Casi sesenta años siendo pedáneo

Dositeo Devesa fue nombrado en 1962 como interlocutor del Concello con sus vecinos de Orbazai y solo dejó de ejercer un lustro, precisamente por un desencuentro con el regidor
Dositeo Devesa, en su parroquia. SEBAS SENANDE
photo_camera Dositeo Devesa, en su parroquia. SEBAS SENANDE

"Un pedáneo o que ten que ser é serio, falar con todos os veciños, léveste ben ou mal, e dicir as cousas como son, con respecto, pero dicilas", resume Dositeo Devesa Lorenzo, que a sus 92 años, y tras casi sesenta ejerciendo, sigue siendo el pedáneo de Orbazai. Y como él es serio y no quería decir una cosa por otra, y menos ponerle su firma, a finales de los setenta presentó su dimisión al alcalde. Su memoria es lúcida, pero prefiere no entrar en detalles.

Al margen de ese contratiempo, su experiencia como interlocutor del Concello con los vecinos y de estos con el Concello es buena. Se siente respetado en la parroquia y está orgulloso de los logros a los que ha contribuido con su labor, ya fuera como pedáneo, como delegado de la Hermandad de Labradores o como presidente de la asociación de vecinos. Entre esas mejoras señala el alquitranado de las pistas creadas con la concentración parcelaria, la recuperación para los vecinos de monte que estaba a nombre del Concello, el abastecimiento de agua o la dotación de mobiliario público. "En cada barrio hai dous bancos", señala. En este momento, una de las necesidades es el arreglo de la carretera principal, en la zona de Taboelle, y Dositeo, que aún conduce, ya está a ello.

La labor de pedáneo puede ser gratificante pero es sin duda cansada, asegura, por eso Dositeo lleva media vida intentando dejarlo, dice. Fue nombrado por primera vez en 1962, cuando un delineante al que trataba y que trabajaba en el Concello dio su nombre al alcalde, Jesús García Siso. Tras el paréntesis de finales de los setenta, volvió a ser nombrado por Vicente Quiroga en 1983, aunque solo aceptó como suplente. Así continuó hasta el primer mandato de José López Orozco, cuando se celebraron las únicas elecciones de pedáneos que hubo, a instancias de la parte nacionalista del gobierno. "Era por catro anos e aquí me tes", cuenta.

Dositeo ejerció con una lista larga de alcaldes y de concejales de zona rural y a ninguno dedica reproches ni alabanzas, al menos en público, ni siquiera a "aquel que despois se meteu en líos", afirma en alusión al exsocialista Francisco Fernández Liñares, hoy en prisión. Quizás detrás de esa ecuanimidad, o prudencia, está el secreto de su largo ejercicio. El 15 de mayo será uno de los 49 pedáneos actuales en los que el Concello personificará el homenaje que pretende rendir a esta figura.