La Xunta incrementa en más de tres millones de euros el presupuesto para bibliotecas escolares

Es uno de los servicios mejor valorados en los centros educativos tanto por el alumnado como por el profesorado ya que funcionan como laboratorios creativos de aprendizaje que permiten el acceso a tecnologías y metodologías
Biblioteca de Xermolos. C.PÉREZ
photo_camera Biblioteca de Xermolos. C.PÉREZ

El presupuesto que la Xunta de Galicia destina a las bibliotecas escolares hasta 2025 crece en más de tres millones de euros, un incremento de más del 20%, lo que sitúa esta cantidad total alrededor de los 17 millones de euros.

Hay que destacar que la función que desempeñan las bibliotecas escolares en los centros educativos va mucho más allá del clásico espacio para la lectura. Hoy en día, las bibliotecas son de los servicios escolares más valorados tanto por alumnos como por profesorado, ya que funcionan como laboratorios creativos de aprendizaje, espacios para la exploración, la experimentación, la creatividad, el trabajo colaborativo y la construcción compartida del conocimiento.

Es decir, actúan como aceleradores de la innovación educativa, al promover prácticas pedagógicas activas y poner a disposición de toda la comunidad educativa equipamientos, recursos, servicios y oportunidades de aprendizaje individual y colectiva y donde se pueden desarrollar proyectos educativos desde una perspectiva multidisciplinar en línea con las nuevas metodologías de aprendizaje por proyectos.

El buen papel de estos espacios queda reflejado en el informe Pisa, en el que el alumnado gallego registró el tercer puesto de España en competencia lectora, con 494 puntos, 17 puntos por encima del promedio español (477 puntos) y por encima de las medias de la OCDE (487) y de la Unión Europea (489).

También en las estadísticas nacionales al respeto, con valores para la comunidad gallega superiores al promedio español en lo relativo a la variedad e intensidad de las actividades que se desarrollan en las bibliotecas de los centros educativos.

Plan LÍA de bibliotecas escolares


El Plan Lectura, Información y Aprendizaje (LÍA) de Bibliotecas Escolares es la hoja de ruta que guía las actuaciones del Gobierno gallego en esta materia hasta 2025. Se trata de la tercera fase de esta iniciativa, que empezó en 2010. Su objetivo es que Galicia continúe siendo líder en esta materia.

Basado en siete puntos de acción principales, el nuevo plan tiene entre sus líneas de acción prioritarias continuar ahondando en la conversión de estos espacios en laboratorios de aprendizaje inclusivos y compensadores de desigualdades.

Con carácter general, el plan establece como objetivos dotar a los centros educativos de bibliotecas acordes a las necesidades del siglo XXI; avanzar en la inclusión, conseguir mejoras en la comprensión, utilización y evaluación crítica de diferentes formas de información; apoyar la adquisición de las competencias clave del alumnado y contribuir a un mayor logro académico, incentivar el uso de estos espacios y fomentar la lectura.

Se refuerzan además las bibliotecas como puntos estratégicos para una ciudadanía activa y para facilitar al profesorado formación y recursos para la renovación de las prácticas educativas y la incorporación de metodologías activas. El primer punto del plan se centra en continuar renovando la red de bibliotecas escolares de Galicia, adaptándolas a las necesidades del siglo XXI, para lo que se continuará ampliando el número de centros integrados en el Plan de Mejora (Plambe, que llega ya a 798 centros), con especial atención al ámbito rural. De hecho, para los centros del rural se desarrolló una acción específica, de la que se beneficiaron 117 centros en 2021).

La biblioteca escolar es también un factor de compensación de desigualdades sociales y de lucha contra el abandono escolar -en el que Galicia tiene el dato más bajo de su historia, un 8,1-, así como un espacio para la inclusión. En este segundo punto de acción, las líneas prioritarias pasan por continuar con el desarrollo de los programas Biblioteca Inclusiva y Bibliotecas Escolares Solidarias como oportunidades para el desarrollo social y cultural del alumnado.

Además, el plan también prevé reforzar las redes de colaboración, fomentar la cooperación y el intercambio con bibliotecas públicas y otros agentes sociales con influencia en la construcción de la sociedad lectora, así como avanzar hacia un modelo que funcione como un laboratorio creativo de aprendizaje. Con esta finalidad, se impulsan espacios de excelencia en los que son protagonistas los diferentes lenguajes, la creatividad, la expresión y la comunicación.

El impulso de la competencia lectora a través de programas como los Clubs de Lectura o Radio na Biblio y el fortalecimiento de la formación del profesorado como pilar fundamental del éxito de las bibliotecas escolares gallegas son otras de las líneas de acción estratégicas de este plan. Para ello, se impulsarán las propuestas formativas e iniciativas que favorezcan el uso de los recursos y servicios de la biblioteca escolar en el desarrollo de las prácticas cotidianas de los centros educativos, así como proporcionar apoyo preferente a las metodologías activas y colaborativas.

"É unha iniciativa que inculca valores e serve para o futuro, fomenta a empatía"

Flora Grande Rodríguez y Sabela Figueira Tenreiro son las coordinadoras de las biblioteca del CEIP Plurilingüe Virxe do Carme de Sober y el IES Santiago Basanta Silva de Vilalba, respectivamente, dos de los centros educativos de la provincia que participan en esta iniciativa de la Xunta de Galicia.

Las bibliotecas escolares solidarias es un programa con varias modalidades. En Sober participan en la de voluntariado del alumnado de Primaria, y dentro de esta en las modalidades de gestión y organización de las bibliotecas y lectura. "O alumnado de quinto e sexto de Primaria, que son os voluntarios, durante os recreos e por quendas, son os encargados da biblioteca", explica Flora Grande. "É un traballo que os enriquece moito, nas biblitecas poden estar os nenos de todas as aulas xuntos e os voluntarios son os encargados de organizar os préstamos dos libros, as devolucións, de axudar aos nenos máis cativos a colocar os libros, que esté todo en orde, que non haxa desputas cando hai xogos, etc. Aínda que haxa supervisión dun mestre é un labor co que se fomentan o seu compromiso e a responsabilidade. Saben que día lles toca a garda e axúdalles a ver os problemas desde outra perspectiva e a ser eles quen resolvan os conflitos. Todos queren participar e gústalles moito", engade.

"Na modalidade de lectura encárganse de preparar actividades colectivas, para ler aos seus compañeiros en todo o centro, en distintas datas relacionadas con algunha conmemoración. Eles escollen o libro, poden empregar instrumentos musicais, títeres ou simplemente narrar. Poden vir disfrazados e organizan como queren", comenta.

Otra parte del programa de las bibliotecas escolares incluye a toda la comunidad educativa, con actividades en las que participan las familias, dinamización social, talleres conjuntos de alumnos y padres y acceso a tecnologías como equipos informáticos o impresoras 3D, entre otros.

Flora Grande y Sabela Filgueira coinciden en que con esta iniciativa "hai cativos que así teñen acceso a internet, a tablets e programas de educación audiovisual e de radio, aos que nalgúns casos non poderían acceder desde as súas casas", explican. "Sobre todo no medio rural, donde moitas veces doutro xeito sería moi dificil que chegaran a entrar en contacto con todo esto", añaden.

La valoración del programa que realizan estas dos docentes es "moi positiva", pues "permite acercar esta realidade tanto ao alumnado como á toda a comunidade educativa. É unha iniciativa que inculca valores nos nenos e nenas e lles vai a servir para o futuro", coinciden. "Axúdalles a poñerse no lugar do outro. Fomenta a empatía, a responsabilidade, o saber facer e o ter obxectivos", conclúen.

comentarios