Eduardo Valín: "Lo que nos preocupa más ahora es que quedamos al margen de la alta velocidad"

Cuatro años después de que este empresario (Lugo, 1968) accediese a la CEL, siguen sin estar en servicio infraestructuras que ya urgían entonces, como las autovías a Santiago y Ourense o el tren.

Eduardo Valín, consejero ejecutivo de la CEL, en una de las empresas que dirige con sus dos hermanos. SEBAS SENANDE
photo_camera Eduardo Valín, consejero ejecutivo de la CEL, en una de las empresas que dirige con sus dos hermanos. SEBAS SENANDE

¿Ve más fortalezas o debilidades en el tejido empresarial lucense para salir de la crisis socioeconómica causada por la pandemia? 
Nuestro tejido empresarial tiene grandes debilidades. Somos pocos y pequeños y nos faltan buenas comunicaciones, y esta realidad siempre es un lastre para la competitividad de nuestras empresas frente a las de otros territorios o para nuestra salida al exterior. No obstante, también tenemos fortalezas: el pequeño tamaño también muchas veces va unido a una particular visión a la hora de hacer las cosas en las que la calidad y el respeto al entorno van por delante de otras consideraciones. Y hoy se valoran precisamente productos que apuesten por la calidad, la sostenibilidad, lo ecológico… Sin duda ahí partimos con ventaja competitiva. Nuestra riqueza en materia prima en sectores como el forestal o el alimentario, con esos ganaderos a la cabeza que, a pesar de pasarlo mal, son de los que más innovan y emprenden hoy en Lugo, nos dicen que todavía queda mucho potencial y mucho camino por recorrer. 

¿Es optimista o no? 
Hay que ser optimistas siempre. Sin optimismo no hay futuro, y menos en la empresa. La economía es cíclica y sin duda saldremos de esta crisis, aunque serán necesarios esfuerzos extra por parte de todos. 

¿Qué sucederá cuándo se levante el escudo social de los Erte? 
Parece ser que se está negociando, y con muchas probabilidades de acuerdo, una fórmula de Erte que sea capaz de atender necesidades puntuales de parón en las empresas como las provocadas por el coronavirus al tiempo que la actividad económica se recupera, aunque no sea tan rápido como quisiéramos. Así que, en principio, esperamos que poco a poco se recupere la actividad y el empleo. 

Pospandemia
"Sin duda saldremos de esta crisis, aunque serán necesarios esfuerzos extra por parte de todos"

¿La llegada de los fondos Next Generation será la solución ansiada? 
Tenemos mucha confianza depositada en los Next Generation, pero la realidad es que todavía no contamos con material tangible para analizar cómo vamos a poder aprovecharlos precisamente desde las pequeñas empresas como las lucenses. No obstante, estos fondos llegarán de un modo u otro a través de diferentes entidades públicas (comunidades autónomas, concellos…), líneas de apoyo diferenciadas y otras fórmulas. En general es una inyección de inversiones tras años de austeridad, y eso siempre es positivo. Veremos cómo se materializan. 

Lugo sigue siendo una provincia con déficit de infraestructuras, ¿cómo ve los plazos que dan las administraciones para las que están pendientes (autovías, tren...)? 
Los plazos se han retrasado décadas, algunas infraestructuras que se consideraban clave hace unos años hoy ni se contemplan… Por el momento nos conformaríamos con la finalización cuanto antes de la autovía a Santiago; la conexión también por autovía con Ourense, no olvidemos que es la forma más rápida de conectar por carretera la zona Atlántica con Portugal y dinamizar de esta forma los territorios interiores tanto de Galicia como de Portugal; que se ejecute cuanto antes la conexión ferroviaria Monforte–Lugo-A Coruña con el Corredor Atlántico para garantizar la salida de nuestros productos y, por supuesto, la vertebración de todo el norte provincial vía autovía hacia Ferrolterra y la modernización de las líneas Feve en esa zona para el transporte de mercancías y viajeros. Es lo mínimo. Y son demandas muy viejas. 

¿Hay alguna obra que considere vital que Xunta o Gobierno central no contemplen ejecutar? 
Además de lo anterior, lo que más nos preocupa en estos momentos es que quedamos al margen de la alta velocidad. Hay que conectar al menos Lugo con Ourense para que los ciudadanos de la provincia lleguen a la Meseta y al resto del país en tiempos competitivos. Es que al final somos la única capital de provincia en Galicia que queda descolgada de todas las líneas de comunicación consideradas vitales. A mayores, la interconexión ferroviaria de Lugo con Santiago y A Coruña sería algo también de extremada relevancia para la provincia. 

Next Generation
"Es una inyección de inversiones tras años de austeridad, y eso es siempre positivo. Veremos cómo se materializan"

A Mariña está inmersa en una crisis industrial, con Alcoa y Vestas. La CEL se posicionó a favor de la huelga general del pasado miércoles en la comarca. Se proponen como alternativas, por una parte, la intervención de la planta de aluminio y, por otra, la venta de ambas. ¿Qué supondrían esos cierres si se concretan y qué solución ve? 
El impacto sería transversal y muy duro. Afectaría a transporte, comercio, hostelería y restauración… Cierres de estas características suponen un antes y un después para cualquier población. Además de esas soluciones, sería necesario completarlo con políticas de futuro para abaratar el coste de la energía, así como con la atracción de nuevos proyectos empresariales para la zona. 

Se ha planteado la posibilidad de que se instale en A Mariña una planta de producción de fibra textil. ¿Es factible esta alternativa? 
Más que una alternativa sería sumar. Necesitamos nuevas iniciativas y también conservar lo que hay. Creemos que es factible y así lo han manifestado sus promotores, entre otras razones porque somos primera potencia en forestal, que es el combustible de esta iniciativa. Y nuestras infraestructuras portuarias tienen potencial, aunque sería mayor si contásemos con nuestra propia autoridad portuaria para gestionarlas. 

El Gobierno central quiere acometer una reforma laboral. La Unión Europea se lo exige. La patronal discrepa. ¿Cuál es su postura? 
Creo que hay cosas más importantes ahora mismo. Lo cierto es que la reforma laboral, que en su momento no fue bienvenida para algunos, salvó a muchas empresas en la crisis de 2008. Habrá cosas mejorables, pero creemos que en estos momentos es más un tema de agenda política que de la agenda real del país. 

Tampoco comparten la subida de las cotizaciones para reforzar la hucha de las pensiones. 
Los empresarios estamos de acuerdo en el sistema de bienestar social y en contribuir a ello. Pero en lugar de seguir apretando a las empresas para garantizarlo, lastrando nuestra competitividad, quizás tengamos que reflexionar y tomar por fin decisiones en relación al gasto público. 

Paro en el transporte
"Se hace ahora porque ya no podemos más. Pero son problemas que llevan mucho tiempo sobre la mesa"

Dirige una empresa de transportes, ¿se sumará al cierre patronal convocado para las vísperas de Navidad? ¿Por qué? 
Hay una serie de demandas por parte de los transportistas sostenidas en el tiempo que no están siendo escuchadas, áreas de descanso equipadas para nosotros y seguras, por poner un ejemplo. Los problemas añadidos derivados de la crisis del coronavirus, el aumento del precio de los combustibles, la falta de personal… han empujado al sector a dar un golpe sobre la mesa y decir basta. Se hace ahora porque ya no podemos más y porque no hemos encontrado otra forma de hacernos oír. Pero son problemas que llevan tiempo sobre la mesa. 

¿Qué supondrá ese paro, en un momento en el que hay problemas de suministro? 
Los problemas de suministro en estos momentos vienen originados más por la falta de determinadas materias primas o la crisis de los contenedores que por el transporte de mercancías en sí: aunque también sea un factor que influya, no es determinante. 

¿Qué opina de que se puedan aplicar peajes en las autovías para sufragar su mantenimiento? 
Lo mismo que hablábamos de las pensiones. Es una carga más y que a empresas de determinados sectores como el del transporte, ya ahogado, puede suponerles el cierre. Ya existen una serie de impuestos que gravan la circulación, los combustibles… 

El del transporte, como otros sectores (hostelería, construcción...), tiene problemas de mano de obra. ¿A qué se debe? ¿Cómo se puede paliar? 
Es un problema complejo y con varios factores que influyen. Desde el propio envejecimiento de nuestra población, que ya de por sí dificulta el relevo generacional, a cierta lejanía de nuestro sistema educativo con las necesidades reales del mercado laboral y quizás también un cierto cambio social que dificulta encontrar trabajadores para puestos que exigen esfuerzos extra en horarios y dedicación; que, en definitiva, son más duros que otras opciones. Una forma de paliarlo es lograr una mayor conexión entre empresas y sistema educativo, mejorar la formación y la percepción social de este tipo de puestos de trabajo.

Más personal | "El Breogán es un flechazo desde hace más de 40 años"
¿Cómo compagina su grupo de empresas y la CEL? 
Mi labor en la confederación es representativa: el corazón de la CEL es su maravilloso equipo de profesionales, con su secretario a la cabeza. En su momento decidimos innovar con esta fórmula de un consejo asesor y confianza en el equipo, porque los empresarios tenemos que atender a nuestras empresas. Y funciona. 

¿El Breogán es la niña de sus ojos? 
Un flechazo desde hace más de cuarenta años. 

¿Sufre más con el Breogán o con el Atlético? 
Indudablemente sufro más con el Breogán. 

¿Alguna otra afición confesable? 
Una buena sobremesa con los amigos. 

¿Cuando conduce un camión, es por afición o por trabajo? 
Siempre por trabajo, pero hace mucho tiempo que no salgo a la carretera con uno. 

¿Se planteó alguna vez no seguir el negocio familiar? 
Nunca. 

¿Es activo en redes sociales o sobrevive sin ellas? 
No soy mucho de redes sociales. 

¿Además de su padre, tiene algún empresario de referencia? 
Por supuesto, mi padre ha sido un ejemplo en la empresa y en la vida. Y otro... diría que no hay que ir fuera de Lugo para buscar referentes, que hay empresas punteras a nivel nacional que han nacido aquí y que son espejo en el que mirarnos las demás. Hay más de una, no quiero mencionar solo a uno, pero sí romper el tópico de que los mejores empresarios son de fuera.

comentarios