Lunes. 19.11.2018 |
El tiempo
Lunes. 19.11.2018
El tiempo

Tratamento hormonal

La terapia hormonal sustitutiva se presenta como la solución para los casos más graves de menopausia. Su uso no presenta ningún riesgo en tratamientos de menos de 5 años

HACE NO muchos años, la mayoría de mujeres en la menopausia recibían tratamiento para evitar los síntomas asociados a la misma. Desde la publicación de los resultados del estudio americano WHI (Women Health Iniciative), se ha invertido la situación, y se ha generalizado a través de los medios de comunicación la falsa idea de que estos tratamientos presentan unos riesgos muy superiores a los beneficios, con el consiguiente miedo de las mujeres a utilizarlos, y el perjuicio para su calidad de vida. No se han tenido en cuenta datos de la población incluida en el estudio, como su edad (media 63,3 años).

Es necesario exponer de forma concreta los riesgos asociados al tratamiento: la terapia hormonal sustitutiva (THS), la más eficaz en el tratamiento de los síntomas menopáusicos, al igual que sus beneficios, para que así sea la mujer, debidamente informada, la que decida en cada caso si inicia o no un tratamiento.

Síntomas asociados a la menopausia:

los denominados sofocos; sensación de sequedad y/o quemazón vaginal, dolor con las relaciones sexuales, picor, irritación al orinar, aumento de la frecuencia urinaria. Además, bajo estado de ánimo, ansiedad, insomnio o irritabilidad; disminución del interés sexual, molestias en el área genital y pérdida de masa ósea.

También aumento de peso y cambio en la distribución de la grasa corporal: la grasa corporal aumenta proporcionalmente con la edad, y se distribuye preferentemente alrededor de la cintura. El nuevo estado hormonal contribuye a ello, pero también la edad, independientemente del estado menopáusico, es un factor determinante.

La terapia hormonal no es útil como tratamiento de estos cambios, pero tampoco se ha demostrado que sea un factor causante de aumento de peso.

Para conocer los riesgos y beneficios de la THS se realizaron grandes estudios que comparaban mujeres con terapia hormonal sustitutiva y mujeres sin tratamiento, y arrojaron los siguientes datos.

Beneficios de la terapia hormonal: corrección de los síntomas de la menopausia y disminución del riesgo de cáncer de colon.

Riesgos de la THS:

1- Cáncer de mama. No hay aumento de riesgo en tratamientos de menos de cinco años. A partir de 5 años de tratamiento, en un estudio encontraron ocho casos más de cáncer de mama por cada 10.000 mujeres y año en el grupo de mujeres con tratamiento. En otro de los grandes estudios, dos casos más por cada 1.000 mujeres tras 5 años de uso.

Este riesgo disminuye al suspender el tratamiento, y al año de suspenderlo, el riesgo se iguala al de las mujeres que nunca lo han recibido.

2.- Enfermedad coronaria (angina, infarto). Uno de los estudios no confirma que aumente el riesgo. En otro, siete casos más de enfermedad coronaria por cada 10.000 mujeres y año.

3- Trombosis venosa: tres casos más por cada 10.000 mujeres y año en un estudio, ocho casos más por cada 10.000 mujeres y año en el otro.

¿A quién tratar? ¿Cuándo se indicaría un tratamiento hormonal?

Las mujeres en general creen que la menopausia es algo que deben de pasar de forma natural, aunque su calidad de vida se vea disminuida en gran medida. Existe un gran temor a utilizar terapia hormonal, mirando incluso con desconfianza a los profesionales que la indican.

El tratamiento hormonal sustitutivo debe ser indicado a aquellas mujeres que sufren síntomas importantes. No podemos aconsejar lo mismo a una mujer que sufre sofocos frecuentes, con sudoración importante que le despierta de noche y le obliga a cambiarse frecuentemente de ropa, tiene insomnio, y se encuentra triste e irritable, que a otra que únicamente percibe algún sofoco ocasional y molestias a nivel vaginal.

Actualmente no cabe duda del beneficio de iniciar un tratamiento hormonal cuando se presentan síntomas vasomotores, molestias vaginales, o alteraciones de la esfera psicológica asociadas a la falta de hormonas (estrógenos). Tan erróneo es tratar a todas las mujeres, como no tratar a las que lo necesitan.

El objetivo de este artículo no es otro que exponer de forma concreta los riesgos asociados al tratamiento, y ayudar a aquellas mujeres que atraviesan este período de transición con gran malestar y menoscabo importante de su calidad de vida. Ofrecerles una solución a su situación y devolverles el bienestar.

[email protected]

La terapia hormonal sustitutiva se presenta como la solución para los casos más graves de menopausia. Su uso no presenta ningún riesgo en tratamientos de menos de 5 años

Tratamento hormonal
Comentarios