El Concello de Lugo reutilizará el empedrado de Santo Domingo y los bancos de la Praza de Ferrol

Es patrimonio que se conservará, como piden los vecinos y el PP, y se llevará a otros lugares ► Las fuentes de San Fernando y Santo Domingo se mantendrán, así como varias esculturas
Obras en la Praza de Santo Domingo. XESÚS PONTE
photo_camera Obras en la Praza de Santo Domingo. XESÚS PONTE

Las obras de peatonalización del casco histórico de Lugo cambiarán la imagen de una gran parte de este y supondrán la desaparición de algunos elementos patrimoniales. Sucederá con el empedrado tradicional que hay en uno de los márgenes de la parte alta de la Praza de Santo Domingo —desde Raíña hasta Progreso— y ha sucedido ya con los bancos de piedra que había en la Praza de Ferrol.

En los últimos días, varios ciudadanos, y también el PP, advirtieron de esta circunstancia por varios medios, como redes sociales o directamente a la alcaldía, y esta confirmó este miércoles que en ambos casos es patrimonio que se conservará y se reutilizará en otras zonas de la ciudad.

Los bancos están guardados y serán recolocados, como ya estaba previsto, mientras que la conservación del empedrado no figuraba en el proyecto, pero se llevará a cabo en la medida en que sea posible, aseguró el gobierno. Es un trabajo delicado y tendrá un coste añadido, pero se pidió a la empresa que lo haga, explicó. El proyecto de Santo Domingo está siendo sometido a una modificación para conservar el arbolado y la zona verde de la parte baja de la plaza y para mantener el itinerario de los vehículos por el lugar actual. Y dentro de ese trabajo se incluirá también la retirada de las piedras.

Fuente de Santo Domingo. XESÚS PONTE
Fuente de Santo Domingo. XESÚS PONTE

Este patrimonio está por ver dónde y cuándo se volverá a emplear, mientras que algún otro se conservará y se mantendrá en el lugar actual. Es el caso de la fuente de San Fernando. En un principio estaba previsto desplazarla y llevarla más cerca de la iglesia, pero la Asociación de Veciños Centro de Lugo peleó por mantenerla casi pegada al cuartel, donde estuvo siempre. El gobierno también se comprometió a conservar la fuente de Santo Domingo, que en el proyecto estaba previsto retirar. Los vecinos apoyaron su reivindicación ante el gobierno local con documentación que atestigua que esta plaza lleva al menos 170 años teniendo fuente, por lo que ni desde el punto de vista histórico ni ambiental consideraban apropiado retirar el surtidor de agua. Actualmente, este pasa bastante desapercibido, y no está decidido si mantendrá la ubicación, porque está pendiente la reforma del proyecto en esa parte de la plaza.

La columna del bimilenario en Santo Domingo. XESÚS PONTE

Aunque el elemento más simbólico de Santo Domingo, una plaza con edificios históricos y de valor arquitectónico, es la columna del bimilenario de la ciudad, con el águila en todo lo alto. En un principio estaba previsto moverla unos metros hacia abajo, para situarla frente a la Rúa da Raíña y que guardara simetría con la torre del reloj del Concello, pero acabó descartándose porque la obra podría afectar a la estructura del párking subterráneo, según la explicación dada.

Otras esculturas más modestas que se conservarán son la que homenajea a las enfermeras en la Praza de Ferrol —retirada provisionalmente— y el casco que recuerda a un gladiador romano. Será, pues, un centro nuevo, pero con memoria.