Un escape de gas por la obra en Santo Domingo obliga a desalojar comercios y precintar calles

El incidente está relacionado con los trabajos de peatonalización
Bomberos y efectivos de la Policía Local este lunes en Santo Domingo intentando controlar la fuga de gas. SEBAS SENANDE
photo_camera Bomberos y efectivos de la Policía Local este lunes en Santo Domingo intentando controlar la fuga de gas. SEBAS SENANDE

Al final todo se quedó en un susto sin mayores consecuencias, pero durante hora y media la zona de la Praza de Santo Domingo y las calles aledañas, en especial Rúa Raiña, parecieron el escenario de una película de catástrofes, con bomberos desplegándose para sacar de los establecimientos abiertos a trabajadores y clientes, coches de Policía bloqueando accesos y agentes precintado calles, mientras un pequeño ejército de operarios trataban de localizar y sellar el motivo de semejante despliegue: una tubería de gas que una máquina perforadora había agujereado por error.

Los hechos sucedieron en torno a las 14.30 horas, en los trabajos que se están realizando en la parte baja de Santo Domingo, en el tramo de salida del párking y en su zona más pegada a las fachadas. El operario de una de las máquinas taladradoras que participan en los trabajos de peatonalización de la plaza perforó por error la canalización del gas y se produjo un escape de considerables dimensiones. 

El olor era perfectamente perceptible, como explicaron varios testigos, no solo en el interior de algunos establecimientos comerciales sino en la propia calle, dependiendo de la dirección del viento. Tras el aviso de los operarios, se puso en marcha el protocolo para escapes de gas y Policía Local y Bomberos procedieron a bloquear todos los accesos y a precintar las calles, que en el caso de  Raíña fue hasta su cruce con Xoán Montes.

Además, los bomberos procedieron a evacuar al personal de todos los comercios cercanos a la fuga. Si bien a esa hora la mayoría estaban cerrados, sí había algunos con horario continuado, como Bimba y Lola, que estaba además pegado a fuga. Las dependientes tuvieron que salir a la calle, como las de la zapatería que está casi enfrente y las de otro par de comercios cercanos que también estaban abiertos. "Antes de dejarnos entrar otra vez", explicaba la encargada de Bimba y Lola pasadas las cuatro de la tarde, "vinieron los bomberos con los medidores de gas. Nos dijeron que dejásemos abiertas las puertas y ahora huele menos, pero abajo, en el almacén, todavía huele bastante".

No es la primera vez que se produce una fuga de este tipo en la red de gas con motivo de las obras, ya que el riesgo de picar las tuberías es alto. No obstante, este tipo de incidencias suelen solventarse en pocos minutos y hasta ahora nunca han dado lugar a daños personales.

Bomberos este lunes en Santo Domingo intentando controlar la fuga de gas. SEBAS SENANDE
Bomberos este lunes en Santo Domingo. SEBAS SENANDE

Comentarios