lunes. 26.07.2021 |
El tiempo
lunes. 26.07.2021
El tiempo

En busca de una nueva fecha para el día más especial

Banquete de una boda. PIXABAY
Banquete de una boda. PIXABAY
Los negocios dedicados a la celebración de eventos y ceremonias se ven obligados a reordenar un calendario que, en su mayoría, ya estaba repleto de reservas para este 2020

La crisis sanitaria pilló por sorpresa a todo un país y, más si cabe, a los que lo tenían marcado en rojo en el calendario. Lo recordarán seguro, pero porque los planes se truncaron y ese día único está en busca de nueva fecha.

Bodas, bautizos, comuniones y eventos previstos para marzo, abril y parte de mayo quedan en el aire mientras que los hosteleros que albergan esas ceremonias miran al futuro con interrogantes.

Para el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de la Hostelería de Lugo (Apehl), Cheché Real, la vuelta a la normalidad pasa por el “turismo colaborativo”, que todo aquel que pueda lo haga en territorio nacional “ou se quede por aquí, porque se nós mesmos non nos apoiamos...”, dice. Y hace cábalas. “Este ano está perdido, a ver se isto colle ritmo para o Nadal e nos preparamos para o Xacobeo 2021”, dice, y habla de fechas en las que la hostelería, en general, deposita su confianza, a pesar de que habrá negocios “que queden no camiño”, vaticina Cheché Real, consciente de que aún queda por ver “como encendemos o motor, como se pon en marcha e como responde a xente”.

→ Más allá del sábado
El mariñano Jesús Louzao, que regenta el restaurante Louzao de Area en Viveiro, se muestra esperanzado en poder recuperar lo perdido, aunque para ello haya que esperar más días y que la reapertura sea “con tódalas garantías”.

Jesús Louzao: "É difícil reordenar o calendario, é cuestión de acordar co cliente e pensar en celebrar nun venres ou nun doming"

Para su negocio este era “un bo ano”, pero este revés le hizo mover todas las bodas que tenía programadas en estas fechas. “O día que saltou o estado de alarma, o 14, tiñamos unha e xa estaba case todo montado”, afirma, y así una tras otras en los fines de semana de marzo, abril y buena parte de mayo, explica el hostelero.

Muchas se desplazan a septiembre y octubre, pero también “hai quen as move para 2021”, reconoce al tiempo que asegura que ”é difícil” reordenar el calendario. “É cuestión de acordar cos clientes e pensar en celebrar un venres ou un domingo”, añade.

Louzao calcula que hasta junio no le dejarán abrir y, para entonces, será con limitación de aforo. Aún así, espera que se mantenga el Resurrection Fest, fechas álgidas en Viveiro junto a la Semana Santa, que ya no tiene remedio.

→ Particularidades
Desde el restaurante Torre de Núñez, Ana Núñez incide en las particularidades de las ceremonias que impedirían que se celebrasen con normalidad aún después del final del confinamiento.

Ana Núñez: "Si otros salieron de circunstancias mucho peores, creo que nosotros también podremos hacerlo"

“El ambiente que se genera en estos eventos es diferente”, dice Ana sobre la cercanía y las muestras de cariño que se dan en “un día especial en el que reúnes a toda tu gente”, y es por ello que el planteamiento del banquete cambia cuando se hace con pautas sanitarias e higiénicas tan estrictas. Añade que este “momento histórico” va a suponer un “palo durísimo” para la hostelería, la restauración y los hoteles.

Ana Núñez habla también de que hay bodas del próximo mes e incluso algunas de julio que se aplazaron, aunque confía que en mayo estarán “las cosas más claras” mientras que ahora reina la incertidumbre, sobre todo en aquellos que tienen invitados llegados de otros países.

A pesar de que la situación es “muy difícil”, hace una lectura positiva y ve “un horizonte en el que iremos mejorando poco a poco”. “Si otros salieron de circunstancias mucho peores, nosotros también”, concluye Ana Núñez al tiempo que hace un llamamiento al apoyo del negocio local y a “posponer, no anular”.

→ Condiciones
El buque insignia de las ceremonias en la comarca chairega, el restaurante Montero, corrió la misma suerte. Para su gerente, Manuel Montero, las dudas recaen sobre las condiciones en las que reabrirá sus puertas.

Manuel Montero: "De pouco serve que nos deixen abrir cun aforo de 40 persoas, como llo digo a uns noivos que teñen 150 invitados?"

“A nós de pouco nos serve que nos deixen abrir se nos poñen un aforo de 40 persoas, como lle digo a uns noivos que teñen 150 invitados que só poden traer a 40?”, se pregunta un hombre que ve esta campaña “totalmente perdida”, aunque reconoce que los meses de septiembre y octubre son los nuevos julio y agosto.

El hostelero, que lleva 29 años en el sector y que asegura que nunca vio “nada como isto”, avanza que esta crisis “é peor cá de 2008, daquela adaptábaste”, pero ahora su negocio, con todos los fines de semana completos y “varios de 2021”, está cerrado. Por eso, Montero se pregunta dónde reubicará a todos esos clientes cuya reserva, alguna de hace más de un año, quedó en el aire.

Además, habla de que las perspectivas para esta temporada “fóronse” y, en consonancia con otros colegas de profesión, apela al límite de aforo como su principal preocupación.

En busca de una nueva fecha para el día más especial
comentarios