Emoción y tensión en el quinto aniversario de los atentados en Cataluña

Decenas de independentistas interrumpieron el acto al grito de "queremos la verdad", lo que molestó a las víctimas del 17A
Jumarie Querimit Catman, madre del niño australiano que murió en el ataque terrorista del 17 de agosto de 2017 en La Rambla, recibe consuelo durante el homenaje. ALEJANDRO GARCÍA (Efe)
photo_camera Jumarie Querimit Catman, madre del niño australiano que murió en el ataque terrorista del 17 de agosto de 2017 en La Rambla, recibe consuelo durante el homenaje. ALEJANDRO GARCÍA (Efe)

Barcelona ha rendido este miércoles un emocionado homenaje a los 16 muertos y centenares de heridos el 17A, cinco años después de los atentados. Fue en un tenso acto institucional boicoteado por decenas de independentistas al grito de "queremos la verdad" sin respetar el minuto de silencio, lo que ha molestado a las víctimas.

En el acto, una ofrenda floral con claveles blancos frente al mosaico de Miró en Las Ramblas, los políticos han dado el protagonismo a las víctimas y a sus familiares, de forma que los representantes institucionales, encabezados por el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès; la presidenta del Congreso, Meritxell Batet; los ministros Miquel Iceta y Raquel Sánchez, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se han situado en segunda fila.

Autoridades durante el acto organizado con motivo del quinto aniversario de los atentados. EFE
Autoridades durante el acto organizado con motivo del quinto aniversario de los atentados. EFE

Sin embargo, antes, durante y después de la ofrenda floral, mientras sonaba de fondo El Cant dels Ocells —el oficioso himno de la paz de Pau Casals—, decenas de independentistas concentrados en los alrededores han abucheado a los representantes políticos y han gritado "queremos la verdad", "vergüenza" y "vosotros, fascistas, sois los terroristas", mientras mostraban pancartas con lemas como "Reclamamos explicaciones". La protesta ha proseguido incluso durante el minuto de silencio, roto asimismo por uno de los concentrados, que ha gritado: "España es un estado asesino, queremos la verdad, hipócritas".

Al finalizar el acto, la expresidenta del Parlament y líder de JxCAT, Laura Borràs —relegada a la cuarta fila tras ser suspendida al frente de la Cámara después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña acordase enviarla a juicio por corrupción—, se ha acercado a saludar a uno de los grupos que ha protagonizado la protesta, que la han recibido con una ovación y gritos de "presidenta, presidenta", mientras la animaban a "romper el Govern".

Varios minutos después de que el acto hubiese finalizado, y tras momentos de tensión, algunos de los familiares de las víctimas se han encarado con el hombre que ha roto a gritos el minuto de silencio, ante lo que éste y algunos de sus acompañantes han replicado: "Vinieron aquí a matar a catalanes".

Protesta junto al acto de recuerdo de las víctimas. EUROPA PRESS
Protesta junto al acto de recuerdo de las víctimas. EUROPA PRESS

El asesor de la Unidad de Atención y Valoración a Afectados por Terrorismo (Uavat), Robert Manrique, ha lamentado el boicot de estos grupos independentistas, ya que considera que "no era el lugar" y que no se deben usar estos actos "para hacer política". En declaraciones a los periodistas, Manrique ha asegurado que a muchas víctimas y a sus familiares les ha "afectado" y les ha hecho "mucho daño" que "no se respetara ni el minuto de silencio".

"Yo rogaría que, independientemente de las ideas de cada uno, ya que todo el mundo puede pensar lo que quiera, a la próxima, si hacemos otro acto, tengan en mente y piensen en las víctimas y no en lanzar mensajes políticos. Se puede decir lo que se quiera pero hay momentos y momentos", ha indicado Manrique.

Algunas de las víctimas presentes en el acto también han denunciado una vez más el abandono institucional y han lamentado que por el momento solo un tercio de los afectados que han sido reconocidos como tales por la sentencia judicial de la Audiencia Nacional han sido indemnizados.

comentarios