El Gobierno y la oposición chocan en la Eurocámara sobre la ley de amnistía

Mientras Bruselas estudia la norma, un centenar de diputados debaten en la UE sobre la medida de gracia, que unos ven como solución y otros como ruptura del Estado de derecho
El eurodiputado de Vox Jorge Buxadé, en la Eurocámara. RONALD WITTEK (EFE)
photo_camera El eurodiputado de Vox Jorge Buxadé, en la Eurocámara. RONALD WITTEK (EFE)

Los partidos que han apoyado la investidura de Pedro Sánchez y los que permanecerán en la oposición esta legislatura chocaron este miércoles en el Parlamento Europeo en el debate sobre la proposición de ley de amnistía, que Bruselas aún no ha terminado de analizar y sobre la que mantiene contactos con el Ejecutivo.

Y es que la propia vicepresidenta de la Eurocámara que moderó la primera parte del debate, la socialdemócrata austríaca Evelyn Regner, tuvo que pedir ante un esperable "debate animado" que se respetasen los "estándares de conducta" de la institución que todos los eurodiputados firman al comenzar la legislatura.

Esto no impidió que el eurodiputado de Vox Jorge Buxadé acabase su intervención apelando al Noviembre Nacional, el movimiento para aunar las protestas frente a las sedes del PSOE en las últimas semanas, o que Manu Pineda (IU), ya con el micrófono cerrado por pasarse de tiempo de intervención, gritara "¡No pasarán!" al bloque de la derecha.

En cualquier caso, el debate en Estrasburgo reunió en el hemiciclo a menos de un centenar de eurodiputados (de un total de 705) de los que 41 tomaron la palabra, 20 españoles y 21 de otros países de la Unión Europea.

Iniciada la sesión, el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, aseguró que el Ejecutivo comunitario avanza en su análisis del proyecto de ley que les remitió Madrid de manera "cuidadosa, independiente y objetiva".

Reydenrs añadió que Bruselas seguirá el desarrollo de la tramitación de la ley, también con vistas a preparar su próximo informe del Estado de derecho en la UE.

También advirtió de que Bruselas no concluirá su análisis hasta que el Congreso apruebe el texto final y haya concluido la etapa de enmiendas, por lo que el debate sobre esta norma tendrá que suceder primero a nivel nacional.

Antes que el comisario, intervino la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores, Ángeles Moreno Bau, quien subrayó que un debate en profundidad en ese foro "sobre un texto no aprobado y de competencia exclusivamente nacional no contribuye a mejorar la democracia europea" sino que "muestra tendencias preocupantes".

"Esta es inequívocamente una cuestión constitucional interna española que debe debatirse en el Parlamento español, toda vez, además, que el texto de la proposición ya salvaguarda expresamente las normas y los valores europeos", añadió.

Durante el debate entre los eurodiputados, los de otros países de la UE siguieron en líneas generales los argumentos de sus compañeros de filas españoles, con el Gobierno y sus aliados defendiendo que el mayor riesgo para el Estado de derecho en España es el ascenso de la extrema derecha y la oposición, encabezada por el PP, Vox y Ciudadanos, apelando a Bruselas a actuar. "Solo hay dos caminos: el fracasado de la imposición y la amenaza o el camino del diálogo, el entendimiento y la reconciliación", dijo la líder de los socialdemócratas europeos, la española Iratxe García.

Desde la oposición encabezó la protesta la eurodiputada del PP Dolors Montserrat, que denunció el "desmantelamiento del Estado de derecho en España" y pidió a Europa que escuche "el grito de millones de españoles".

Comentarios