", dijo. Además, explicó que lleva varios sorteos rozando la suerte –de hecho en el de Navidad vendió el 09.490, despachado también en el bar Ágora de Rábade, y el Gordo fue el 05.490–.

Celebración a las puertas de la administración de la Ronda da Muralla. XESÚS PONTE
Celebración a las puertas de la administración de la Ronda da Muralla. XESÚS PONTE

Hasta la administración de Lugo, ya que es cliente habitual, se acercó un agraciado, Javier Darriba, que curiosamente compró el décimo premiado en el bar Avenida de Rábade.

Este taxista de Outeiro de Rei dijo que con los 25.000 euros que le han tocado va a "cancelar a hipoteca do piso porque non paran de subir os intereses".

"Nunca me tocara nada, salvo pedreas ou reintegros, e iso que xogo bastante. Sinto un formigueo no corpo", afirmó el afortunado taxista.

El número 18.918 dejó un total de 2,5 millones en la capital lucense, la mayoría de los cuales se repartieron desde el citado bar Avenida de Rábade.

Comentarios