García-Margallo: "Con la Constitución están haciendo taxidermia, la están vaciando"

Hiperactivo en los foros mediáticos tras pasar por el Gobierno de Rajoy y el Parlamento Europeo, García-Margallo fustiga en su último libro la que cree deriva política propiciada por Zapatero y por Pedro Sánchez, a quien acusa de okupar todas las instituciones del Estado.
José Manuel García-Margallo. PPE
photo_camera José Manuel García-Margallo. PPE

De verbo fácil y amplio, el eurodiputado y exministro de Exteriores García-Margallo atiende la entrevista de El Progreso antes de intervenir en los platós de Mañaneros, el magazine de actualidad de TVE, y de Telecinco. A pocas horas de su conferencia en O Vello Cárcere de Lugo (lunes 27, a las 19.30 horas) para presentar su último libro España, terra incógnita, donde aborda la "compleja coyuntura a la que se enfrenta el país", el exministro popular se detiene en las políticas que considera más lesivas bajo las presidencias de Rodríguez Zapatero y Pedro Sánchez

¿Tanta deriva demagógica aprecia en el actual presidente Sánchez?
Hay un problema mucho más de fondo, desde el mismo momento en que José Luis Rodríguez Zapatero firma el Pacto de Tinell con Esquerra Republicana de Catalunya e Iniciativa per Catalunya con decisiones tan importantes en 2003 como aceptar cualquier propuesta de estatuto de autonomía que apruebe el Parlamento de Cataluña sin tomarse la molestia de verificar si es constitucional o no. Deciden que ninguno negociará un pacto con el PP ni en Cataluña ni fuera de Cataluña y entramos en una ruptura del consenso que trajo la Transición, que se basaba en la alternancia en el poder de dos grandes partidos, de centro-derecha uno y de centro- izquierda otro, que coincidían en lo que Cánovas llamaba las 'verdades madre': unidad de España, integridad territorial, Estado de Derecho, separación de poderes, economía de mercado, la pertenencia a Europa... discrepando en todo lo demás. El libro que publico se llama 'España, terra incógnita. Asalto a la democracia', porque no sabemos qué va a pasar y con la Constitución están haciendo una operación de taxidermia. Es como coger un animal, vaciarlo, llenarlo de serrín y parece el mismo pero no lo es. Y eso trae peligros.

Muchas cosas pasaron ya.
La polarización se ha cobrado una generación muy importante a partir del 2014 como consecuencia de las medidas que hubo que adoptar para atajar la crisis económica y al aparecer por la derecha partidos que cuestionan singularmente la actuación del Partido Popular en el asunto del intento de secesión de Cataluña en 2014 y 2015. A partir de ese momento, todo se acelera y cobra ya una dimensión prácticamente incontrolable con Pedro Sánchez, que decide hacer un Gobierno con partidos de la extrema izquierda, Podemos primero y Sumar después, siendo el único país de Europa Occidental que en estos momentos tiene comunistas en el Gobierno. Y si echamos una vista atrás, es el único desde 1981 y 1990 con medidas de ese corte, solo vistas en Francia con Mitterrand y Jospin. En el resto de los 27 están excluidos de las posibilidades de formar gobierno.

También han irrumpido los partidos de extrema derecha.
Todo se complica pues hasta ahora tampoco habían formado parte del elenco gubernamental. Pasó en Polonia, en Hungría, ahora sucede en Países Bajos... hay todo un problema. Y en España, aparte de esta fragmentación y aparición de partidos extremos que es general a Europa y que no olvidemos fueron los responsables de la tragedia que sacudió al continente en los años 30 del siglo pasado, en España el separatismo dificulta mucho la gobernabilidad. Sánchez decide apoyarse en Sumar y en partidos parlamentarios que cuestionan la Constitución e incluso la existencia misma de España.

¿Cómo ve Galicia desde Bruselas?
Es un modelo de estabilidad, no solo en España sino en toda Europa. Gracias a esas cinco mayorías absolutas, Galicia está a lo que decía Ortega y Gasset, 'españoles a las cosas'. Se está ocupando de las cosas importantes, no desgarrándose en discusiones bizantinas. Es un modelo político a imitar.

"Sánchez vive un guión televisivo y él es el único protagonista"

El que fuera ministro de Exteriores con Rajoy reconoce en Pedro Sánchez "una inteligencia política fuera de lo común, pero sin principios ni líneas rojas". Lo acusa de desarrollar una tesis inédita en España: "Para hacer Gobierno no hace falta ganar elecciones; basta una mayoría parlamentaria que te apoye y la trayectoria de Sánchez es una contradicción permanente sobre Cataluña, la amnistía...".

¿Todo por el poder?
Si quiere permanecer en el poder tendrá que ceder, si no perderá esos apoyos y la Moncloa. Estamos en un momento de eso que se llama un punto de inflexión en la historia. Yo creo que ese punto, un paso más cualitativo en ese proceso, ha sido la amnistía y lo anterior, como modificar el Código Penal o los indultos parciales que ha concedido; a mí no me gustan pues se conceden sin informe del tribunal sentenciador, sin que se haya manifestado la menor contrición ni propósito de enmienda. Ha puesto el tema a cero y por personas que no lo han solicitado. Eso estaba dentro de la Constitución, los indultos. Pero la amnistía, no.

¿El lío con Milei es provocado?
En la política normal, utilizamos la razón para examinar los problemas y las soluciones posibles. Pero Pedro Sánchez no, vive en un mundo virtual, en una especie de guión de serie televisiva permanente en que cada día nos da una sorpresa. Se monta lo de la fachosfera en el interior y como no basta, decide que quiere ser también el centinela de Occidente respecto a la fachosfera en el mundo. Se va al Parlamento Europeo y acusa a Manfred Weber [líder del Partido Popular Europeo] de ser simpatizante del Tercer Reich y se mete con Milei para erigirse en el defensor de la progresía y de la democracia como él la entiende en Iberoamérica. Se ve a sí mismo como una mezcla de Garibaldi y Bolívar que no se corresponde con la realidad. ¡Eso es un guión, eh! Como 'La Promesa'. Esto es un guión de Sánchez. Y el único protagonista es él.

¿Es peor el enfado diplomático que hubo con Argentina o con Argelia?
Lo mismo. La diplomacia, en el fondo, consiste en hacer amigos. Unos son más amigos que otros pero te tienes que llevar bien con todos. Dudo que así pueda haber otra cumbre iberoamericana.

"Ha subido la fiscalidad del campo y de lo que se paga en el súper, el 40% son impuestos"

El todavía parlamentario europeo dice que el dogmatismo en España con las transiciones climática, energética y digital provocó reacciones airadas como las de los agricultores y ganaderos.

Al final, la Comisión Europea ha dado alguna marcha atrás.
Hay que ir con tiento, mimo y cierta prudencia. No con criterios dogmáticos. La gran responsabilidad de la mala aplicación del Pacto Verde es del Gobierno. Son fórmulas muy abiertas que permiten interpretaciones muy distintas. Con Teresa Ribera a la cabeza fueron de las más estrictas y eso ha traído protestas. Porque los precios de venta agrícolas y ganaderos están como hace 20 años mientras los insumos han subido estratosféricamente, además del coste del agua, de la energía o la mano de obra. Además de que se ha subido la fiscalidad al campo y de lo que paga usted en un supermercado, casi el 40% son impuestos. Tampoco se vigila con terceros países que no puedan entrar en la UE productos los mismos requisitos exigidos a nuestros agricultores.