Fallece a los 85 años Manuel Salgado Silva, párroco emérito de Lalín

Tenía 85 años y estaba hospitalizado desde hace unas semanas debido a sus problemas de corazón

 

Manuel Salgado, párroco emérito de Lalín. PATRI FIGUEIRAS
photo_camera Manuel Salgado, párroco emérito de Lalín. PATRI FIGUEIRAS

Manuel Salgado Silva, párroco de Nosa Señora das Dores de Lalín desde 1983 hasta hace un año, falleció este sábado de madrugada en el Hospital Modelo de A Coruña, víctima de una insuficiencia cardíaca. El exsacerdote, de 85 años, estaba hospitalizado desde hace unas semanas debido a sus problemas de corazón. 

La noticia de su muerte causó un hondo pesar en la capital dezana y en la comarca, donde era una persona muy querida y respetada por su labor pastoral. Nacido en el municipio coruñés de Santiso, y tras pasar por varias parroquias de la provincia de Lugo, Manuel Salgado llegó al municipio lalinense para ocuparse de las feligresías de Botos y A Xesta y ejercer como profesor de Religión en el instituto de la localidad. En 1983 fue nombrado párroco de Lalín y de las parroquias de Donramiro y Donsión, por lo que dejó de ocuparse de las de Botos y A Xesta. En 2014 hizo lo propio con Donramiro y Donsión, quedándose solo como párroco de Lalín. En 2010, fue nombrado Prelado de Honor por el papa Benedicto XVI, un título honorífico en reconocimiento a su labor.

Su capilla ardiente está instalada en la rectoral de Lalín, donde vivía

En 2017, el obispo de Lugo, Alfonso Carrasco Rouco, aceptó la renuncia de Salgado como sacerdote de la capital dezana por motivos de edad. Su cargo pasó a ocuparlo en el mes de febrero del mismo año el joven Marcos Torres, actual párroco. Coincidiendo con las pasadas fiestas patronales de Nosa Señora das Dores, en septiembre, Salgado Silva recibió un homenaje por sus años de trabajo y dedicación, al que acudió el cardenal Antonio María Rouco Varela. A pesar de su retiro, Salgado continuó colaborando con la parroquia. El pasado verano presidió las fiestas del Sagrado Corazón. 

Su capilla ardiente está instalada en la rectoral de Lalín, donde vivía. El funeral por su eterno descanso será el próximo lunes a las 16.30 horas en la iglesia de Lalín. Se espera que sea presidido por el obispo de Lugo, Alfonso Carrasco Rouco. Recibirá sepultura en el cementerio parroquial de Ponte Arcediago, de donde era natural.

comentarios