Los juguetes encabezan los fraudes contra la propiedad industrial en Lugo

Interior detectó en un año 64 delitos de este tipo en la provincia, un 89% menos que en el anterior. Los artículos infantiles desbancan a los textiles y complementos en falsificaciones
Intervención de la Guardia Civil contra el fraude y la falsificación de juguetes. EP
photo_camera Intervención de la Guardia Civil contra el fraude y la falsificación de juguetes. EP

Los delitos contra la propiedad industrial, que implican la apropiación de patentes, la comercialización y usurpación de un modelo o dibujo industrial, artístico o topografía, y la utilización de denominaciones de origen, descendieron considerablemente en Lugo, donde los juguetes encabezan la lista de artículos intervenidos por las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Según los últimos datos oficiales recabados por el Ministerio de Interior, correspondientes a 2022, en la provincia lucense se registraron en todo el año un total de 64 delitos de este tipo, frente a los 585 contabilizados el año previo. Aunque la pandemia redujo de forma drástica esta actividad delictiva –con 20 casos a lo largo de 2020–, los datos de 2019 y 2018 revelan cifras bastante más relevantes, con 410 y 507 delitos, respectivamente.

Además de descender el número de casos, concretamente un 89% en la provincia de Lugo, también cambió el origen del problema, tal y como revelan los datos sobre los objetos que fueron intervenidos por las fuerzas y cuerpos de seguridad. Así, entre 2018 y 2021, los principales artículos requisados por infringir los derechos de propiedad industrial fueron mayoritariamente prendas textiles, marroquinería y complementos, y también calzado.

Sin embargo, de los 64 artículos intervenidos en 2022, un total de 61 fueron juguetes, que se retiraron del mercado por simular que pertenecían a marcas de reconocido prestigio, cuando en realidad se trataba de falsificaciones. En muchos casos, estos juguetes fraudulentos incumplían además las medidas de seguridad obligatorias, por lo que suponían un riesgo para la integridad física de los menores a los que iban dirigidos.

De los 64 objetos intervenidos, 61 fueron localizados en los establecimientos que los vendían. Los agentes, que realizan inspecciones rutinarias, encontraron los tres restantes en naves o almacenes.

Penas de hasta cuatro años de prisión

Las penas por los delitos contra la propiedad industrial varían en función de la gravedad de la acción ilícita cometida y el valor del bien industrial protegido.

Los delitos relativos a patentes y diseños industriales conllevan prisión de 6 meses a 2 años y multa de 12 a 24 meses; los relativos a marcas y signos distintivos conllevan de 1 a 4 años de prisión y multa de 12 a 24 meses, y los delitos relativos a la denominación de origen se penan también con prisión de 1 a 4 años y multa de 12 a 14 meses.

En el caso de empresas infractoras, los jueces pueden tomar medidas como la suspensión temporal de la actividad.