miércoles. 08.12.2021 |
El tiempo
miércoles. 08.12.2021
El tiempo

Olga López Racamonde: "Esperamos reunir entre 200 y 300 muestras de leche materna"

Olga López Racamonde, en el Aula de Educación Maternal
Olga López Racamonde, en el Aula de Educación Maternal
Un grupo de lactantes lucenses están donando muestras de su leche para una investigación sobre la influencia que la dieta de la madre tiene sobre la composición de la leche. La idea —en la que también colabora la USC— partió de esta matrona

¿Una dieta con más o menos grasa podría determinar la composición de la leche materna? ¿En qué medida los nutrientes que ingerimos confieren unas propiedades u otras a este alimento básico para la crianza de un bebé? Estas fueron las dos cuestiones que se planteó Olga López Racamonde, matrona del Aula de Educación Maternal del ambulatorio de la Praza do Ferrol y del centro de salud San Roque, cuando decidió poner en marcha una investigación en la que estudiará, a través de las muestras que le cedan las madres lucenses, los efectos de la dieta en la composición de la leche. Un trabajo en el que cuenta con dos colaboraciones: la de la asociación Bico de Leite y la del Laboratorio de Hixiene, Inspección e Control de Alimentos (Lhica) de Veterinaria.

¿Cómo surgió esta idea?

Fue a raíz de la tesis que estoy haciendo. De hecho, el estudio forma parte de la tesis, que trata sobre cómo afectan los factores nutricionales en el embarazo, en el peso del bebé al nacer y en la composición de la leche. Es decir, lo que pretendo es ver si, en función de los hábitos nutricionales, varía la composición de la leche materna. Llevo tiempo estudiando los factores de riesgo cardiovascular, entre los cuales está una dieta desequilibrada y rica en grasas, y, por eso, se me ocurrió investigar la relación que puede tener la dieta de la madre con la composición de la leche que da a su hijo y ver los efectos de esta no solo al nacer sino también a largo plazo, en los primeros dos años de vida, para poder ver su influencia en el desarrollo posterior del niño.

Comenzaron ya con la recogida de muestras a principios de septiembre. ¿Tienen algún resultado?

No, todavía es muy pronto. Esto va a ir para largo. Estamos todavía en la fase de recogida y análisis. Quizá, en menos de dos o tres meses no tengamos conclusiones. De momento, las madres que colaboran con nosotros están haciendo las encuestas sobre alimentación y los resultados de esas encuestas los relacionaremos, posteriormente, con las analíticas de la leche.

¿Cuántas mujeres colaboran en este estudio?

No sabría decir el número, pero bastantes. Muchas de ellas vienen de mi consulta como matrona. Otras, a través de Bico de Leite. De todas formas, todavía se pueden apuntar las que quieran. Solo tienen que contactar conmigo en el centro de salud de San Roque, donde tengo consulta; en la web de Bico de Leite, o con Patricia Regal, del Laboratorio de Hixiene, Inspección e Control de Alimentos de la USC.

"Las mujeres harán vida normal y solo cubrirán las encuestas para ver si siguen una dieta atlántica o mediterránea"

¿Tendrán un número máximo de participantes?

Esperamos reunir el máximo número de muestras que podamos. Pero quizá nos situemos entre las 200 y las 300. Nos daremos un margen amplio de tiempo para hacer el estudio, probablemente entre cinco y seis meses.

Una vez que se apuntan, ¿cómo hacen la recogida de la muestra las mujeres?

La hacen ellas mismas en casa. Mejor, que se la extraigan de forma manual, no con sacaleches. De esta manera, se contamina menos la leche porque solo iría a parar a un recipiente y no a dos. En ese caso, habría que esterilizar el sacaleches. También está mejor que traigan muestras de los dos pechos y antes y después de la toma, si fuese posible. En caso contrario, tampoco pasa nada. Nosotros iremos apuntando todas estas variables así como el tiempo de lactancia que lleva la mujer.

¿Hace falta aportar mucha cantidad de leche?

No, entre 50 y 60 mililitros.

El estudio sobre la dieta de las mujeres ¿lo harán solo a través de los resultados de la encuesta o dividirán a las participantes en grupos y las someterán a una dieta diferente?

No, solo trabajaremos con encuestas. Las mujeres harán vida normal y cubrirán los cuestionarios. A raíz de los resultados, las encuadraremos en la dieta atlántica o mediterránea y veremos los efectos en la leche. Aparte de esto, también tendremos en cuenta otros factores antropométricos de las madres como si son obesas o tienen sobrepeso o si sufren diabetes.

¿Cuáles son las diferencias entre una dieta atlántica y la mediterránea?

La dieta atlántica es la que hacemos la mayoría de los gallegos, que es tan sana como la mediterránea pero donde predominan más los alimentos de temporada, las patatas, las castañas, los pescados, la leche y los productos lácteos, la carne de cerdo y el vino. La dieta mediterránea, en cambio, se basa más en el consumo de hortalizas, frutas y verduras, los productos que tienen más a mano en esa zona del país. Son dietas distintas pero igual de buenas, siempre que no se cometan excesos con las grasas.

Olga López Racamonde: "Esperamos reunir entre 200 y 300 muestras de...
comentarios