Caos en Vigo al coincidir el tirón de las luces y festivo en Portugal

Tráfico activó este viernes un dispositivo especial pero fue insuficiente ante la avalancha de coches ► El colapso en los accesos impidió a la ministra Pilar Alegría asistir a un encuentro del PSOE local
Esta imagen, con decenas de coches embotellados en el centro, se repitió en muchas calles de Vigo. EP
photo_camera Esta imagen, con decenas de coches embotellados en el centro, se repitió en muchas calles de Vigo. EP

La ciudad de Vigo sufrió este viernes el primer gran colapso circulatorio de la temporada navideña, al coincidir en viernes el día 1 de diciembre, festivo en Portugal. Curiosamente el país vecino conmemora su independencia y el fin de la unión ibérica con España en 1640, pero eso no impidió que ocurriese justamente lo contrario: que miles de ciudadanos del país vecino cruzasen la frontera atraídos por el imán de las luces.

El resultado no fue otro que colas kilométricas, párkings repletos, garajes bloqueados y una dosis importante de mal humor entre muchos vecinos y visitantes atrapados en un caos que temen que se agrave todavía más de cara al puente de la semana que viene. 

La propia Jefatura Provincial de Tráfico de Pontevedra activó este mismo viernes un dispositivo especial de vigilancia, regulación y control de tráfico en vías interurbanas para paliar las posibles complicaciones circulatorias que se puedan generan en las carreteras de acceso a Vigo debido al encendido de las luces de Navidad. Este dispositivo, que incluirá más controles y gestión de tráfico, estará activo hasta mediados del mes de enero, pero este viernes poco pudo hacer ante la avalancha de vehículos, muchos de ellos con matrícula lusa. 

Todos los accesos a la ciudad olívica registraron colapsos a lo largo de la tarde, desde la autopista AP-9 a la avenida de Madrid, según informó la Policía Local. Una situación que se agravó a medida que todo ese tráfico se iba concentrando en el centro de la ciudad, donde la circulación además está muy restringida por las luces, lo que concentra todavía más coches en menos calles. 

Según datos de medición del Centro de Gestión de Tráfico del Noroeste-Cantábrico, durante diciembre del año pasado se incrementó el tráfico un 2% en los principales accesos a la ciudad de Vigo en comparación con el año anterior, registrándose un aumento mayor, hasta el 8%, algunos domingos. En la primera gran cita de esta campaña, ese porcentaje podría ser hasta mayor. 

Cola para acceder a un céntrico párking que este viernes estaba lleno. EP
Cola para acceder a un céntrico párking que este viernes estaba lleno. EP

"Con el objetivo de dar cobertura al incremento de desplazamientos previstos, en aras a una mejora de la seguridad vial, se ha diseñado un operativo que tendrá en cuenta las especiales características de los desplazamientos efectuados y realizará una vigilancia específica respecto al cumplimiento de las normas y a la vigilancia de los principales factores de riesgo que afectan a la conducción", explica Tráfico, refiriéndose al control de alcohol y drogas, de velocidad, del uso de cinturón o del móvil. 

En todo caso, Tráfico insiste en aconsejar el uso del transporte colectivo y de los estacionamientos habilitados en Samil para quien quiera disfrutar de las luces. También indicó la importancia de programar los desplazamientos con antelación o informarse de la situación del tráfico en tiempo real en la página de la Dirección General de Tráfico (DGT). 

Como los atascos de Vigo no distinguen entre los coches oficiales y los que no lo son, la ministra de Educación, Pilar Alegría, tuvo que cancelar un encuentro programado con los socialistas de la ciudad por la imposibilidad de acceder a Vigo. Estaba previsto para las 17.45 en plena Porta do Sol, donde está el gran árbol de Navidad, así que el coche de Alegría siguió rumbo a Pontevedra para ir a Pasarón.

"La vida patas arriba durante tres meses"

Los vecinos de las zonas más turísticas de la Navidad viguesa mantienen su particular cruzada contra la celebración por todas las molestias que tienen que soportar. "Nos pone la vida patas arriba durante casi tres meses", admitía este viernes Manuel Ramos, de la Asociación de Vecinos del Centro, en Antena3. 

El inconveniente principal es el ruido de las atracciones y los villancicos, pero también se quejan de problemas de movilidad, incluso con el acceso a garajes particulares cortado. 

En todo caso, lo que más preocupa a los vecinos de la zona centro es la merma de seguridad ciudadana que genera la Navidad viguesa, al complicar la circulación de ambulancias, bomberos o Policía. "Un día normal pueden tardar 7 minutos" en llegar a cualquier punto del centro, "pero con todo esto nos han reconocido que pueden tardar hasta 29 minutos", advierten.

Comentarios