jueves. 13.05.2021 |
El tiempo
jueves. 13.05.2021
El tiempo

Los negocios afectados por el fuego retomaron su actividad y buscan soluciones al desastre

Una de las naves calcinadas. VICTORIA RODRÍGUEZ
Una de las naves calcinadas. VICTORIA RODRÍGUEZ
Los empresarios más perjudicados disponían de otras instalaciones, en las que se están reorganizando para poder prestar servicio a sus clientes

La zona cero del incendio registrado el domingo en O Ceao seguía echando humo 24 horas después de que el fuego sumiera la zona en un auténtico caos y afectara a seis naves, ocasionando daños millonarios. La nube blanca que asomaba entre las cenizas de las instalaciones afectadas dejaba claro que la tragedia no había sido un mal sueño y que todavía quedaba mucho camino por recorrer para hablar de normalidad. Pero aun así, los seis empresarios afectados decidieron mirar hacia el futuro —con mayor o menor esfuerzo— y retomaron su actividad sin dar tregua al desaliento.

A las nueve de la mañana, el polígono funcionaba este lunes como cualquier otro lunes y en todas y cada una de las empresas de la zona se hablaba únicamente del incendio. Los empresarios que no vivieron de cerca el incidente aplaudían su suerte, pero lo hacían cabizbajos y mostrando solidaridad con los afectados. "Esto es Lugo y O Ceao es muy pequeño. Aquí nos conocemos todos y te duele lo que le pasa a los demás. Que te arda la empresa es muy duro; es algo que jamás te imaginas que te pueda pasar. Hay que ser muy frío y no tener corazón como para no ponerte en la situación de esa gente", comentaban en general.

Ver más: Silva y Valle, dos rostros del deporte que lucharon contra las llamas en O Ceao

Los trabajadores de las empresas afectadas también acudieron a su puesto de trabajo con la esperanza de superar el sobresalto del domingo y de buscar soluciones a cada situación concreta. Sin embargo, a primera hora de la mañana todavía no pudieron entrar en las naves, ya que los bomberos temían que los niveles de monóxido de carbono en el interior de las instalaciones entrañaran un riesgo para las personas. Además, había que revisar las estructuras para confirmar que no habían sufrido daños importantes.

Alrededor de las diez de la mañana, el sargento jefe de Bomberos y el arquitecto municipal ya habían recorrido los negocios afectados, así como los más próximos, confirmando que no había ningún peligro para los empleados. De hecho, el resultado de las mediciones de monóxido de carbono fue cero en todas las naves, excepto en la de Frigoríficos Alfonso —ya que seguía entrando el humo que todavía desprendían las ruedas calcinadas de Fraín— pero los niveles eran muy bajos y no suponían ningún riesgo.

Ver más: Impactantes imágenes inéditas de la lucha contra el fuego en O Ceao

VUELTA A EMPEZAR. Empresarios y empleados retomaron entonces su actividad, en la medida de lo posible. El gerente de Castro Parga, Antonio de Castro, explicó que ya está buscando naves para trasladar los almacenes, la tienda y las oficinas. "Si encontramos algo que sea adecuado para eso, a lo mejor aprovechamos para renovar, ampliar y modernizar la fábrica, aunque es muy pronto para decidirlo y es una decisión que tiene que decidir la familia porque a mí me queda poco tiempo de trabajar; es una posibilidad".

Según explicó, Castro Parga ya atendió este lunes a sus clientes. "Ya estamos trabajando. Tenemos una tienda en la calle Conde, que da a Ancares, y allí estamos habilitando unos entresuelos. Hay que reaccionar rápido; lo que ya ocurrió, ocurrió y hay que buscar salidas". El gerente de Castro Parga todavía no sabe cuantificar los desperfectos que dejó el incendio en sus instalaciones. "No tenemos ni idea. Nos quedamos sin todo el sistema informático y lo estamos recuperando ahora de la nube y los discos. Y yo tampoco soy capaz de valorar los daños. El seguro ya lo estuvo viendo por la mañana". Antonio de Castro tampoco sospecha cuales pueden ser las causas del suceso. "Hay hasta quien dice que no fue en nuestra nave, ya sabes cómo son los comentarios, hay de todo", comenta.

Ver más: Todos a una para salvar el polígono de O Ceao

Por su parte, el gerente de Recambios Fraín, Francisco Dorado, explicó que su negocio funcionó este lunes con total normalidad, aunque lo que no pudieron suministrar fueron los pedidos de ruedas. "El 95 por ciento de lo que ardió eran neumáticos nuevos y el otro 5 por ciento prácticamente se libró; estamos todavía pasando el material para la nave de enfrente. Solo neumáticos de turismo había una nave de 2.000 metros y diez metros de altura llena. Las ruedas no arden fácil, pero cuando prenden cuesta mucho apagarlas", dijo.

Dorado contó que su empresa tiene una nave nueva justo enfrente de las instalaciones calcinadas. "La estábamos preparando precisamente para ruedas. Nos faltaban unos permisos, y precisamente no queríamos meter nada allí todavía por precaución, porque si pasa una cosa de estas y estás sin todas las licencias te revientan. Era una cuestión de un mes o de dos que trasladásemos todas las ruedas para esa nave. Primero, por seguridad, porque ya teníamos una cantidad muy importante de ruedas, y luego porque nos hacían falta esas naves para otras cosas. Le pusimos incluso un sistema de incendios especial".

"Por lo menos", señala, "ha servido para el Concello me asegure que se acelerará la licencia para la nueva nave".

Dorado también afirmó que su intención es mantener a todos sus trabajadores. "Había la posibilidad de meter en un Erte a más de 20 empleados que se dedicaban a las ruedas", dijo el empresario lucense, "pero no todo es dinero en la vida".

"Los trabajadores se presentaron el domingo preguntando en qué podían ayudar, cómo podían echar una mano. Eso es una satisfacción. Es algo de agradecer. No podemos mandarlos a un Erte así como así", añadió.

LIMITADOS. La copropietaria de la tercera empresa que resultó calcinada, Recambios Al Volante, también optó este lunes por superar la angustia del domingo volviendo al trabajo. Marta García explicó que la empresa tienen una tienda en la calle Germán Alonso, donde retomaron la actividad. "Estamos muy limitados porque en la tienda no hay espacio y teníamos el 90% de la mercancía en O Ceao. Pero hay que continuar y mirar hacia delante. este martes estuvimos intentando llamar a nuestros clientes, que llevan con nosotros muchos años, para explicarles la situación y que sepan que seguimos trabajando", señaló.

Ver más: Feijóo ofrece "préstamos inmediatos" a las empresas afectadas por el incendio en O Ceao

Las otras empresas que resultaron afectadas, aunque en menor medida —Frigoríficos Alfonso, Dielectro Industrial y la rotativa de El Progreso— también volvieron a retomar este lunes la normalidad, aunque afectados por las secuelas del fuego y con la imagen de la devastación todavía en mente. "Volver al trabajo te ayuda a olvidar un poco de la angustia que pasamos el domingo. Llegamos a creer que ardía todo y que nos quedábamos sin empleo. Eso sería terrible, por lo que este martes venimos a trabajar más contentos que nunca", comentaba un empleado.

En la gasolinera que también se vio amenazada por el incendio, los camiones cisterna volvían ya por la mañana a cargar combustible para distribuir, aunque no servía a particulares porque la calle seguía cortada para que los bomberos pudieran refrescar las naves. Tampoco se permitía el paso de vehículos por delante de la nave de Castro Parga, lo que originó por momentos pequeñas retenciones de tráfico. Las calles cortadas, la presencia de los bomberos y la vigilancia por parte de Policía Local y Nacional arrojaban este lunes una imagen de O Ceao inusual, pero por suerte tranquila.
 

El Concello hará un informe para evaluar daños estructurales
La alcaldesa de la ciudad, Lara Méndez, supervisó este lunes por la mañana la zona cero del incendio de O Ceao acompañada por el jefe del servicio de Arquitectura del Concello para analizar la situación en la que quedaron los inmuebles afectados. En su recorrido por el polígono de O Ceao, la regidora municipal avanzó que el citado departamento elaborará un informe "para determinar o alcance dos danos estruturais que sufriron as edificacións que, nalgún caso, obrigarán á demolición de parte ou da totalidade das construcións", dijo. Lara Méndez les comunicó esta circunstancia personalmente a los empresarios durante un pequeño encuentro que mantuvo al pie de las instalaciones perjudicadas.
Agilizar los trámites
La alcaldesa de la ciudad se comprometió además con los empresarios afectados a "axilizar" en todo lo posible la tramitación que fuera ne cesaria para que puedan retomar cuanto antes la actividad en sus establecimientos y se vean de este modo lo menos perjudicados posible.
Seguridad y salubridad
Desde el Concello explicaron además que tanto los bomberos como la Policía Local mantendrán efectivos en el polígono durante todo el tiempo que sea necesario, hasta que se restablezcan por completo todas las medidas de seguridad y salubridad necesarias para los trabajadores y clientes de al zona.

Los negocios afectados por el fuego retomaron su actividad y buscan...
comentarios