lunes. 10.08.2020 |
El tiempo
lunes. 10.08.2020
El tiempo

Cuando el asfalto es una jungla

Desnivel entre Avenida das Américas y Marqués de Ombreiro. EP
Desnivel entre Avenida das Américas y Marqués de Ombreiro. EP

Ace denuncia el estado de las aceras del campo de fútbol de As Gándaras, con canalizaciones a la vista, y Lugonovo se queja del desnivel entre Avenida das Américas y Marqués de Ombreiro

Aunque los caminos impracticables, donde cada paso incluye un riesgo nuevo, no parecen propios de la ciudad, hay puntos en los que esta se convierte, casi literalmente, en una jungla de asfalto, con desniveles y peligros equivalentes a los de una selva. Los grupos municipales de Ace y Lugonovo denunciaron este martes dos de ellos, en los que los viandantes tienen que andarse con mil ojos.

El grupo municipal de Carlos Portomeñe se quejó del mal estado en el que se encuentran las aceras del campo de fútbol de As Gándaras. Recordó que hace varios meses se renovó el firme de la carretera que discurre por detrás de las instalaciones y que, desde entonces, permanecen abiertas unas canalizaciones a ambos márgenes de la calle, lo que supone un verdadero riesgo de caída para los viandantes.

Canalización abierta en As Gándaras. EPAce reclamó al gobierno municipal que dé solución a ese problema en la próxima comisión de medio rural e infraestructuras. "Trátase dunha vía moi transitada por deportistas afeccionados e persoas maiores usuarias da residencia da terceira idade que se atopa nas inmediacións. É prioritario facer este arranxo antes de ter que lamentar algún accidente ou lesión grave", asegura Portomeñe, que también se queja de la deficiente señalización horizontal en la calzada, especialmente en cruces peligrosos como el que se encuentra antes de la rotonda.

Por su parte, Lugonovo se quejó de que, en la confluencia de Avenida das Américas con Marqués de Ombreiro, hay un desnivel de cerca de un metro de altura sin ningún elemento de protección que frene una posible caída. "O punto no que converxen estas rúas presenta unha pendente moi pronunciada sen que exista neste enclave algo tan básico como unha varanda ou pasamáns que free unha posible caída", dice la portavoz, Cristina Pérez Herráiz, que recuerda que el suelo en ese punto es una superficie "rochosa e escarpada que está sen acondicionar".

En ese punto propone instalar una barandilla, lo que considera una actuación rápida y sencilla, de escaso coste, tanto económico como de horas de trabajo.

Pérez Herráiz recuerda que ya propuso hace meses que se colocara una valla para salvaguardar a conductores y viandantes de las salidas de vía en República Argentina, algo que volvió a ocurrir este fin de semana. "Resulta evidente, despois de varios sinistros, que se trata dunha medida necesaria", dice. Aunque admite que todos se saldaron con daños materiales, explica que podrían derivar en "verdadeiras traxedias".

Cuando el asfalto es una jungla
comentarios